La tarcoteca

by Pablo Heraklio, PHkl/tctca. Contact at Tarcoteca@riseup.net

lunes, 27 de junio de 2022

Estrategia Occidental ante la Era del Descenso: Competencia hasta forzar la Catástrofe Global

Polucion sobre Madrid

El retorno a las energías convencinales no es solo una necesidad coyuntural, es una estrategia 'híbrida' de confrontación para sacar del mercado mundial a tantos rivales como puedan. 


Desarrollo


En 1952 la Curva de Hubbert anunciaba el fin la existencia de un pico productivo de hidrocarburos, después del cuál solo podrían disminuir progresivamente.
En 1985 se descubre el agujero de la capa de ozono creando la conciencia sobre los límites del planeta.
En 1988 el IPCC da los primeros resultados sobre el calentamiento global y cambio climático.
En 2015 se propone la agenda 2030 de la ONU de desarrollo sostenible mundial.
Entre 2015 y 2018 se produce el pico de petróleo, el punto de máxima producción. Se inicia la Era del Descenso.
En 2019 EEUU propone el Green New Deal con adaptaciones extensivas a la nueva situación energética y ambiental. Europa responde con el FF55.
En 2019 comienzan los problemas nacionales de cortes de suministro, en concreto en Líbano y Ecuador. Algunos países ya han pasado de ser exportadores a importadores netos de hidrocarburos.
En 2021, después de la Pandemia covid19, se produce una ruptura de la cadena de suministros, que coincide con el inicio del multipolarismo en la Era del Descenso. La COP26 fracasa en sus intentos de armonización mundiales de las medidas ecológicas que deberían racionalizar el consumo de energía y producción de CO2. Las economías mundiales viran al Carbón y Gas Natural sin renunciar a los petroderivados en declive.
En 2022 se produce la Guerra de Ucrania, la cual marca el fin del régimen mundial unipolar norteamericano por el régimen multipolar y es el primer conflicto militar del Descenso. Se entorpece aún más el suministro de hidrocarburos a los países hiperdependientes accidentales. Como respuesta EEUU pone en marcha el Drill New Deal, con una vuelta a los combustibles convencionales (hidrocarburos, nuclear, carbón), incluido el nuclear; el resto de países le siguen.

Discusión: Occidente se transforma en Accidente


Accidente no podrá recuperarse, y continuará con su déficit de hidrocarburos al actuar tres factores concomitantes: 
-Disminución global de la producción de hidrocarburos, 
-Aumento de competencia mundial con mercados emergentes (escasez relativa) y 
-Ruptura de cadena de suministros (multipolarismo).

Estos tres hechos solo pueden aumentar la inflación global, con especial incidencia en los países consumidores de hidrocarburos, EEUU y la UE. Éstos, intentarán acaparar los mercados mundiales para compensar su escasez relativa, pero es imposible contener el efecto de la inflación, ya que es imposible aumentar la producción global, o recomponer las cadenas de suministros; rotas por el multipolarismo. 

Esta inflación tarde o temprano se mostrará como deflación, al expulsar consumidores del mercado y reajustar los precios. Será cuando se produzca el momento Minsky global como ya ocurrió en 2010 y la Gran Volatilización de capitales.

La única salida es la competencia mundial. Por ejemplo, La UE y UK solicitan más suministro de carbón a Sudáfrica, comprandolo a un precio ostensiblemente mayor que otros compradores, acaparándolo, y aumentando los precios para la propia Sudáfrica. Es decir, evitando su propio desarrollo y afectando a su población. Esta práctica de acaparación es la que van a realizar los países colonialistas en los próximos meses en todo el planeta, que fue lo que vimos durante la Pandemia con la acaparación de vacunas y materiales sanitarios.

Los media de accidente reclaman una vuelta a la energía nuclear y la califican como limpia. Esta afirmación no es una simple mentira, es pura maldad humana. El combustible nuclear también ha pasado su pico productivo sobre 2015-2016. Esta vuelta a lo nuclear no se producirá salvo excepciones contadas, ya que se está produciendo un rearme nuclear global que está vaciando los depósitos de combustible. Recordar que el auge de las nucleares coincidió con el desmantelamiento de los programas norteamericano y ruso en los años 1980s, 1990s.

La clave de este plan, como el juego de las sillas, no es evitar daños, sino quedarse con lo poco que quede. Los países accidentales han asumido que van a sufrir, pero que si lo hacen en menor medida que sus competidores, lograrán mantener su hegemonía.

No son los políticos los que no quieren asumir el reto de la Transición Ecológica. Prácticamente todos son conscientes de que en el escenario actual de insatisfacción y problemas creados por las múltiples crisis irresueltas lo más probable es que su mandato concluya sin posibilidades de renovación. Lo mismo piensan sus sucesores; mantenerse y ya. Por lo que su perspectiva es lo suficientemente corta como para que no les preocupe en demasía su reelección, por eso su último mandato suele ser el más audaz. El problema real son esas empresas trasnacionales, los oligarcas que en el fondo son los que financian sus carreras, las que no quieren realizar la transición, porque saben que, a pesar de ganar poder o cuota de mercado, el balance neto es negativo; acabarán perdiendo beneficios.

La adopción sin fin de Medidas de Emergencia indica una visión estratégica fatalista e impositiva del Gobierno y la Política, en el que se evita la solución a los problemas por el debate, el consenso y la planificación. Es una forma de evitar la Democracia ("There is no alternative" M.Teacher). Es una imposición corporativa a los políticos subvencionados por las empresas. Es obvio que los intereses geopolíticos son muy distintos de los intereses empresariales, por mucho que estos afecten a un país. Estas medidas lo que hacen es sustituir los Interesas Nacionales y Estratégicos por Intereses Corporativos/oligárquicos. Es por eso que podemos ver cómo la OTAN, un ejército multinacional pertrechado por las grandes corporaciones anglosajonas mundiales, es capaz de afectar negativamente a todos y cada uno de los países que lo nutren. Simplemente son intereses distintos.

La adopción sin fin de Medidas de Emergencia es una desventaja competitiva, como hemos podido comprobar en los casos de Rusia, China, Venezuela o Iran, en que los planes nacionalesy estratégicos les han proporcionado ventajas competitivas a largo plazo y posicionamientos que finalmente han roto el unipolarismo. Rusia inició sus planes de desconexión y autonomía alrededor de 2001. China planea sus inversiones a 5 años vista con perspectiva de décadas y un nuevo eje civilizatorio, la Nueva Ruta de la Seda  BRI 2013. Venezuela firma pactos con Iran de 20 años de duración.


Conclusión: Competencia hasta el Shock


Las 'políticas verdes' han sido desechadas como indican los propios países. Se imponen las políticas sucias. Los países Accidentales han decidido competir por los menguantes recursos circulantes en el mercado mundial acaparándolos y consumiendolos lo más rápidamente posible para intentar forzar al resto del planeta a asumir tales políticas in extremis. Una verdadera debacle que solo una mente enferma puede orquestar.

Las medidas ecológicas no se adoptarán hasta que no sea totalmente necesario, lo cuál implica una serie de catástrofes constantes con Estados de Emergencia Energética que desplegarán las medidas ecológicas manu militari. El primer ejemplo es Sri Lanka 2022 y el corte de suministro de Diesel. Estas intervenciones de rescate serán provistas por las grandes empresas, que serán las más favorecidas.

Habida cuenta del modus operandi exibido por tales países tanto durante la Gran Recesión, como ante la Pandemia o la Guerra de Ucrania, la conclusión no puede ser otra que esperarán ha que se produzca una Catástrofe que haga el cambio de sistema inevitable, adoptando una batería de Medidas de Emergencia que refuercen el status quo, al más puro estilo marcado por la Doctrina del Shock.

Salud! PHkl/tctca
____________

Para Saber más

sábado, 25 de junio de 2022

Enemigos del Pueblo: Las 50 empresas Extranjeras de la OTAN que Arruinan España. La Guerra en Casa

Quien crea que la guerra acaba recuperando la soberanía debería tener en cuenta quién hace la guerra y quién la paga. Tenemos entre manos un gran problema: los mismos que mantienen la guerra son los que mantienen las soberanías nacionales. 


Ejemplo es el de España: Grandes entidades Financieras, Aseguradoras, Grupos empresariales, Industrias militares, y alianzas militares están por lo menos participadas en un 57% de su capital por participación extrangera. Los fondos extranjeros, trasnacionales, son los Amos del IBEX35, el pilar sobre el que orbita el estatus establecido en el país.

Enemigos del Pueblo: Las 50+ empresas Colaboradoras con La OTAN que Arruinan España
Es decir, si en España gobierna el IBEX35, y este es propiedad por las empresas Trasnacionales, ¿Aquien puede pensar por un momento en que España disminuya su apoyo a al fascismo ucraniano?

La Guerra en Casa


Si en 2016 el porcentaje de participación extranjera en la composición accionarial era del 43,1%, en 2021 este había aumentado hasta el 57%. Esto tiene importantes implicaciones por dos razones, porque muestra que España carece de capital, que este no se revaloriza y se devalúa, y que son los capitales extranjeros los que actualmente apoyan el regimen político vigente. 

Esta pugna entre soberanismo y globalismo, y no otra, es la que se está dando ahora mismo en Ucrania.

Venimos avisando de que si la burguesía nacional es desplazada por la internacional, la misma estructura del estado se destruirá cuando dejen de apoyar a las viejas oligarquías cohesionadas entorno al Rey. Nada más fácil para las oligarquías trasnacionales que hacerse con el mercado y el beneficio eliminando al rey. Como esta tendencias va a continuar, id preparando las piedras de afilar guillotinas; nuestro momento está llegando.

Aquí listado de entidades colaboradoras con la industria militar destacados sus pricipales Propietarios impulsores de la Guerra en Ucrania. Felipe, entra, que sales.

Listado

Para que alucinéis vamos a marcar las compañías financiadas con capital soberano:

• Entidades financieras:
-BBVA - Blackrock
-Banco Santander
-Citibank - EEUU
-Deutsche Bank - Blackrock
-ING 
 son los principales financiadores de armas con un total de finaciación de 11.969 millones € en el sector armamentístico registrado solo entre 2014 y 2019.

-Banca March
-Banco popular
-Banco Sabadell - Norges Bank, Blackrock
-Bankinter - Blackrock
-Caixabank - Blackrock
son entidades financieras que también invierten en la industria armamentística pero en cuantías menores.

• Aseguradoras:
Las empresas aseguradoras no solo protegen los intereses de las entidades financieras si no que además en el estado Español operan con un importante volumen de financiación a empresas armamentísticas.
Concretamente se trata de 26 aseguradoras:
-Abanca Vida
-Adeslas
-Aegon
-AIG - Qatar
-Allianz - Francia
-Assicurazioni Generali -Italia
-AXA
-BanSabadell Seguros y Vida - Norges Bank, Blackrock
-BBVA Seguros - Blackrock
-CHUBB - Suiza
-Cigna Life - EEUU
-Helvetia - Suiza
-IberCaja Vida
-Intensa SanPaolo Life - Italia
-Lagun Aro
-Liberty Seguros
-Línea Directa - Blackrock
-Mapfre (a través de Bankia)
-March Vida 
-Mediolanum International Life Limited
-MetLife
-Mútua Madrileña - Fascistas españoles
-NP Paribas Cardif Assurance - Francia
-Santander Seguros - Blackrock
-Seguros RGA
-VidaCaixa y SegurCaixa - Blackrock
-Zurich - Suiza

Todas ellas acumulan directamente o a través de los bancos a los que pertenecen 29.767 millones de € en financiación de armas.

• Grupos empresariales:
>La industria militar es un motor para el negocio tecnológico es por ello que desde INDRA hasta FCC podemos encontrar varios grupos empresariales que colaboran con el desarrollo de tecnología aplicada a la industria militar. Las fuerzas armadas españolas requieren cada vez de sistemas de comunicación, software de simulación, drones equipo de seguridad de datos… además de cuerpos de bombas de aviación, fragatas, repuestos para re abastecimiento de vuelo, proyectiles de artillería etc. 

En 2018 parte del presupuesto Estatal y de Indra fue a las siguientes empresas:

-ACS, FCC, ABENGOA INNOVACIÓN E INFORMÁTICA EL CORTE INGLÉS: 
>Abengoa colabora con su innovación en tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible. 
>El corte inglés proporciona a nivel informático de sistemas C4ISIR para el despliegue de fuerzas de operaciones de campo y de sistemas para la obtención de datos y la división de empresa El Corte Inglés proporciona vestuario, equipamiento y logística de campaña. 
>En concreto FCC provee al sector de sistemas de planeamiento de misiones aérea, ingeniería informática etc.

• Empresas desarrolladoras de elementos de la industria militar:
Algunas de las empresas que reciben las financiaciones de bancos y aseguradoras para el desarrollo de armas o para la investigación e innovación en la industria armamentística son:
- Airbus - UE
 -Boeing: aeronaves militares - EEUU
- Maxam: desarrollo de explosivos - EEUU
- Navantia: desarrollo de buques
- Finmeccanica: aeroespacial - Italia

• Alianzas empresariales en el Estado Español:
Empresas importantes del sector de la industria militar como EADS a su vez son dueñas del accionariado de medianas empresas o tejen alianzas con otras empresas para poder copar el mercado. Estas empresas son:
-Abance
-Azcue pumps
-Ctingenieros
-Cobra
-Degasa
-Ghenova ingeniería
-gmv
-Iberdrola
-INDRA - Blackrock
-Ingeteam
-Sainsel
-SENER
-Tragsa
-Tensa
-Windar

Resultado: España en manos extranjeras

Si compañeras, ni uno solo. 


No a la Guerra, Guerra de Clases!


Salud! PHkl/tctca
Gracias al Ateneo Libertario de Carabanchel por proporcionarnos los datos
____________

Para Saber Más

miércoles, 22 de junio de 2022

Mapeando el Imperialismo Estadounidense: Superopresores y la Universidad de Harvard

Traducción tarcoteca - Mapping US Imperialism 3.6.2022 por mapliberation.org

“La mayor amenaza que se cierne sobre nuestro planeta, las pretensiones hegemónicas del Imperio Americano, están poniendo en riesgo la supervivencia misma de la especie humana. Continuamos advirtiéndoles sobre este peligro y hacemos un llamado a la gente de los Estados Unidos y del mundo para que detengan esta amenaza, que es como una espada que cuelga sobre nuestras cabezas”. -Hugo Chavez

“El ejército de los Estados Unidos es posiblemente la mayor fuerza de devastación ecológica que el mundo haya conocido jamás”. –Xoài Pham

“Cada generación debe, a partir de una relativa oscuridad, descubrir su misión y cumplirla o traicionarla”. –Frantz Fanón

El imperialismo estadounidense es la mayor amenaza para la vida en el planeta, una fuerza de devastación y desastre ecológico que afecta no solo a los seres humanos, sino también a nuestros parientes no humanos.

¿Cómo podemos organizarnos para desmantelar la vasta y complicada red del imperialismo estadounidense, que incluye la guerra y el militarismo de EEUU, la intervención de la CIA, las corporaciones de armas/tecnología/vigilancia de EEUU, el apoyo político y económico a las dictaduras, las juntas militares, los escuadrones de la muerte y las fuerzas policiales globales entrenadas por los EEUU favorables a los intereses geopolíticos de EEUU, las sanciones impuestas por EEUU,  las llamadas “intervenciones humanitarias”, las organizaciones de base genéticamente modificadas, la manipulación de las protestas espontáneas por parte de los medios corporativos y el patrocinio corporativo estadounidense de la represión política y el cambio de régimen favorable a los intereses corporativos de EEUU?


500 años de Genocidios


Este artículo trata sobre el imperialismo estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial. Es fundamental reconocer que el imperialismo estadounidense emana tanto ideológica como materialmente del crimen del colonialismo en este continente que ha matado a más de 100 millones de indígenas y aproximadamente 150 millones de africanos en los últimos 500 años.

El Imperio Americano

El número exacto de muertos por el imperialismo estadounidense es asombroso e imposible de saber. Lo que sí sabemos es que, desde la Segunda Guerra Mundial, el imperialismo estadounidense ha matado al menos a 36 millones de personas en todo el mundo en:
Japón, Corea, Vietnam, Camboya, Laos, Indonesia, Irak, Afganistán, Siria, Yemen, Congo, Chile, El Salvador, Guatemala, Colombia, Haití, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Nicaragua, Chad, Libia, Timor Oriental , Granada, Honduras, Irán, Pakistán, Panamá, Filipinas, Sudán, Grecia, Yugoslavia, Bosnia, Croacia, Kosovo, Somalia, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Palestina (ver Apéndice).

Esta lista no incluye otros aspectos de la agresión imperialista de EEUU que han tenido un impacto devastador y duradero en comunidades de todo el mundo, incluida 
-la tortura, 
-el encarcelamiento, 
-la violación y 
-la devastación ecológica provocada por el ejército de EEUU a través de bombas atómicas, 
-desechos tóxicos y vertidos de aguas residuales no tratadas por más de 750 bases militares en más de 80 países

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos consume más petróleo que cualquier institución del mundo. Solo en el año 2017, el ejército de EEUU emitió 59 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera, una huella de carbono mayor que la de la mayoría de las naciones del mundo. Esta lista tampoco incluye el impacto del consumo de combustibles fósiles de los EEUU y la extracción, el fracking, la agroindustria, la minería y los monocultivos de combustibles fósiles corporativos de los EEUU, todos los cuales son parte integral de la economía extractiva del imperialismo estadounidense.

Hegemonía del dólar

Un mecanismo central del imperialismo estadounidense es la “hegemonía del dólar”, que obliga a los países de todo el mundo a realizar el comercio internacional en dólares estadounidenses. Los dólares estadounidenses están respaldados por bonos estadounidenses (en lugar de oro o acciones industriales), lo que significa que un país solo puede cambiar un pagaré estadounidense por otro [esquema Ponzi]. Cuando EEUU ofrece ayuda militar a naciones amigas, esta ayuda vuelve a las corporaciones armamentísticas de EEUU y regresa a los bancos de EEUU. Además, los dólares estadounidenses también están respaldados por las bombas estadounidenses: cualquier nación que amenace con nacionalizar los recursos o abandonar el dólar (es decir, Irak o Libia) está amenazada de invasión militar y/o golpe respaldado por Estados Unidos.

El imperialismo estadounidense también se ha construido a través de instituciones de "poder blando" como:
USAID [promoción de ONGs]
Fondo Monetario Internacional (FMI)
National Endowment for Democracy (NED) [promoción de partidos políticos]
Banco Mundial
Organización Mundial del Comercio (OMC) y 
Organización de los Estados Americanos (OEA)

Estos organismos nominalmente internacionales son prácticamente unilaterales en su subordinación a los intereses del estado estadounidense y las corporaciones estadounidenses.

USAID

En las décadas de 1950 y 1960, USAID (y sus organizaciones precursoras) condicionó la “ayuda para el desarrollo” a los países asiáticos, africanos y sudamericanos a la formalización legal de las relaciones de propiedad capitalista de esos países y la reorganización de sus economías en torno a la deuda de propiedad de la vivienda. El objetivo era cercar la tierra indígena y la tierra compartida a través de sistemas económicos alternativos, como un método para “combatir el comunismo con la propiedad de la vivienda” y crear dependencia y aceptación de la hegemonía capitalista estadounidense (Nancy Kwak, "A World of Homeowners" pdf). 

Con el fin de mantener el acceso a los flujos de recursos que se necesitan desesperadamente (por ejemplo, los "préstamos" del FMI), los gobiernos del Sur Global se ven obligados a aceptar la extracción de recursos por parte de los EEUU mientras que al mismo tiempo niegan a su propio pueblo políticas apoyadas popularmente como la reforma agraria, la diversificación económica y la soberanía alimentaria.

También es importante tener en cuenta que las naciones del Sur Global nunca han recibido reparaciones o compensación por los recursos que les han sido robados; esto hace que la idea de "préstamos" por parte de las instituciones monetarias globales sea aún más escandalosa.

Estados Unidos también utiliza la USAID y otros organismos internacionales que funcionan de manera similar para reprimir y socavar la lucha antiimperialista dentro de países "amigos". A partir de la década de 1960, USAID financió programas de capacitación policial en todo el mundo bajo un modelo de contrainsurgencia, capacitando a la policía extranjera como “primera línea de defensa contra la subversión y la insurgencia”.

Estos programas de capacitación policial financiados por USAID involucraron vigilancia y la creación de bases de datos biométricas para mapear poblaciones enteras, así como programas de encarcelamiento masivo, tortura y asesinato. 

Después de experimentar con estos métodos en otros países, los departamentos de policía de EEUU integraron muchos de ellos en la policía de EEUU, especialmente la vigilancia de las comunidades BIPOC aquí (consulte nuestra entrada sobre el Departamento de Policía de Boston). Al mismo tiempo, EEUU utiliza la USAID y otros organismos de financiación del poder blando para socavar los movimientos revolucionarios, anticoloniales, antiimperialistas y anticapitalistas mediante la financiación de alternativas reformistas "seguras", incluida una red global llamada American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations AFL-CIO administrada “centros de capacitación” destinados a fomentar una cultura sindical burocrática similar a la de los EEUU, que mantiene la organización laboral leal al capitalismo y al dominio global de los EEUU (ver artículos sobre la AFL-CIO y el Programa Sindical de Harvard).

El imperialismo estadounidense fomenta intencionalmente las divisiones entre diferentes pueblos y naciones, ofreciendo recompensas (relativas) a aquellos que eligen cooperar con los dictados estadounidenses (por ejemplo, Arabia Saudita, Israel y Colombia), mientras castiga brutalmente a quienes no lo hacen (por ejemplo, Líbano, Siria, Irán, Cuba, Nicaragua y Venezuela). De esta manera, el imperialismo estadounidense crea condiciones materiales en las que los pueblos y los gobiernos enfrentan una elección
1. adaptarse a los intereses del imperio estadounidense y permitir que los EEUU exploten la tierra y los recursos soberanos de su nación de manera que enriquezcan a Occidente; o, 
2. intentar usar su tierra y sus recursos soberanos para satisfacer las necesidades de su propia gente pero sufriendo la brutalidad de la violencia militar y económica de EEUU.

La Facultad Kennedy de Harvard: campo de entrenamiento para el Imperio Estadounidense y el Estado de Seguridad


El Mapping Project se propuso mapear a los actores imperialistas estadounidenses locales (involucrados en el apoyo tanto material como ideológico al imperialismo estadounidense) en la tierra de Massachusett, Pawtucket, Naumkeag y otras naciones tribales (Boston, Cambridge y áreas circundantes) y analizar cómo estas instituciones interactuaron con otras instituciones opresivas locales y globales que están impulsando la colonización de las tierras indígenas aquí y en todo el mundo, el desplazamiento local, limpieza étnica, “gentrificación”, la vigilancia policial y el imperialismo sionista.

Una mirada a una sola institución local de nuestro mapa, la Facultad de Gobierno Kennedy de Harvard HKS, demuestra el nivel de cooperación ideológica y material requerida para que funcione la maquinaria del imperialismo estadounidense. (Toda la información que se describe a continuación se tomó de las entradas y enlaces de The Mapping Project con respecto a la Harvard Kennedy School of Government HKS. Consulte este enlace para obtener material de origen con hipervínculos).

La Escuel de Gobierno Kennedy de Harvard y sus precursores históricos han acogido a algunos de los criminales de guerra y arquitectos del imperio más infames: Henry Kissinger, Samuel Huntington, Susan Rice (becaria de la HKS), Madeleine Albright, James Baker, Hillary Clinton, Colin Powell, Condoleeza Rice y Larry Summers. HKS también recibe actualmente a Ricardo Hausmann, fundador y director del 'Laboratorio de Crecimiento de Harvard', el laboratorio académico del golpe de estado a Venezuela respaldado por Estados Unidos.

En 'Cómo gobierna Harvard' ["How Harvard Rules" pdf, 1989], John Trumpbour documenta el papel central que desempeñó Harvard en el establecimiento del complejo académico-militar-industrial de la Guerra Fría y el imperialismo estadounidense posterior a la Segunda Guerra Mundial (How Harvard Rules, 51). 

Trumpbour destaca el papel de la Facultad Kennedy de Harvard bajo la dirección del decano Graham Allison (1977-1989), en particular, relatando que Grahan Allison dirigió un programa de educación ejecutiva para funcionarios del Pentágono en la Kennedy de Harvard (HHR 68). El apoyo de la Escuela Kennedy de Harvard al ejército estadounidense y al imperio estadounidense continúa hasta el día de hoy. 

La HKS afirma en su sitio web:
<La Facultad Kennedy de Harvard, debido a su misión de capacitar a líderes públicos y su profunda experiencia en el estudio de la defensa y la seguridad internacional, siempre ha tenido una relación particularmente sólida con las Fuerzas Armadas de EEUU. Esta relación es mutuamente beneficiosa. La Escuela ha brindado su experiencia a las ramas del ejército de los EEUU y ha brindado acceso al personal militar (en activo y veteranos) a la educación y capacitación de Harvard.>

La misma página web señala además que después de la eliminación del ROTC (Reserve Officers Training Corps, Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva) de la Facultad Kennedy de Harvard en 1969, “bajo el liderazgo del presidente de Harvard, Drew Faust, el programa ROTC se restableció en 2011, y la relación entre la Escuela Kennedy con el ejército continúa creciendo más robusto cada año.”

Belfer Center

En particular, el Centro Belfer para la Ciencia y los Asuntos Internacionales de la Escuela Kennedy de Harvard brinda un amplio apoyo al ejército estadounidense y a los objetivos del Imperio. El Centro Belfer está codirigido por el exsecretario de Defensa de los EEUU Ashton Carter (un halcón de guerra que ha abogado por una invasión de Corea del Norte por parte de EEUU y refuerzos militares de los EEUU contra Rusia e Irán) y el exjefe de personal del Pentágono, Eric Rosenbach

Los programas dentro del HKS Belfer Center incluyen el "Programa de inteligencia" del Centro, que se jacta de que "familiariza a los estudiantes y becarios con la comunidad de inteligencia, y sus fortalezas y debilidades, para la formulación de políticas", señalando además, "Discusiones con profesionales de inteligencia activos y retirados, académicos de historia de inteligencia, derecho y otras disciplinas, ayudan a los estudiantes y becarios a prepararse para utilizar mejor la información disponible a través de las agencias de inteligencia”. 

Junto con el Programa de Inteligencia de HKS Belfer, se encuentra la "Beca de la Fundación Recanati-Kaplan" del Centro Belfer. El Centro Belfer afirma que, bajo la dirección de los codirectores del Centro Belfer, Ashton Carter y Eric Rosenbach, la Beca de la Fundación Recanati-Kaplan “educa a la próxima generación de líderes intelectuales en inteligencia nacional e internacional”.

Como se señaló anteriormente, la Escuela Kennedy de Harvard sirve como un campo de entrenamiento institucional para los futuros servidores del imperio de los EEUU y el Estado de Seguridad Nazional de los EEUU.

HKS también mantiene una estrecha relación con la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Según lo informado por Inside Higher Ed en su revisión de 2017 de Spy Schools por Daniel Golden:
<[La Escuela Kennedy de Harvard] actualmente permite que la agencia [la CIA] envíe oficiales al programa a mitad de carrera en la Facultad de Gobierno Kennedy mientras continúa actuando encubierto, con el conocimiento de la escuela. Cuando los oficiales se postulan, a menudo con credenciales falsificadas que son parte de su cobertura de la CIA, la universidad no sabe que son agentes de la CIA, pero una vez que ingresan, escribe Golden, Harvard les permite decirle a la universidad que son encubiertos. Sin embargo, sus estudiantes, a menudo actores de alto perfil o que pronto lo serán en el mundo de la diplomacia internacional, son mantenidos a oscuras.>

Kenneth Moskow es uno más de una larga lista de oficiales de la CIA que se inscribieron de manera encubierta en la Facultad Kennedy, generalmente con el conocimiento y aprobación de Harvard, obteniendo acceso directo a los recién llegados de todo el mundo”, escribe Golden. “Durante 4 décadas, la CIA y Harvard han ocultado esta práctica, lo que plantea preguntas más amplias sobre los límites académicos, la integridad de las discusiones en clase y las interacciones de los estudiantes, y si una universidad estadounidense tiene la responsabilidad de acomodar a la inteligencia estadounidense”.

Universidades de Guerra

Además de la CIA, HKS tiene relaciones directas con el FBI, el Pentágono, el Departamento de Seguridad Nacional, NERAC y numerosas ramas de las Fuerzas Armadas de EEUU:
-Chris Combs, alto cargo del Programa de 'Liderazgo en Crisis' de HKS, ha ocupado numerosos cargos dentro del FBI;
-Jeffrey A. Tricoli, quien se desempeña como Jefe de Sección de la División Cibernética del FBI desde diciembre de 2016 (antes de lo cual ocupó varios otros cargos dentro del FBI) ​​fue un orador principal en "múltiples sesiones" del programa de Educación Ejecutiva de Seguridad Cibernética de HKS;
-Jeff Fields, miembro tanto del Proyecto Cibernético como del Proyecto de Inteligencia del Centro Belfer de HKS, actualmente opera como Agente Especial Supervisor dentro de la División de Seguridad Nacional del FBI;
-HKS recibió al exdirector del FBI James Comey para una conversación con el codirector del HKS Belfer Center (y exjefe de gabinete del Pentágono) Eric Rosenbach en 2020;
-Los registros de gastos del gobierno muestran pagos anuales de matrícula del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS) para el personal de Seguridad Nacional que asiste a seminarios especiales de HKS sobre Seguridad Nacional bajo el Programa de Liderazgo en Crisis de HKS;
-Las actas de la reunión del Consejo Asesor Regional de Seguridad Nacional del Noreste de febrero de 2022 enumeran a "Edward Chao: Analista, Harvard Kennedy School" como "Miembro del Consejo" de NERAC; y
-Harvard Kennedy School y la Fuerza Aérea de EEUU han creado múltiples becas destinadas a reclutar miembros del servicio de la Fuerza Aérea de EEUU para obtener títulos de la HKS. La beca CSAF Scholars Master Fellowship de la Fuerza Aérea, por ejemplo, tiene como objetivo "preparar a profesionales experimentados a media de carrera para regresar a la Fuerza Aérea listos para asumir posiciones de liderazgo significativas en un entorno cada vez más complejo". En 2016, el decano de la Escuela Kennedy de Harvard, Doug Elmendorf, dio la bienvenida a la Secretaria de la Fuerza Aérea, Deborah Lee James, a la Escuela Kennedy de Harvard, en un discurso en el que Elmendorf destacó su satisfacción de que el programa ROTC, incluido el ROTC de la Fuerza Aérea, se hubiera restablecido en Harvard (el ROTC había sido eliminado del campus después de las protestas masivas de profesores en 1969).



La Facultad Kennedy de Harvard y la economía de guerra

El apoyo directo de HKS al imperialismo estadounidense no se limita al apoyo ideológico y educativo. Está profundamente imbricado en la economía de guerra impulsada por los intereses de la industria armamentística estadounidense.

Lockheed Martin, Raytheon, Boeing, L3 Harris, General Dynamics y Northrup Grumman son corporaciones globales que suministran al gobierno de los Estados Unidos armamento militar a gran escala y tecnologías de guerra y vigilancia. Todas estas empresas tienen líderes corporativos que son ex alumnos de la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard (HKS), que actualmente contribuyen a HKS como ponentes/profesores, y/o que han ocupado puestos de liderazgo en el gobierno federal de EEUU.

Lockheed Martin Vicepresidente de Desarrollo de Negocios Corporativos Leo Mackay fue alumno de la Escuela Kennedy de Harvard (MPP '91), fue becario del Programa de Seguridad Internacional del Centro HKS Belfer (1991-92) y trabajó como "asistente militar" del entonces Asistente de EEUU, Ashton Carter, secretario de Defensa para Política de Seguridad Internacional, quien pronto se convertiría en codirector del Centro Belfer de la Escuela Kennedy de Harvard. Después de este período en el Pentágono, Mackay aterrizó en la industria armamentística de EEUU en Lockheed Martin.

El vicepresidente de Lockheed Martin, Marcel Lettre, fue alumno de la HKS y, antes de unirse a Lockheed Martin, Lettre pasó ocho años en el Departamento de Defensa(DoD). El Departamento de Defensa ha repartido la friolera de 540.820 millones $ hasta la fecha en contratos con Lockheed Martin para el suministro de productos y servicios al ejército, la marina, la fuerza aérea y otras ramas de las fuerzas armadas de EEUU.

Jeh Johnson, miembro de la junta directiva de Lockheed Martin, fue conferenciante en la Escuela Kennedy de Harvard y es exsecretario del Departamento de Seguridad Nacional. 

(Retirado) El general Joseph F. Dunford es actualmente miembro de 2 comités de la junta directiva de Lockheed Martin y miembro directivo del Centro Belfer de la HKS. Dunford fue un líder militar estadounidense que trabajó como presidente del Estado Mayor Conjunto y comandante de todas las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán. Dunford también forma parte de la junta directiva del Atlantic Council, una organización accesoria de la OTAN y del estado de seguridad de EEUU que promueve groseramente los intereses del imperio de EEUU. 

Las trayectorias profesionales respectivas de Mackay, Lettre, Johnson y Dunford brindan una ilustración emblemática de la grotesca puerta giratoria que existe entre las instituciones de producción de conocimiento de la élite como la Escuela Kennedy de Harvard, el Estado de Seguridad de EEUU (que introduce a su gente con esas instituciones de élite y viceversa), y la industria armamentista de EEUU (que busca negocios con el Estado de Seguridad de EEUU).

Fenómenos similares de puertas giratorias son notables entre la Harvard Kennedy School y Raytheon, Boeing y Northrup Grumman.

La profesora de HKS, Meghan O'Sullivan, actualmente forma parte de la junta directiva del fabricante de armas Raytheon, con sede en Massachusetts. O'Sullivan también está profundamente involucrada en el Estado de Seguridad de Estados Unidos, actualmente forma parte de la Junta Directiva del Consejo de Relaciones Exteriores y ha trabajado como "asistente especial" del presidente George W. Bush (2004-07) donde fue "Comisaria  de la Asesoría de Seguridad Nacional para Irak y Afganistán”, ayudando a supervisar las invasiones y ocupaciones estadounidenses de estas naciones durante la llamada “Guerra contra el terrorismo”. O'Sullivan ha intentado abiertamente aprovechar su posición en la Facultad Kennedy de Harvard para canalizar dólares estatales hacia Raytheon: en abril de 2021, O'Sullivan escribió un artículo en el Washington Post titulado "Está mal sacar tropas de Afganistán. Pero podemos minimizar el daño” [WaPo 16.4.2021]. Como informó el 'Harvard Crimson' [posiblemente 3.5.2021], la biografía de la autora de O'Sullivan en este artículo destacó su posición como miembro de la facultad de Harvard Kennedy (con la afiliación percibida de "experiencia" con las subvenciones de HKS), pero no reconoció su posición en la Junta Directiva de Raytheon, una compañía que tenía “un contrato de 145 millones $ para entrenar a pilotos de la Fuerza Aérea Afgana y es un importante proveedor de armas para el ejército de EEUU”.

Donn Yates, que trabaja en Desarrollo de Negocios Nacionales e Internacionales en el Programa T-7A Redhawk de Boeing, fue Becario de Seguridad Nacional en la Escuela Kennedy de Harvard en 2015-16. Don Yates también pasó 23 años en la Fuerza Aérea de EEUU. 

El exdirector de Estrategia y Relaciones Globales de Northrop Grumman, John Johns, se graduó del Programa de Seguridad Nacional e Internacional de Harvard Kennedy. Johns también pasó "7 años como Subsecretario Adjunto de Defensa para Mantenimiento de las normativas establecidas y dirigiendo la supervisión del programa anual de mantenimiento del sistema de armas de $ 80.000 millones del Departamento y fue desplegado dos veces en operaciones de apoyo a la seguridad en Irak y Afganistán".

Petroleras y Armamentísticas Unidas

Las empresas petroleras más grandes de EEUU también están estrechamente vinculadas con estas principales compañías de armas, que también han diversificado su producción tecnológica para la industria de la seguridad, brindando servicios para la seguridad de las instalaciones de energía y oleoductos, así como la seguridad fronteriza.

Esto significa que las mismas empresas se están beneficiando en cada etapa del ciclo de devastación climática: se benefician de las Guerras por la extracción; de Extracción en sí; y de la Vigilancia militarizada de las personas obligadas a migrar por el desastre climático. 

Exxon Mobil (la cuarta empresa de combustibles fósiles más grande) tiene contratos con General Dynamics, L3 Harris y Lockheed Martin. 

Lockheed Martin, la principal compañía de armas del mundo, comparte miembros de la junta con Chevron y otras compañías globales de combustibles fósiles. (Ver "Muro Climático Global: Cómo las naciones más ricas del mundo priorizan las fronteras sobre la acción climática" [oct 2021, tni.org, pdf]).

La Facultad Kennedy de Harvard y el apoyo a Israel

Los intereses imperialistas estadounidenses en Asia occidental están directamente vinculados al apoyo a Israel. Este apoyo no solo se expresa a través de dólares de los impuestos, sino también a través del apoyo ideológico y diplomático a Israel y la defensa de la normalización regional con Israel.

Fundación Wexner

La Harvard Kennedy School es el hogar de la Fundación Wexner. A través de su "Beca de Israel", la Fundación Wexner otorga 10 becas anualmente a "directores y líderes destacados del sector público de Israel", ayudando a estas personas a obtener un Master en Administración Pública en la Escuela Kennedy. Los antiguos becarios de Wexner incluyen a más de 25 generales israelíes y otros oficiales militares y policiales de alto rango

Entre ellos se encuentra el actual jefe de personal general de las Fuerzas de Defensa de Israel, Aviv Kochavi, quien es directamente responsable del bombardeo de Gaza en mayo de 2021. También se cree que Kochavi es uno de los 200 a 300 funcionarios israelíes identificados por Tel Aviv como probables imputados por la investigación de la Corte Penal Internacional sobre presuntos crímenes de guerra israelíes cometidos en Gaza en 2014. 

La Fundación Wexner también pagó al ex primer ministro israelí Ehud Barak, acusado de crímenes de guerra en relación con la Operación Plomo Fundido de Israel de 2009 que mató a más de 1.400 palestinos en Gaza: le dieron 2,3 millones $ para cursar 2 estudios, uno de los cuales no completó.

Centro Belfer

El Centro Belfer de HKS ha recibido a generales, políticos y otros funcionarios israelíes para dar charlas en la Escuela Kennedy de Harvard. Ehud Barak, mencionado anteriormente, fue él mismo un "becario Belfer" en HKS en 2016. El Centro Belfer también organiza eventos groseramente pro-Israel para estudiantes de HKS, como: "Los Acuerdos de Abraham: una conversación sobre la normalización histórica de las relaciones entre los EAU , Bahréin e Israel”; “Una discusión con el exdirector del Mossad, Tamir Pardo” ; “El futuro de la guerra moderna” (que el Belfer describe como “un almuerzo-seminario con Yair Golan, exjefe adjunto del Estado Mayor General de las Fuerzas de Defensa de Israel” ) ; y “El futuro de la seguridad nacional de Israel”.

A partir de 2022, el Centro Belfer de la Facultad Kennedy de Harvard albergará al exgeneral militar israelí y criminal de guerra Amos Yadlin como miembro principal de la 'Iniciativa de Oriente Medio de Belfer'. Además, HKS está permitiendo que Yadlin dirija un grupo de estudio semanal de estudiantes de HKS titulado "Seguridad nacional israelí en un Medio Oriente cambiante: perspectivas históricas y estratégicas para un futuro incierto". Los estudiantes de la Universidad de Harvard escribieron una carta abierta exigiendo que HKS “rompera toda asociación con Amos Yadlin y suspendiera inmediatamente su grupo de estudio”. Yadlin había defendido la política de asesinatos de Israel a través de la cual el estado israelí ha matado extrajudicialmente a cientos de palestinos desde el año 2000, escribiendo que “las leyes y la ética de la guerra convencional no se aplican” frente a los palestinos bajo la ocupación sionista.

 Harvard Kennedy School Israel Caucus


Harvard Kennedy School también acoge al Harvard Kennedy School Israel Caucus. El HKS Israel Caucus coordina viajes “fuertemente subvencionados” a Israel para 50 estudiantes de HKS anualmente. Según el sitio web de HKS Israel Caucus, los estudiantes que asisten a estos viajes “conocen a los principales tomadores de decisiones y personas influyentes en la política israelí, la seguridad y la inteligencia regionales, el conflicto israelí-palestino, [y] las próximas grandes empresas tecnológicas”. El HKS Israel Caucus también organiza regularmente eventos que celebran "la cultura y la historia de Israel". Al igual que los viajes a Israel que coordinan, los eventos del HKS Israel Caucus encubren constantemente la realidad de la guerra colonial de Israel contra el pueblo palestino mediante la normalización del robo de tierras, el desplazamiento forzado y el robo de recursos.

Harvard Kennedy School también tiene numerosos vínculos con organizaciones locales pro-Israelíes: ADL, JCRC y CJP.

El apoyo de la Escuela Kennedy de Harvard a Arabia Saudita

En 2017, el Centro Belfer de la HKS anunció el lanzamiento del "Proyecto sobre seguridad del Consejo de Cooperación de Arabia Saudita y del Golfo", que Belfer afirmó que "fue posible gracias a un regalo de Su Alteza Real el Príncipe Turki bin Abdullah bin Abdulaziz Al Saud de Arabia Saudita". A través de este proyecto, la Harvard Kennedy School y el HKS Belfer Center han organizado numerosos eventos en HKS que han promovido a Arabia Saudita como una fuerza liberalizadora y positiva para la seguridad y la estabilidad en la región, blanqueando las realidades de los países liderados por Arabia Saudita y las campañas respaldadas por Estados Unidos de ataques aéreos y bloqueo contra Yemen; que precipitaron condiciones de hambruna masiva y una epidemia de cólera entre el pueblo yemení.

El 'Proyecto del Belfer Center sobre Arabia Saudita y la 'Seguridad del Consejo de Cooperación del Golfo' normaliza aún más y blanquea los crímenes de Arabia Saudita a través de su "Delegación de Estudiantes HKS en Arabia Saudita". Esta delegación lleva anualmente a 11 estudiantes de la Escuela Kennedy de Harvard en viajes de 2 semanas a Arabia Saudita, donde los estudiantes “intercambian investigaciones, participan en debates culturales y son testigos de primera mano de los cambios que están ocurriendo en el Reino”. No muy diferente de los viajes de estudiantes a Israel coordinados por el Caucus de Israel de la Harvard Kennedy School, estos viajes a Arabia Saudita presentan a los estudiantes de HKS una impresión indecentemente propagandizada de Arabia Saudita, apuntalando el apoyo al "Reino" entre los futuros líderes del Estado de Seguridad de EEUU que el HKS busca nutrir.

Encontrando Nuestra Misión

La vasta red descrita anteriormente entre la Escuela Kennedy de Harvard, el Gobierno Federal de EEUU, las Fuerzas Armadas de los EEUU y la industria armamentista de EEUU, constituye solo una pequeña parte de lo que se sabe sobre la HKS y su papel en el imperialismo de los EEUU, pero es suficiente.

El Proyecto de Mapeo demuestra que la Facultad de Gobierno Kennedy de Harvard es un nexo de planificación y cooperación imperialista estadounidense, con Una Dirección


El Mapping Project también vincula a HKS con los daños a nivel local, incluidos, entre otros, al colonialismo, la violencia contra los migrantes, la limpieza étnica, el desplazamiento de los residentes negros y morenos del área de Boston de sus comunidades ("gentrificación"), los daños a la salud, la policía, el complejo industrial-carcelario, sionismo y vigilancia policial.

El estatus de súper opresor de la Escuela Kennedy de Harvard, la gran cantidad de comunidades separadas que sienten su impacto global en sus vidas diarias a través de estos múltiples y diversos mecanismos de opresión y daño, resulta que es su mayor debilidad.

Un movimiento que puede identificar superopresores como la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard puede usar esta información para identificar vulnerabilidades estratégicas de centros clave de poder y organizar de manera efectiva diferentes comunidades hacia un propósito común

Esto es lo que pretende hacer el Mapping Project: alejarse del trabajo tradicionalmente aislado hacia la coordinación entre comunidades y luchas para construir un poder comunitario estratégico de oposición.
__________

Apéndice: Número de muertos del imperialismo estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial

Un descargo de responsabilidad crítico: 
las cifras relacionadas con el número de muertos del imperialismo estadounidense a menudo se subestiman enormemente debido a la falta de transparencia del gobierno de los EEUU. En algunos casos, esto puede conducir a rangos de cifras que incluyen millones de vidas humanas, como en la figura de Indonesia a continuación con estimaciones de 500.000 a 3 millones de personas. 

Hemos tratado de proporcionar los rangos ascendentes en estos casos, ya que sospechamos que los rangos ascendentes son más precisos, si es que aún no se subestiman significativamente. Estas cifras se obtuvieron de múltiples fuentes, incluidas, entre otras, "Pacifism as Pathology" del académico indígena Ward Churchill, así como el artículo de Countercurrents abril 2007 "Muertes en otras naciones desde la 2GM debido a las intervenciones de EEUU" (tener en cuenta que nuestro uso de las estadísticas de Countercurrents no es un respaldo de la política del sitio):
Afganistán: al menos 176.000 personas
Bosnia: 20.000 a 30.000 personas
Bosnia y Krajina: 250.000 personas
Camboya: 2-3 millones de personas
Chad: 40.000 personas y hasta 200.000 torturadas
Chile: 10.000 personas (golpe de Estado de Pinochet patrocinado por EEUU en Chile)
Colombia: 60.000 personas
Congo: 10 millones de personas (imperialismo belga apoyado por corporaciones estadounidenses y el asesinato patrocinado por EEUU de Patrice Lumumba)
Croacia: 15.000 personas
Cuba: 1.800 personas
República Dominicana: al menos 3.000 personas
Timor Oriental: 200.000 personas
El Salvador: Más de 75.000 personas (apoyo de EEUU a la oligarquía y escuadrones de la muerte salvadoreños)
Grecia: más de 50.000 personas
Granada: 277 personas
Guatemala: 140.000 a 200.000 personas asesinadas o desaparecidas forzadamente (apoyo de EEUU a la junta guatemalteca)
Haití: 100.000 personas
Honduras: cientos de personas ('Grupo Batallón' apoyado por la CIA secuestró, torturó y asesinó al menos a 316 personas)
Indonesia: estimaciones de 500.000 a 3 millones de personas
Irán: 262.000 personas
Irak: 2,4 millones de personas en la guerra de Irak, 576.000 niños iraquíes por las sanciones estadounidenses y más de 100.000 personas en la Guerra del Golfo
Japón: 2,6-3,1 millones de personas
Corea: 5 millones de personas
Kosovo: 500 a 5.000 personas
Laos: 50.000 personas
Libia: al menos 2500 personas
Nicaragua: al menos 30.000 personas (EEUU respaldó la desestabilización del gobierno sandinista de los Contras en Nicaragua)
Operación Cóndor: al menos 10.000 personas (por los gobiernos de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil, Ecuador y Perú. El gobierno de EEUU/CIA coordinó capacitación sobre tortura, apoyo técnico y proporcionó ayuda militar a las Juntas)
Pakistán: al menos 1,5 millones de personas
Palestina: se calcula que más de 200.000 personas han muerto a manos del ejército, pero esto no incluye las muertes por bloqueo/asedio/violencia de los colonos
Panamá: entre 500 y 4000 personas
Filipinas: más de 100.000 personas ejecutadas o desaparecidas
Puerto Rico: 4.645-8.000 personas
Somalia: al menos 2.000 personas
Sudán: 2 millones de personas
Siria: al menos 350.000 personas
Vietnam: 3 millones de personas
Yemen: más de 377.000 personas
Yugoslavia: 107.000 personas
______________

Para Saber más

martes, 14 de junio de 2022

Operación Ciclón 2: 3000+ Soldados Norteamericanos en Ucrania. "Una Nueva generación de Fascistas entrenados en Estados Unidos está luchando contra Rusia"

Estados Unidos participa activamente no solo con financiación y envío d armas, sino con el envío de soldados norteamericanos a través de múltiples mecanismos. Unos 3000 de ellos permanecían en territorio ucraniano este pasado marzo.


Es mundialmente conocida la influencia de EEUU en Ucrania. Menos reconocida es la influencia de Ucrania en EEUU. Thegreyzone hace un recorrido a esta influencia a través de hechos y personalidades destacadas.

Salud! PHkl/tctca
________________
Traducción tarcoteca - A new generation of US-trained extremists is fighting Russia. Are we prepared for the blowback? - The Grayzone 31.5.2022 TJ Coles


Las agencias estadounidenses han capacitado y empoderado directa e indirectamente a nazis y ultranacionalistas en el su país y en el extranjero para luchar contra los rusos en Ucrania. Este programa sigue el modelo establecido por las agencias de inteligencia occidentales en Afganistán y Siria.

Los 70 y Afganistán

A partir de 1978 (no del 79 como muchos creen), la administración de Jimmy Carter decidió “atraer a los rusos a la trampa afgana”, en palabras del asesor de seguridad nacional del presidente, Zbigniew Brzezinski. La inteligencia estadounidense pidió a sus homólogos británicos que activaran las redes de combatientes afganos. Nuevas generaciones de extremistas se sumaron a la lucha. La ayuda, las armas y el entrenamiento llegaron a Afganistán. El apoyo aumentó tras la invasión soviética en diciembre de 1979.

Los 80 y Al-Qaeda

A lo largo de la década de 1980, decenas de miles de yihadistas de docenas de países de mayoría musulmana volaron hasta EEUU, Gran Bretaña y Pakistán para recibir entrenamiento de la CIA, los Boinas Verdes, los Marines de EEUU y el SAS y el MI6 británicos. Posteriormente, los extremistas extranjeros se rebautizaron a sí mismos como “al-Qaeda” y lanzaron una serie de ataques espectacularmente sangrientos contra objetivos estratégicamente significativos que justificaron una “guerra contra el terrorismo” global que continúa sirviendo como cobertura ideológica para la hegemonía estadounidense contemporánea.

La operación multimillonaria de la CIA para armar y entrenar a los llamados Luchadores por la Libertad [Freedom Fighters], o muyahidines afganos, se conoció como Operación Cyclone

Las sucesivas administraciones repitieron el patrón en la década de 2010, iniciando la Operación Timber Sycamore en un esfuerzo fallido por derrocar a Bashar al-Assad en Siria y la Operación Mermaid Dawn antes de eso en un esfuerzo exitoso por eliminar a Muammar Gaddafi y desestabilizar Libia.

Hoy Ucrania - Ciclón 2


Hoy, la CIA, las Fuerzas Especiales de EEUU, y otras ramas del gobierno están entrenando unidades regulares en Ucrania. Con el apoyo de Estados Unidos, los elementos de extrema derecha de esas unidades se entrenan y reclutan para unidades y bandas paramilitares nazis. Los estadounidenses nacionalistas blancos pueden viajar a Ucrania y entrenar paramilitares y/o recibir entrenamiento, depende del individuo o del grupo. Los medios de comunicación estatales y corporativos han confirmado la existencia de un importante programa de entrenamiento de la CIA que involucra una guerra “irregular” (es decir, terrorista), pero aún no sabemos el nombre de la operación.

Como informó Alex Rubinstein para The Grayzone, los medios corporativos estadounidenses promocionan a conocidos nacionalistas blancos estadounidenses que luchan en Ucrania como héroes, mientras blanquean sus antecedentes de asesinatos y violencia política. Y, aunque el Departamento de Seguridad Nacional expresa su "preocupación" por el posible culatazo cuando estos veteranos de combate abiertamente fascistas regresen a EEUU, la Administración de Joseph Biden parece no estar haciendo nada para evitar que se dirijan al campo de batalla.

El programa estadounidense en Ucrania tiene similitudes tan sorprendentes con la Operación Ciclón que podría denominarse “Ciclón 2.0”. La exsecretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, casi ha admitido la naturaleza de la guerra periférica, y el presidente Joe Biden ha reconocido el fin del juego con el Cambio de Régimen en una Rusia armas nuclearmente.


Al perseguir estos objetivos, las élites estadounidenses y británicas están haciendo una apuesta nuclear. Como incluso el DHS [Departamento de Seguridad Nacional] ha advertido, el empoderamiento que han dado a los neonazis podría abrir un nuevo capítulo en la "guerra contra el terror" en la que los civiles sufrirán el efecto culatazo de los curtidos en la batalla extremistas: imagine al tirador de Buffalo con entrenamiento táctico avanzado. Millones serán considerados por las autoridades como potenciales supremacistas blancos, ultranacionalistas y nazis. Y bajo el pretexto de luchar contra el extremismo blanco, podría comenzar una nueva fase de Vigilancia Total e “Intervención” exterior en las regiones del Cáucaso y el Báltico.

Operar una ratline a Ucrania camuflada como una red de voluntarios sin fines de lucro


Típico de la clase de operaciones que se llevan a cabo, el ex marine estadounidense Benjamin Busch, el ex oficial de infantería Adrian Bonenberger y el veterano de la guerra de Irak Matt Gallagher viajaron a Lviv, en el oeste de Ucrania, para entrenar a docenas de lo que los medios estadounidenses describen como "civiles ucranianos"

1º Agentes reclutadores


Gallagher reveló que agentes de inteligencia estadounidenses estaban facilitando los viajes. Las agencias fronterizas y hurídicas no estaban obstruyendo las salidas y retornos:
“(Me acerqué a) algunos amigos que trabajan en varios puestos gubernamentales, no tanto para pedirles permiso a ningún tipo de ente oficial”, declaró Gallagher, “sino para saber si había alguna consecuencia potencial. La respuesta casi universal fue siempre, ya que ellos (las personas a las que entrenaba) eran realmente ciudadanos [no acreditadamente soldados], siempre que se centren en la autodefensa, siempre que no se trate de una operación militar encubierta, paramilitar, estará bien. Algunos compañeros graduados [de la Universidad] de Wake Forest [en Carolina del Norte], a quienes no nombraré porque trabajan para el Tío Sam, fueron muy útiles recopilando información”.

2º Organización de voluntarios - ONGs


Operaciones de este tipo sentaron las bases para una organización masiva de "voluntarios". La creación de una fuerza internacional de voluntarios refleja los intereses del Batallón Azov, la unidad paramilitar vinculada a los nazis que ha sufrido varios cambios de nombre (pej. Movimiento Azob, Regimiento Azob), declaradamente desnazificada, y que supuestamente se ha integrado en unidades armadas ucranianas regulares. En realidad, el ala política de Azov, el National Corps (anteriormente Patriotas de Ucrania), es descrito como neonazi por expertos occidentales contemporáneos e incluso por el Departamento de Justicia de EEUU.

En febrero de 2018, Azov declaró en Discord: "[Nosotros] tendremos la legión extranjera desplegada en los próximos 18 meses más o menos". Recriminando al gobierno ucraniano por bloquear sus operaciones, la joven líder del National Corps, Olena Semenyaka, dijo: “esperamos crear una legión extranjera. Entonces podremos anunciar alto y claro cuándo vamos buscamos voluntarios”. Si el gobierno títere facha ucraniano era demasiado blando, el liderazgo de Azov no tenía que preocuparse, porque el Tío Sam estaba allí para facilitar la creación de una liga internacional de voluntarios.

Volunteers for Ukraine VFU


Describiéndose a sí misma como una organización sin fines de lucro tipo 501(C)3 (por lo que no aparece ninguna información en el sitio web del IRS en el momento de escribir este artículo), Volunteers for Ukraine VFU no tiene conexiones explícitas con Azov. Fue fundada en febrero de 2022 llamada como “Pacificadores Unidos por Ucrania”. El sitio web original era una extensión del sitio web de la Legión Internacional de Ucrania del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania.

Los agentes encargados de las relaciones públicas detrás del sitio evidentemente decidieron que el moderado nombre de la organización ("Peacekeepers") probablemente no alentaría a los combatientes antirrusos a presentarse voluntarios, por lo que lo cambiaron a Voluntarios por Ucrania [como las tropas fascistas inglesas en el Ulster]. En el momento de escribir este artículo, el sitio web de VFU presenta imágenes de manifestantes con carteles que incluyen “Mata a Putin…” y “Putin = Hitler”, una desviación bastante marcada de la intención de mantenimiento de la paz. 

El nuevo sitio pone nombres y caras a la organización, incluyendo al fundador profeso, David Ribardo; ex oficial de infantería de EEUU y veterano de la guerra de Afganistán [oculto con identidad civil de inversor y casero]. A pesar de las imágenes y las referencias recientes al combate, Ribardo afirma que VFU es una “organización de ayuda humanitaria”.

El Oficial Jefe de Operaciones de VFU es el veterano de combate Phillip Chatham, ex líder de Misiones de Seguridad Diplomática para numerosos legisladores estadounidenses. “Como gerente de operaciones domesticas,  mantuvo credenciales de acceso para instalaciones de múltiples agencias de inteligencia”, dice el sitio. 

La organización también está dirigida por numerosos veteranos y especialistas en relaciones públicas. Al promocionar VFU en CNN, otro veterano, “Seth”, describió su trabajo con refugiados en Polonia gracias a “algunas donaciones muy acertadas de algunos patrocinadores”.

Esto ofrece una idea de cómo se ejecutan tales operaciones: los principales donantes anónimos operan salvoconductos para veteranos a Ucrania en los países vecinos. 

Ribardo dice que su trabajo incluye chequear a los voluntarios para descartar a los fantasiosos, los “turistas de guerra” y a los extremistas, asegurándose de que solo se enlisten veteranos estadounidenses bien entrenados.

No se revela la cantidad de veteranos que se han ofrecido como voluntarios, pero Ribardo dice que las cifras no se parecen a nada visto "desde la Segunda Guerra Mundial".

Extremistas y aceleracionistas: “Vamos a enviar a casa muchas bolsas para cadáveres”


Otros estadounidenses que lucharon en las unidades regulares de Ucrania incluyeron
-Dalton Kennedy, miembro de la rama del supremacista blanco Patriot Front de Carolina del Norte ; 
-David Kleman de Georgia, quien ha sido fotografiado luciendo imágenes nazis; 
-y el veterano del ejército David Plaster de Missouri. 
Según informes de la prensa británica, Plaster ha entrenado a "miles de ucranianos en medicina táctica" y ha encabezado un equipo que incluía incluso a antiguos veteranos, como el ex marine Dave Eggen, quien dijo de los rusos: "Vamos a enviar a casa muchas bolsas para cadáveres".”

Una de esas figuras le declaró a Buzzfeed que las agencias federales los interrogaron, pero aún así les permitieron viajar. “Les digo que no tengo nada que ocultar. Entonces me dejan ir. Así cada vez." 

Además de los combatientes mencionados, conocidos fascistas se están inscribiendo para luchar.

Solo en marzo de este año, por lo menos 3000 agentes estadounidenses estaban en el campo de batalla de Ucrania supuestamente. 

En abril, John T. Godfrey, Coordinador jefe de la lucha contra el terrorismo del Departamento de Estado, dijo sobre los extremistas estadounidenses que van a luchar: 
“cuando regresan, vuelven con capacidades; por lo general, regresan más radicalizados que cuando se fueron... Tienen sólidas capacidades que, en algunos casos, pueden usar para atacar objetivos nacionales”. En los círculos de inteligencia, esto se llama "Culatazo".

El tamaño de Ciclon 2


En abril, presenté una solicitud de 'libertad de información' ante el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para obtener documentos sobre viajeros a Ucrania y sus vecinos, incluidos Georgia y Polonia, desde 2014 hasta el presente. El objetivo era calcular el tamaño del “Ciclón 2”. A partir de los registros e informes de incidentes que llamaron la atención del DHS, quería saber cuántas personas habían sido detenidas e interrogadas sobre sus viajes por las autoridades federales o locales. El DHS ignoró ilegalmente mi solicitud, como tiene la costumbre de hacer: ni acuse de recibo, ni respuesta tardía, nada.

Si el departamento hubiera respondido, podría haber confirmado la historia de personas como “Alex”: 
un veterano de las fuerzas armadas de EEUU que estaba conectado a Ucrania a través de una cuenta anónima online. “Alex” terminó en Shyrokyne (cerca de Mariupol), un barrio de extremistas, luchó con el partido ucraniano, el Pravi Sektor, abiertamente fascista, y terminó reclutando a otros estadounidenses para el Batallón Azov. (La fuente es la publicación sobre inteligencia estadounidense y británico, Bellingcat [vocero de la CIA]).

Newsweek encontró obstrucciones similares. Señaló que el ala política de Azov, el National Corps, ha estado conectado con el movimiento supremacista blanco estadounidense Rise Above, el Tercer Camino de Alemania, la Casa Pound de Italia y otros grupos extremistas. En sus esfuerzos por evaluar la escala de tales conexiones en EEUU, los reporteros de Newsweek se acercaron al Departamento de Justicia, el FBI y el DHS para obtener comentarios. El silencio fue la respuesta.

Cossack House

Newsweek señaló a la Cossack House en Kiev como el principal centro de reclutamiento de Azov. Prestada al Batallón Azov por el Ministerio de Defensa de Ucrania, la biblioteca del centro incluye literatura nazi y el líder de Azov de la National Corps , Semenyaka, la describe como "un pequeño estado dentro de un estado". Se desconoce el número de estadounidenses que hay actualmente.

Aceleracionistas


Además de los supremacistas blancos, los miembros de los grupos aceleracionistas, aquellos que quieren acelerar el colapso de la sociedad para remodelarla a su imagen, también están presentes en Ucrania.

El ex marine Mike Dunn de Virginia es un informante y una vez fue figura influyente en el políticamente activos Boogaloo Bois, después de haber comandado su 'Facción Últimos Hijos de la Libertad'. “No ha habido mucha actividad en el movimiento Boogaloo desde que me fui”, dice. Después de ser expuesto como informante, Dunn desapareció de la escena solo para reaparecer en febrero de este año anunciando su intención de luchar en Ucrania a través de Polonia inscribiéndose en un puesto de reclutamiento no revelado [propaganda conscriptiva]. “No diría que necesariamente estoy tratando de promover la causa del movimiento Boogaloo… Pero diré que el movimiento Boogaloo estará representado allí”. Pero esto tiene poco sentido. ¿Quién seguiría a un soplón a Ucrania, a excepción de mercenarios y compañeros federales? Además, si Dunn había abandonó el movimiento, entonces, ¿cómo podría representarlo en Ucrania? “Hay algunos que me están siguiendo hasta allí, hay uno que va conmigo allí”, dice.

El FBI advirtió a Henry Hoeft, ex soldado de infantería del ejército de los EEUU y miembro de Boogaloo Boys de Ohio, que no peleara en Ucrania, pero al mismo tiempo la Oficina le aconsejó que llamara a la embajada de los EEUU si se metía en problemas. Hoeft dijo: “Lo entiendo. No quieren verse implicados si Rusia nos hace daño a alguno de nosotros, y no quieren escalar el conflicto diciendo que están enviando soldados estadounidenses”. (Véase también la entrevista de Grayzone a Hoeft.)

Dunn, el exlíder e informante de Boogaloo, confirmó su presencia en Washington DC durante la manifestación “Stop the Steal” del 6 de enero, pero afirma que llegó tarde y no participó en la toma del Capitolio. 

Serhiy Dubynin, del Pravi Sektor Ucraniano, una figura influyente de los medios, que trabaja para el principal canal ucraniano, Inter, también estuvo en el Capitolio ese día; significando que la política de "puertas abiertas" [dejar pasar sin oponer resistencia] del DHS-FBI incluía a extremistas ucranianos que se conectarían en EEUU y viceversa. 


Dubynin fue fotografiado con Jake Chansley; el veterano condecorado de la Marina de los EEUU y autodenominado "QAnon Shaman". Se escuchó a Dubynin instando a los manifestantes de Stop the Steal a pasar de una protesta pacífica a la violencia: “¡Vamos! … ¡Hacedlo!"

Fascistas y Satanistas llevan su “fetichismo de la muerte” a Ucrania


Entre 2015 y 2016, varios extremistas [de decenas a cientos] estadounidenses fueron a Ucrania para alistarse en unidades regulares. 

Otros formaron una escisión paramilitar del Pravi Sektor que, según sus colegas, “tenía un fetiche por la muerte y la tortura”. Plutón era el dios romano del infierno. Su unidad se llamaba Task Force Pluto (TFP), llamada así por el dios romano de la muerte, y estaba dirigida por un desertor del ejército estadounidense convertido en mercenario, Craig Lang, que también había trabajado como mercenario para el ejército ucraniano. 

Lang operó junto a Brian Boyenger, un veterano de la Guerra de Irak que sirvió como francotirador en Ucrania. Lang reclutó estadounidenses para Ucrania y Boyenger los chequeó.

Otros miembros de la TFP incluyeron a los ex marines Quinn Rickert y Santi Pirtle. Los dos recopilaron evidencia en video de Lang torturando y asesinando a un hombre local, así como golpeando y ahogando a una mujer joven (edad desconocida), mientras un austriaco llamado Benjamin Fischer, apodado "Bin Laden", supuestamente le administraba inyecciones de adrenalina para mantenerla consciente durante el tortura. El Departamento de Justicia solicitó las pruebas a sus homólogos ucranianos.

Previ Sektor + Tempel ov Blood 

Para 2017, un desertor del ejército estadounidense, Alex Zwiefelhofer, se había unido a Lang a través del Pravi Sektor en Ucrania. La pareja había planeado luchar contra al-Shabaab en Sudán y el ejército venezolano. Al interrogar a Zwiefelhofer, las autoridades de Carolina del Norte descubrieron pornografía infantil en su teléfono. El grupo satánico con sede en el Reino Unido, la Orden de los Nueve Ángulos y su rama Tempel ov Blood (sic, ToB) en los EEUU se infiltran en grupos tradicionales de extrema derecha y fomentaban la violación infantil, posiblemente como una trampa para chantajear en nombre de los servicios de seguridad.

Influenciada por las filosofías SIEGE del anciano pedófilo nazi James Mason (que no debe confundirse con el difunto actor), la División Atomwaffen (AWD, ahora llamada Orden Nacionalsocialista) fue un grupo apocalíptico y aceleracionista fundado en 2015 y disuelto cinco años después. Mason se jactó de que había “mucha acción en Ucrania… Eso es bastante impresionante”.

El soldado de primera clase Jarrett Smith, emplazado en Fort Riley, Kansas, era fanático de Atomwaffen y miembro de la División Feuerkrieg, fundada en el Báltico a fines de 2018. Smith también era un autoproclamado satanista, probablemente conectado a la ToB. 

El líder de ese grupo, Joshua Caleb Sutter, era un informante del FBI que parecía decidido a infiltrarse y “satanizar” a los grupos nazis con el objetivo de destruirlos desde adentro.

Antes de unirse al Ejército, Smith planeaba ir a Ucrania para luchar con el Batallón Azov a través de sus conexiones con Craig Lang. Antes de que pudiera ir, Smith fue engañado en un montaje por un agente encubierto del FBI y un tercero (ya sea un informante u otro agente) que los puso en contacto. El agente encubierto contactó a Smith a través de chats para preguntarle cómo hacer bombas. En una ilustración de cómo los federales engañaron a fanáticos, el agente también dijo: “¡Tengo a un alcalde liberal de Texas en la mira (sic)! Boom con ese IED [dispositivo explosivo improvisado] y ese tio está muerto”.

A través de una organización de extrema derecha llamada Orden Militar Centuria [de la OTAN], el recién renombrado Movimiento Azov fue entrenado por los ejércitos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Francia.



Los registros de incidentes del DHS señalan que en diciembre de 2018, Kaleb Cole, miembro de AWD, regresó de Londres con sus compañeros neonazis, Aidan Bruce Umbaugh y Edie Allison Moore. Habían visitado, entre otros países, Ucrania. El registro del DHS está muy censurado

Andrew Dymock (alias Blitz), el líder de la División Sonnenkrieg de Gran Bretaña (una unidad del AWD), fue miembro de la Orden ocultista de los Nueve Ángulos y ha sido fotografiado con una camiseta del Batallón Azov.



El Movimiento Rise Above (RAM) es una red de fascistas estadounidenses, algunos de los cuales han sido condenados por usar la violencia contra manifestantes de izquierda. En 2018, un destacado fascista y asesino de Azov, Sergey Korotkikh, recibió a miembros de RAM en Kyiv. El líder del Cuerpo Nacional, Semenyaka, también recibió a los miembros de RAM Michael Miselis de Lawndale, Benjamin Drake Daley de Redondo Beach y Robert Rundo de Huntington (California). Más tarde ese año, los miembros de RAM fueron acusados ​​​​de violencia en EEUU. 

El agente especial del FBI Scott J. Bierwirth dijo: “Se cree que el Batallón Azov... participó en el entrenamiento y radicalización de organizaciones de supremacía blanca con sede en Estados Unidos”.

Según la revista Timeofisrael, después de que el supremacista blanco Brenton Tarrant asesinara a 51 personas en Christchurch, Nueva Zelanda en 2019, “un brazo del movimiento Azov ayudó a distribuir el delirante manifiesto del terrorista”. Entre los muchos países que supuestamente visitó estaba Ucrania.

Hoy, la neonazi Wotanjugend (Juventudes Odinianas) elogia a Tarrant como un héroe y ha distribuido su manifiesto. Indicativo de sus simpatías, en abril de 2020, el líder de la Milicia Nacional de Azov, Cherkas Mykhailenko, realizó una entrevista con Alexei Levkin de Wotanjugend. La estación de reclutamiento nazi de Azov, Cossack House, también ha vendido mercancía de Wotanjugend.

Nefastas predicciones para el "Culatazo" de Ucrania


Las agencias de espionaje estadounidenses han permitido una política de puertas abiertas para que veteranos, milicianos y fascistas viajen a Ucrania y paises vecinos para matar a tantos soldados rusos como sea posible. 

El FBI monitorea a algunos de los mercenarios, interviene en algunos casos, pero normalmente no hace nada.

El DHS permite que los combatientes extranjeros viajen y regresen con una obstrucción mínima [como hicieron con el DAESH]. 

La organización benéfica estadounidense, Voluntarios por Ucrania, es una de las organizaciones que proporciona un barniz de legitimidad a las operaciones que, de otro modo, incluyen a extremistas.

Mientras tanto, en Ucrania, las Fuerzas Especiales de EEUU están entrenando a la Guardia Nacional y otras unidades regulares, proporcionando así una capa adicional de cobertura profesional. Sin embargo, con el entrenamiento estadounidense, algunos de estos regulares pasan a entrenar a paramilitares nazis y de extrema derecha; algunos ucranianos, algunos estadounidenses. Los fascistas estadounidenses regresan a casa con el potencial de usar ese entrenamiento contra objetivos domésticos.

El exagente del FBI convertido en consultor, Ali Soufan, señala que en la década de 1990, los talibanes afganos se aprovecharon del conflicto constante en el país de Asia Central:
“Muy pronto los extremistas se hicieron cargo de la situación. Los talibanes estaban a cargo. Y no nos despertamos hasta el 11 de septiembre. Este es el paralelo ahora con Ucrania”, dijo Soufan.

Un informe de 2021 del Centro de Lucha contra el Terrorismo de la Academia Militar de West Point reforzó su punto de vista, afirmando que el conflicto de Ucrania “sirvió como un poderoso acelerador” para la supremacía blanca global.

También ese año, Elissa Slotkin, presidenta del Subcomité de Inteligencia y Contraterrorismo declaró: “Como exagente de la CIA que ha observado organizaciones terroristas extranjeras en el Medio Oriente la mayor parte de mi carrera, me llamó la atención la amenaza que representan estos grupos de supremacistas blancos, la cantidad de contacto que tienen con extremistas en los EEUU, la inteligencia mínima y los informes diplomáticos que tenemos sobre estos grupos, y la relativa falta de revisión por parte del gobierno de EEUU."

Slotkin recomendó que se prohibieran trece organizaciones extremistas de supremacía blanca, incluido el Batallón Azov. Hoy, Azov gana elogios en los medios occidentales y Slotkin es un ferviente defensora de los envíos masivos de armas al ejército ucraniano que lo recibe.
____________

Para Saber Más

Influencia del fascismo ucraniano sobre Canadá: Ucrania y la Segunda Guerra Mundial como ‎conflicto inconcluso, por Thierry Meyssan 26.4.2022

Vídeo