La tarcoteca

Pablo Heraklio & Cols, PHkl/tctca. Contact at Tarcoteca@riseup.net

viernes, 30 de agosto de 2019

Estados Unidos Promete "Ahogar al Mundo" en Petróleo

Un post  que es un verdadero golpe a los peakoileros catastrofistas. A pesar de que la producción de petróleos seguirá inexoráblemente menguando parte de la producción será sustituida por Gas Natural Licuado GNL. Lo cuál quiere decir que por una parte la catástrofe energética está aún lejana, los poderes que controlan el sistema asegurados y la mitigación del cambio climático muy lejana. La tierra corre un verdadero peligro:

“Para evitar los peores impactos del cambio climático, nuestro análisis muestra que la producción mundial de petróleo y gas debería caer un 40% en la próxima década. Sin embargo, en lugar de disminuir, la producción de petróleo y gas de Estados Unidos aumentará en un 25% durante este periodo, impulsada por la expansión en nuevos campos " www.globalwitness.org 2019.

El modelo extractivista experimentado en Estados Unidos va a ser exportado al resto del mundo. El sistema se resiste a morir y se aferra a las fuente de energía más lábiles, con mentor Tasa de Retorno Energético, para perpetuarse. Allí donde haya GNL habrá fracking, y querrá decir que sus pozos petrolíferos son incapaces de extraer el preciado mineral líquido; a la vez suerte y desgracia humana.

Destacar los sobreesfuerzos que se harán en UK y Noruega hasta 2021 y en los países mediorientales a partir de 2013. Sin duda alguna su producción también se está degradando.

El sistema no va a caer solo, la tierra no se va a salvar sola; el cambio climático no solo se va a frenar, sino que va a progresar sin restricciones. Algunas tendremos que poner fin a esta locura biocida y criminal de un modo u otro antes de que dejemos de salir en los libros de historia.

Salud! PHkl/tctca
________________
Traducción tarcoteca - U.S. to “Drown the World” in Oil - Global Research 21.8.2019 por Nick Cunningham original en OilPrice.com

Estados Unidos podría "ahogar al mundo en petróleo" durante la próxima década, lo que, según Global Witness, "significaría un desastre" para los intentos del mundo de abordar el cambio climático.

Estados Unidos representará el 61% de toda la nueva producción de petróleo y gas en la próxima década. Un informe reciente de esta organización dice que para evitar los peores efectos del cambio climático, "no podemos permitirnos perforar petróleo y gas de nuevos campos en cualquier parte del mundo". Esto, por supuesto, rápidamente causaría un déficit global, así como el mundo continúa consumiendo alrededor de 100 millones de barriles por día (bpd) de petróleo.

Global Witness señala que la industria no se está desacelerando en los Estados Unidos, a pesar de los recientes recortes en gastos por parte de empresas de petróleo y gas independientes, ahora en dificultades financieras [starts up que se aventuraron en este aparentemente ruinoso negocio con ayuda de los Edge Founds]. En todo caso, la consolidación en la Pérmica y otras cuencas de esquisto, cada vez más lideradas por las grandes petroleras [que desplazaron a las starts up], aseguran que la perforación continuará a un ritmo constante en los próximos años.

Tampoco es que el resto del mundo se esté desacelerando. La industria petrolera mundial está preparada para aprobar nuevos proyectos petroleros en alta mar por valor de $ 123 mil millones este año, casi el doble de los $ 69 mil millones que avanzaron el año pasado, según Rystad Energy. De hecho, mientras que la perforación de esquisto bituminoso se ha desacelerado algo durante el año pasado en medio del escepticismo de los inversores y los bajos retornos financieros, los proyectos offshore han cogido ritmo.

Tal tendencia podría resultar ser solo un temporal. Todavía se espera que Estados Unidos salde cuentas en la mayor parte de las nuevas perforaciones y la gran mayoría de la nueva producción, cuyo grueso proviene del esquisto bituminoso. Estados Unidos es ya el mayor productor mundial de petróleo y gas natural. Y el ritmo se ha acelerado en los últimos años. En 2018, su producción de petróleo y gas aumentó en 16% y 12% , respectivamente. Según la EIA, EEUU superó a Rusia en términos de producción de gas en 2011, reclamando el primer puesto, y superó a Arabia Saudita en producción de petróleo el año pasado.

En el futuro, la nueva producción de los EEUU será 8 veces mayor que la siguiente mayor fuente de crecimiento, que es Canadá. De hecho, Estados Unidos agregará 1,5 veces más petróleo y gas que el resto del mundo conjunto, según Global Witness.

Pero debido a que tanta perforación se concentra en algunas áreas, los estados individuales de EEUU viven su propia torre de marfil sobre el resto del mundo. Si Texas fuera un país, contaría con la producción de petróleo y gas más nueva del mundo. Entre 2020 y 2029, Texas podría representar el 28% de toda la producción añadida, dice Global Witness. Canadá y Pensilvania empatan en segundo y tercer lugar con un 7% cada uno. Luego viene Nuevo México con el 5% del crecimiento y Dakota del Norte con el 4%. Oklahoma, Brasil, Colorado, Rusia y Ohio están todos empatados al 3% cada una.

En otras palabras, 7 de las 10 principales fuentes de nueva producción de petróleo y gas a nivel mundial en la próxima década son estados de EEUU.
"Si las cosas no cambian, para fines de la próxima década, los nuevos campos de petróleo y gas en los Estados Unidos producirán más del doble de lo que Arabia Saudita produce hoy", según Global Witness en su informe.
Esto presenta un gran desafío.
“Para evitar los peores impactos del cambio climático, nuestro análisis muestra que la producción mundial de petróleo y gas debería caer un 40% en la próxima década. Sin embargo, en lugar de disminuir, la producción de petróleo y gas de Estados Unidos aumentará en un 25% durante este periodo, impulsada por la expansión en nuevos campos ", advirtió el informe.

lunes, 26 de agosto de 2019

Los Puntos Débiles del Capitalismo, Radiografía del Colapso y perspectivas Revolucionarias

Para muchos es extraño, para otros es duro, pero la supervivencia del ser humano tal cual lo conocemos depende que el actual sistema productivo colapse. Esto es así porque la lógica interna que rige este sistema productivo hegemónico se muestra tan dispuesta a la predación, tan reticente al cambio y tan extendido que la aparición de otra mentalidad solo parece que pueda derivarse de un cambio de condiciones externas, ambientales, que nos empujen a convencernos. Algunos morirán antes de reconocerlo. Otras morirán a su pesar.

El sistema productivo es el capitalismo, el cual tiene como doctrina fundamental la obtención de beneficio económico como medio para la satisfacción de necesidades y deseos, y la propiedad privada de los medios de producción. Estos simples enunciados son los causantes de la movilización y acumulación extrema de recursos naturales en poder de pocas personas. Tan es así que las heridas dejadas en la tierra por el desarrollo de las fuerzas productivas están modificando el ecosistema hasta poner en riesgo a toda la especie. Debido a su inercia el sistema no parará. Como no frenará seguirá acumulando problemas, que se presentarán poco a poco como crisis parciales hasta que llegue un punto de no retorno en que el acúmulo de tensiones de lugar a una ruptura.

Nada de esto es nuevo, se veía venir. Avisaron los nativos americanos, avisaron los economistas del SXVIII y XIX, fue evidente con la invención de la bomba nuclear en 1945. Lo gritaron los Hippies en los 60. Avisaron The Ecologist, Natures, Science. The Economist, NYT, WSJ, la ONU en 1988 a través del IPCC, Fidel Castro 1992... Se sabía. Así que lo único que nos queda saber son los tipos y tiempos de crisis y colapsos que pueden acaecer.

¿De donde extraer los datos? 

Los servicios de seguridad de los distintos países realizan los análisis más extensos sobre este tipo de eventos, pero adolecen de la visión de conjunto. Instituciones internacionales como la ONU emiten el informe anual 'Global Assessment Report on Dissaster Risk Reduction' GAR-UN que aportan una amplían la visión de conjunto y contemplan numerosos escenarios, políticos, económicos y sociales. Bancos corporaciones y otras instituciones elaboran sus propios informes. Otras fuentes de estudio son las ONGs encargadas de la atención emergente, catástrofes y rescates. Pero nosotros creemos que el análisis más acertado es el que aporta el Foro Económico Mundial FEM/WEF de Davos, el verdadero congreso mundial capitalista donde las grandes corporaciones se juntan con gobiernos y minoristas para dar las directivas sobre las que se gestionará el mundo ese año. El FEM publica todos los años su "Global Risks Report " WEF-GRR en el que hace balance de los posibles riesgos mundiales y su probabilidad de suceso. Mientras que el GAR-UN se centra en los desastres naturales con costes en vidas humanas y pérdidas materiales, usando para sus análisis datos estatales oficiales, el GRR es más generalista, intuitivo, menos explícito y conecta con los procesos internos de transferencia de poder y capital.

De entre estos datos debemos entender cuáles son fatales para el sistema capitalista de modo que no pueda continuar con su funcionamiento. Es decir, los procesos que paralizarían los mecanismos de propiedad privada, salarismo, crecimiento y reinversión, y que transformarían las Crisis en Colapso.

Los puntos débiles del capitalismo

¿Qué tipo de crisis nos pueden sobrevenir? El informe del FEM propone 5 categorías con varios apartados:

  • geopolítcas - fallo en la gobernanza nacional, fallo en la gobernanza regional o global, conflictos interestatales, guerras, terrorismo, crisis o colapso estatal y armas de destrucción masiva
  • económicas - Burbujas de valores, deflación, fallo de los mecanismo financieros, fallo de infraestructuras críticas, desempleo severo, tráfico ilegal, incremento del precio de la energía e inflación descontrolada
  • sociales - fallo en la planificación urbana, crisis alimentarias, inestabilidad social severa, pandemias, conflictos por el agua, migraciones involuntarias de gran escala
  • tecnológicas - consecuencias adversas de los avances tecnológicos, caída de las infrastructuras de información, ciberataques de gran escala, robo y fraude de datos
  • ambientales - eventos climáticos extremos, fallo de la mitigación y adaptación al cambio climático, desastres naturales, desastres artificiales, perdida de diversidad y colapso de ecosistemas
En su versión de esta año el GRR19 le otorga a cada riesgo una una probabilidad de ocurrencia y un impacto. No distingue entre crisis puntuales o sistémicas, naturales o artificiales. Entre los riesgos mencionados por las clases pudientes tenemos los eventos climáticos extremos, desastres naturales y el fallo en la mitigación y adaptación al cambio climático. Seguidos por los ciberataques, conflictos por el agua y la pérdida de biodiversidad.

¿Qué  podemos destacar del WEF-GRR19?

1 Las conclusiones están incompletas. Faltan los riesgos catastróficos de probabilidad 4'5 a 5 y los de impactos superiores a 4. Se desconoce si no las han valorado o si debido a los efectos estadísticos estas han quedado amortiguadas y simplemente no han sido consideradas.

2 El informe es el resultado de una encuesta hecha a los miembros del foro, por lo que vemos un reflejo de su ideología, valores y expectativas. Y sus expectativas son que el sistema no va a cambiar por mucho que se dañe el ambiente. Es relevante porque a pesar de reconocer que nada se va a modificar a su vez es un hecho que también les da miedo.

3 Con el tiempo se ha producido un desplazamiento de las inquietudes propiamente económicas a las ambientales, y se han introducido las cibernéticas. Mientras se dan por seguros los eventos climáticos y su gran impacto, los eventos económicos no se ven ni tan probables ni tan impactantes, y mucho menos fatales. Esto se puede leer como que es una clase que acostumbrada y preparada a los cambios de ciclo económicos y no sienten por ello sus efectos tanto como las clases trabajadoras, para las cuales estos cambios son muy impactantes y ruinosos.

4 No creen que pueda ser posible un cambio en el sistema productivo suficiente como para cambiar la tendencia destructiva de la naturaleza. Ni por cambio de actitud interno que modifique el sistema productivo, capitalismo verde, ni por obligación impuesta por organismos políticos y estados. Tienen la sartén por el mango en la economía.

5 Creen poder superar cualquier problema derivado del sistema productivo. Esto se refleja en que valoran los problemas económicos menos importantes que los ambientales. No consideran que los problemas de la situación medio ambiental afecten catastróficamente a sus negocios. Creen poder mantener el poder en caso de crisis.

6 No consideran como fatales cambios profundos en el sistema productivo ni económico. Mucho menos social. Tan solo se destaca la migración como un foco de inestabilidad importante.

7 Para el FEM los cambios geopolíticos pueden ser impactantes, pero no catastróficos, igual que las guerras.

¿Colapso o crisis? Una Secuencia

Si el colapso supone que un sistema deje de funcionar súbitamente sin posibilidad inmediata de recuperación, salvo catástrofe mundial, esto es del todo improbable. Esto es debido a varios factores. Primero la disponibilidad de bienes de sustitución, inmersos en un ambiente de superproducción. Segundo por la disponibilidad energética, todavía muy presente aunque frágil. Por último, aunque los daños a la biosfera son importantes y progresivos no han generado las suficientes áreas muertas como para afectar al desarrollo humano.

Por todo ello no creemos que sea posible un colapso civilizatorio. No así el deterioro progresivo y constante de todo lo que supone la vida contemporánea, lo cual es seguro, ocurrencia 5, en el largo plazo. Esto es lo que piensan los capitalistas en el WEF-GRR19: "Capitulo 1: Fuera de control".

Del análisis de riesgos del GAR-UN observamos una posible secuencia de eventos.

En el contexto actual hay una serie de problemas de los cuales 5 se entiende que son los principales: calentamiento global, crecimiento de la población, desigualdad económica, límites agrícolas y degradación ambiental, cuyos límites de absorción de eventos negativos disminuye.

Existe una serie de factores 'Estresores' que amplifican estos efectos negativos, entre los que encontramos la complejidad del comercio internacional, sequías, olas de calor, pérdida de biodiversidad, especulación y la vulnerabilidad de los cultivos.

Esto lleva a unos 'Puntos de Inflexión' en que el daño es crítico y el sistema deja de funcionar, que es básicamente la exarcebación de los problemas anteriores: volatilidad de los mercados, conflictos por el agua, fallo en los cultivos, desplazamientos y alzas de precios.

Por fin, después de un acúmulo de problemas irresueltos, nos encontramos con una 'Cesta Multifactorial de fallos' que lleva al 'Fallo Sistémico': Inseguridad alimentaria, desestabilización de la moneda, Disturbios Alimentarios, Migración, Inestabilidad Política, Desordenes Civiles y Guerra. El verdadero fallo es siempre es social y de base, de ahí la importancia de los Movimientos Sociales y populares y el intento de disolverlos por todos los medios.

La esencia del Colapso, el Cambio de Sistema

Para que se de un colapso tienen que, por una parte, dejar de usarse el sistema, y por otra, al ser seres sociales, ser sustituido por otro del tipo que sea, generalmente más sencillo.

Las bases del sistema capitalista son la propiedad privada de los medios de producción, que permite la inmensa acumulación de riqueza y poder, el sistema asalariado de trabajo que permite la extracción de beneficios, la explotación y el despojo, y el mercado como lugar de intercambio de bienes y servicios.

Más internamente, para defender las posesiones es necesario un sistema de coerción que toma la forma de ejército. El ejército es absolutamente fundamental en el sistema capitalista, y es el origen de la existencia de los Estados. Es lo que permite aumentar las riquezas, por expolio o saqueo, y evitar su pérdida. Sin ejército no hay estado ni capitalismo. Pero sin estado si puede haber ejército.

Decir que los sistema actuales son mixtos, al hacerse cargo el Estado de numerosos medios de producción, funciones sociales e intervenir de distintas formas en los mercados.

Un movimiento social que alcanza una masa crítica puede, sin disponer de los recursos adecuados, en un momento de estrés, según se deduce de los informe GAR, producir un 'fallo sistémico'. Aunque improbable es posible.

Si este movimiento quiere forzar un fallo tal debe introducir cambios de modo que el antiguo sistema no se reproduzca. La dirección del cambio de sistema es meridiana:
- cambiar la escala de valores repudiando los valores capitalistas de individualismo, competencia, acumulación y predación,
- evitar la explotación de personas y territorios,
- disminuir la productividad para convertir y mantener a los territorios en zonas de escaso interés económico y bajo impacto ambiental,
- organizar zonas comunales evitando la propiedad privada de los medios de producción,
- evitar el salarismo, cara 'B' del despojo y la propiedad privada,
- favorecer la implicación de la toda comunidad en la defensa del territorio y
- coordinar las luchas en defensa de los múltiples territorios, desde dentro como fuera de los mismos.

¿Puede producirse un colapso?

Si se produjese un colapso, una caída generalizada del sistema, lo que veríamos sería un mosaico, una miríada de subsistemas a escala que funcionarían básicamente igual que el mayor, y en que por las distintas condiciones de cada zona ocurrirían de forma distinta los efectos del colapso tomando la forma de crisis. Es decir, al descomplajizarse y desconectarse habría zonas capaces de superar las crisis revirtiendo al sistema anterior.

Así como hay zonas que al desconectarse del sistema serían capaces de superar las crisis y revertir a situaciones operativas previas, habrá zonas, y no pocas, donde esta desconexión impidan el desarrollo del sistema tal cual se conocía. Es en estas zonas donde se dan las oportunidades de cambio de sistema más importantes. Podemos observar zonas degradadas de sudamérica, México y Colombia, en donde comienzan a procalmarse su autonomía y la vuelta a los sistemas de usos y costumbres, la versión indígena tradicional de los Municipios Libres Anarquistas, en que la propiedad comunal del territorio y la producción para la subsistencia y no para el mercado es una negación tácita del capitalismo.

Al ser multifactorial su ocurrencia dependerá de la predisposición que exista en el territorio, que algunos territorios estarán más predispuestos que otros a sufrirlos y que afectará desigualmente, pero no fatalmente, al conjunto.

Se puede entender que cada país es un ensayo, en que los factores se distribuyen de forma desigual, orografía, recursos, clima, población, servicios e infraestructuras, por tanto sufrirán las crisis generales de forma particular así como sus propias crisis autógenas. Es este efecto desigual y la voracidad del capitalismo como forma de ser la que hará que los huecos dejados en unos territorios por las crisis particulares sean rellenados por otros actores capitalista. El caso más claro es el de los migrantes climáticos, que son absorbidos por los distintos países receptores como mano de obra barata y como mercancía de exportación a terceros países.

Cuanto más se desarrolla el capitalismo más se degrada el ambiente y más poblaciones son enviadas a las megaurbes. En estos pozos infestos es poco probable que nos encontremos con zonas proclives a los cambios revolucionarios, ni si quiera en sus suburbios más deprimidos. Sin embargo si nos fijamos en el informe GAR-UN son éstos los lugares más propensos a sufrir un fallo sistémico multifactorial, al contar con menos recursos para superar los problemas. Lo que pueda salir de tales engendros nos es del todo desconocido, siendo en sí cada una un gran laboratorio. Pero si no se produce un cambio de mentalidad estamos seguros que los viejos e inhumanos modos permanecerán hasta que se acomoden tarde o temprano a la nueva situación.

¿Pueden las organizaciones sociales incidir en el desarrollo de los acontecimientos?

Como hemos mencionado, los movimientos sociales se localizan en la base de la canasta de fallos multifactoriales que pueden desencadenar un fallo fatal del sistema. Las organizaciones revolucionarias se suponen que desean un 'Cambio de Sistema' hacia otro por lo menos más humano. Los mecanismos y estrategias son de sobra conocidos. Ahora nos vemos en la necesidad de que a demás sea respetuoso con el medio ambiente. Esto hecho elimina de por sí todas las ideologías desarrollistas y productivistas. A demás la inminencia es real, a pocas décadas vista, lo cual elimina a demás a las organizaciones reformistas. Socialistas utópicos, socialdemócratas, social liberales, liberales, liberalcatólicos, neoliberales, las variantes del fascismo y del conservadurismo son parte del pasado. Son engranajes de un sistema pasado de roscas.

La misión de una organización social que pretenda pervivir y cambiar ha debería enfocarse en lograr una masa crítica de activistas y simpatizantes mientras se prepara para los distintos golpes, que repetimos, al ser estos multifactoriales y dependientes del lugar, deben ser previstos y adaptados en el momento.

La acción debería enfocarse, en términos del informe GAR, como estresores, potenciando el efecto negativo sobre el sistema o bien mitigantes, evitando los estreses inducidos y provocados por el mismo.

Es vital reconocer cuándo se está ante una crisis sistémica y cuándo ante una crisis inducida para mantener el régimen. Por la 'doctrina del Shock' sabemos que la forma más efectiva de introducir cambios radicales es producir una agresión tan grande que la población no encuentre opciones de maniobra. Por la doctrina del 'Caos ordenado' Rumsfeld-Cebrowsky, sabemos que es más fácil y rentable explotar un territorio desorganizado que uno organizado. Un ejemplo es el uso de la guerra para instigar crisis. Cuando un país inicia un conflicto se aplican una serie de medidas que inducen artificialmente un estrés económico en forma de 'esfuerzo bélico', social con por ejemplo estados de excepción, y político por medio de la represión, pero proporcionan un aumento de la gobernanza por medio de la propia represión y redirigen los capitales.

A pesar de todo tanto el informe de la ONU como del WEF no de dan demasiada importancia a las posibilidades sociales de cambio más allá de las capacidades de actuación de los gobiernos. Opinan que las cadenas de poder están suficientemente bien cimentadas, por lo que a pesar de todos los problemas que surgen no ven tan probable ni incidente la ocurrencia de estos 'grandes desordenes civiles'.

El caso de España

Ya que este blog radica en Ofiusa, tierra de serpientes, y de buitres, veamos cuales podrían ser las posibles vías de crisis.

La gobernanza interna está garantizada por el ejército, la policía y la sumisión de las instituciones y partidos al IBEX 35. Cualquier tipo de cambio deberá contar con su beneplácito. Los conflictos nacionalistas tampoco presentan problema, ya que no proponen cambio de régimen, sino de sillas. En lo geopolítico estamos a expensas de las decisiones políticas de EEUU y de las económicas alemanas. Aunque pudieran surgir roces con países vecinos serían resueltos desde instancias superiores. Mucho se podría hablar del terrorismo en España y cómo el estado lo emplea, pero no es este el espacio. Tan solo decir que es usado sistemáticamente en beneficio del los intereses del Estado. España participa activamente en la OTAN y en misiones bélicas por todo el mundo, y sus bases militares sirven de soporte a todo tipo de incursiones, el gasto militar se ha disparado mientras la venta de armas repunta. Mientras sigan manteniendo escasa publicidad el ejército podrá seguir con sus actividades criminales.

La ocurrencia de eventos económicos adversos es muy alta debido a la fragilidad del sistema económico en el medio plazo. Si tenemos en cuenta la incidencia que tuvo la Gran Recesión de 2008 en el malestar social, se necesitaría un shock el doble de fuerte, doble de paro, privatizaciones, caída del PIB y de recortes, para crear el malestar necesario que impulsase a generar una oposición seria al sistema. En este sentido el Estado cuenta con recursos y aliados suficientes para superar los problemas o reprimir las reivindicaciones. Un evento en la zona o global es igualmente probable, pero es de esperar que si se introducen cambios correctores serán graduales y constantes, como en el periodo de Austeridad, que permitan una adecuada adaptación a las crisis.

El control social del aparato gobernante es hegemónico. Está bien protegido por un sistema propagandístico ubícuo y un sistema represivo policial sofisticado. Los riesgos sociales son valorados como de menor incidencia y menor ocurrencia. Siguiendo la guía de riesgos del GRR19 la incidencia de pandemias es posible que sea escasa debido al eficiente sistema sanitario. La sociedad está suficientemente fragmentada como para evitar su organización fuera del sistema. Los sindicatos, desorganizados, no son capaces de oponerse a los patronos. El paro endémico tampoco parece ser suficiente alto como para crear el malestar social necesario. Por último la situación económica hace de este país un lugar poco recomendable para migrar.

España se caracteriza por su retraso tecnológico dentro de los países desarrollados. El uso adictivo de redes sociales no evita que la mayoría de instituciones y empresas usen programas obsoletos y sistemas de acceso de bajo perfil. Aunque se disponen de recursos suficientes para controlar la integridad del sistema de comunicaciones la dependencia tecnológica tanto en equipos como en servicios la hacen altamente dependiente y vulnerable. Vasallos de nuestros proveedores. Aún así, aunque la incidencia de crisis cibernéticas fuera posible, un colapso entendido como final del suministro de tales es en el largo plazo muy improbable.

Entre los riesgos ambientales podemos destacar dos. Uno el agotamiento de acuíferos es un lento e inexorable problema acumulativo que tarde o temprano acabará afectando a todas las cuencas, y con ello a las actividades agrícolas. A pesar de ello hay posibilidades internas de suplir de agua a pueblos y ciudades, a pesar de que se resintieran las explotaciones. Las olas de calor y lluvias torrenciales también pueden afectar a los negocios agrícolas e incluso turísticos. La inseguridad alimentaria proviene tanto de dentro al poder verse afectada la producción agrícola por el cambio climático, como de fuera, al poder ser afectados tanto sus proveedores. A pesar de todo las previsiones para el sector tienden al crecimiento, el aumento de consumo de producto externo y a la exportación hacia Europa y China. Es decir, alimentariamente podrían existir carestías de productos puntuales, pero podrían ser sustituidos por otros o sufrir un gran aumento de precios antes de producir desordenes civiles.

Como vemos, España parece un país precario, pero para el tema que nos atañe, una crisis que lleve a un colapso, el peligro parece bastante lejano en el medio a largo plazo. Lo cual no quiere decir que no exista sufrimiento intenso. Como indica la ONU parece que solo eventos multifactoriales concomitantes serían capaces de erosionar el sistema para tumbarlo. Para crear escenarios deberíamos estudiar las posibilidades de ocurrencia de cada evento y barajar sus posibles combinaciones conforme a su ocurrencia.

Ahora bien, ¿Qué sucedería si después de un periodo de deterioro del Estado del Bienestar, problemas territoriales irresueltos, guerra incipiente con Rusia, Irán, Venezuela o Argelia, disminución del comercio internacional, colapso de un par de mercados, disminución de redes de suministros alimentarios e industriales... se produjesen casos de competencia con sus aliados? El supuesto ejemplifica un escanario futuro de degradación muy probable, aunque aún lejano. Es seguro que este tipo de competencias puedan observarse en escenarios post-Brexit. Si Alemania, Francia, Reino Unido o los propios EEUU declarasen el estado de emergencia por el motivo que fuese, serían capaces de desviar los flujos energético, alimenticios o migratorios preferente hacia sus estados. Esta competencia sería fatal para España, la UE y la OTAN. Sin la UE, la cual supone alrededor de un 60% de la balanza comercial española su economía quedaría tocada y continuaría con su tendencia a la baja iniciada desde mediados de los 1980 con la Reconversión Industrial.

Apuntamos pues a que el nivel de degradación del sistema no es crítico como para que colapse y la labor social debe enfocarse en la desfragmentación, en la organización de las bases. El punto de partida es la incapacidad del sistema para frenar el cambio climático, lo cual nos llevará a una crisis sin precedentes. El punto final es la modificación del sistema productivo. Esto no se puede hacer sin un cambio de valores. Para ello es necesario una concienciación personal previa a un debate entre las bases que excluya cúpulas dirigentes. Pero un debate que no debe durar mucho, porque el tiempo en que la degradación ambiental nos lleve al colapso es realmente escaso. Es decir, el debate debe empezar por aquellas organizaciones que reconocen la inminencia de los problemas ambientales y después extenderse.

La perspectiva laboral, la lucha de clases, siempre es el tema de fondo, porque no se puede modificar el sistema productivo sin alterar el sistema de propiedad ni salarial.

Hay sin embargo posibilidades reales de que las distintas crisis venideras produzcan zonas de exclusión suficientemente amplias como para poder establecer cabezas de playa hacia nuevos modelos. En este sentido nos encontramos con los suburbios y 'la España vaciada', áreas rurales semiabandonada. El problema es que cuanto más nos alejemos de la fuente del problema más difícil será llegar a esta para atajarla. Esconderse en una comunidad o territorio ya no es una opción, ya que el sistema de producción global nos acabará afectando en forma de cambio climático si o si. El motivo del cambio es nuestra supervivencia y por los motivos aducidos el sentido del cambio debe ser el revolucionario.

Conclusiones

Lo que se puede deducir de ambos informes GAR y GRR19 es que el sistema capitalista va a seguir funcionando hasta que se produzca un fallo esencial y multifactorial del sistema, una ocurrencia extremadamente improbable en el medio e incluso largo plazo pero seguro después de un periodo de acúmulo de crisis; a pesar de las muertes, sufrimiento o el daño que se puedan registrar.

El tiempo corre en nuestra contra, al desarrollarse la crisis en medio de sociedades desmoralizadas, desorganizadas, alienadas y reprimidas, y cuanto más se dilate la revolución social, la rebelión de los pueblos a su destino, más presente se harán las distintas crisis hasta llegar al colapso 'por causas naturales'; con su trágico desenlace.

No podemos perder el punto de vista geopolítico y sus crisis inducidas. Los recursos son más fáciles y rentables de extraer de las zonas desorganizadas y en conflicto. Hay grandes países y regiones que se mantienen artificialmente en situación de crisis e infradesarrolladas a pesar de que sus condiciones materiales indican que podrían desarrollarse. Y habrá muchos más en que se evite la respuesta a las crisis, como al cambio climático, tan solo para generar un estado de crisis constante que permita su explotación. Es el caso de Brasil. Es decir,el  que un país se encuentre en medio de varias crisis no quiere decir que sea más propenso a un cambio de sistema si estas han sido originadas intencionadamente. En numerosos países de África una disminución de la presión colonial/imperial podría permitir el desarrollo de oligarquías internas y mantener sistemas capitalistas llegando a convertirse en potencias regionales en el largo plazo, caso de Sudáfrica, Kenia, Congo o Nigeria; y perpetuar el capitalismo.

No se considera que ni los desordenes civil, la inestabilidad política o económica, ni si quiera factores de degradación ambiental o guerras puedan por sí solos afectar al sistema a pesar de que si puedan permaneces insidiosamente presentes. Solo hay que pensar en la cantidad de Estado Fallidos en los que se practica un "sano" capitalismo a golpe de pistola.

Estos fallos multifactoriales se consideran frecuentes e impactantes, pero no fatales, por lo que los capitalistas creen por ahora poder revertir cualquier situación en su favor.

La subestimación del impacto de la escasez de hidrocarburos, el famoso peak oil, conocida su importancia en el sistema, solo puede querer decir que sus flujos han sido asegurados, y que aunque pueden derivar en crisis locales y guerras no se considera en el medio plazo suficiente argumento de preocupación. De hecho EEUU no solo planea mantener la producción, sino aumentarla durante la próxima década, amenazando con "ahogar al mundo" en petróleo. La ONU solo considera relevante la interrupción de la cadena alimentaria, ya sea por escasez o bloqueo.

Para las organizaciones revolucionarias reconocer que la fragmentación de los territorios capitalistas, la independencia o autonomía de los mismos, no permitirán el desarrollo de actividades revolucionarias más que en eriales y zonas muertas no tiene que ser desesperanzador. El capitalismo no da ente a lo que no puede explotar, por lo que si no se explota ni se permite la obtención de beneficio del territorio se podrá mantener alejado al capital. Por lo mismo, la recuperación de una zona muerta puede transformar una zona abandonada a su suerte y susceptible de sufrir una cambio de sistema, en un artículo de rapiña y explotación. ¿Quiere esto decir que deberemos vivir en desiertos? No, solo que el replanteamiento del modo de vida y las prioridades debe depender de nosotras mismas.

Aunque cayese un sistema político entero de un país, el cáncer capitalista volvería como la peste en todas aquellas zonas en las que se estableciera un sistema basado en la propiedad, el asalariado y de mercado. Y en todas aquellas que no se protegieran adecuadamente por parte de sus moradores, como vemos en las selvas amazónicas. El conflicto con el capitalismo es inevitable. Y esto nos lleva a la necesidad de organizar la defensa, aunque ésta sea el origen del estado. La necesidad de una milicia es apesadumbrante, ya que su mera existencia es una puerta abierta a la acumulación, al abuso y en definitiva al capitalismo. Pero donde no haya ejército habrá un ejército; lo que variará será su divisa, no su existencia. En ese sentido son referentes las Autodefensas comunitarias.

De la actividad coordinada de las distintas zonas de cambio dependerá la supervivencia del conjunto. Recordar que no se puede pensar en el conflicto armado abierto contra las organizaciones profesionales y predadoras debido a la diferencia de capacidades. Esto nos sumerge de lleno en el concepto moderno de guerra asimétrica. Un perfil productivo bajo implica unas capacidades defensivas limitadas. Los conflictos deberán resolverse por otros medios y abandonar los cauces tradicionales.

Hoy en día, una vez destruidas las capacidades reproductivas locales, las posibilidades laborales por medio de la precarización, subempleo, paro y pérdida de poder adquisitivo, y reconocida la importancia de la migración para los capitalistas, la única respuesta a estos fenómenos es intensificar los esfuerzos obreristas, feministas, internacionalistas, y ecologistas, e intentar organizar a nuestras hermanas migrantes, empujadas hacia nosotros a base de cañonazos, en nuestras organizaciones populares revolucionarias para volver a crear una masa crítica con aspiraciones de cambio social capaces de incidir en sus entornos político-sociales antes de que estos las engullan. Es la labor de todas los anarquistas favorecer este debate.

Publicado 26.8.2019, última edición 28.8.2019

sábado, 24 de agosto de 2019

Historias del Capitalismo Salvaje: el Transplante de la Economía Estadounidense a China. USA Descapitalizada

Los medios de comunicación presenta la realidad como un mosaico de hechos inconexos a partir de los cuales no se puede entender nada. Sus bases teóricas forjadas en institutos, instituciones y universidades no son más que un pálido reflejo de las prácticas llevadas por empresas y corporaciones, los verdaderos artífices del Interés Nacional. Este interés nacional usa todo los subterfugios para autoperpetuarse. Para mantener la paz social necesita tener una justificación socialmente aceptada y obtener el consenso social. Es por esto que mienten descarada mente. Estas mentiras fluyen a través de sus canales de modo que el conjunto no puede distinguir la verdad de la ficción. Son mentiras que quieren ser creídas.

Ante nosotrxs hechos relevantes. No existe guerra comercial entre USA y China. El dinero no aumenta el consumo, ni la inversión, ni la producción. La acumulación de hoy es la pérdida de mañana. Toda una elegía para una escuela de pensamiento, el liberalismo, que se ha convertido en un cáncer para el mundo.

Para explicar los fenómenos observados necesitas una clave, una idea que permita seguir el hilo argumental y darle sentido. Ninguna de las teorías económicas actuales esgrimidas por los media es capaz de acercarse a este tipo de entendimiento básico. El Dr. Paul Craig Roberts vuelve la vista a la base teórica más básica de la propia economía para mostrar por qué las ideas económicas actuales son incapaces de explicar su propio fracaso. Básicamente un conflicto entre macro y microeconomía radicado en el fundamento ideológico de sus valores: el beneficio personal. Este lleva a un enriquecimiento del individuo que a la postre empobrece al resto, disminuyendo la demanda agregada y con esta sus propios beneficios en el futuro. Una vez acabas con el alimento fresco solo puede vivir de la carroña, no es en vano que esta sea una época de buitres.

Salud! PHkl/tctca
________
Fuente - What Globalism Did Was to Transfer the US Economy to China - Global Research 21.8.2019 por Dr. Paul Craig Roberts

El principal problema de la economía de Estados Unidos es que el globalismo la ha estado deconstruyendo [destruyendola desde sus principios teóricos]. La deslocalización de empleos en Estados Unidos ha reducido su capacidad industrial y de fabricación; y la innovación, investigación, desarrollo, cadenas de suministro, poder adquisitivo del consumidor y base impositiva de los gobiernos estatales y locales asociados. Las corporaciones han aumentado ganancias a corto plazo a expensas de estos costos a largo plazo. En efecto, la economía de los Estados Unidos se está moviendo del primer al tercer mundo.

Los aranceles no son una solución. La administración Trump dice que los aranceles los paga China, pero a menos que Apple, Nike, Levi y todas las compañías deslocalizadas obtuvieran una exención de los aranceles, estos aranceles recaen sobre la producción deslocalizada de empresas estadounidenses que se venden a consumidores estadounidenses. Las tarifas o bien reducirán las ganancias de las empresas estadounidenses o bien serán amortizadas por los compradores estadounidenses de los productos a precios más altos. Los aranceles perjudicarían a China solo al reducir el empleo chino en la producción de bienes estadounidenses para los mercados estadounidenses.

No hay guerra comercial

Los medios financieros están llenos de predicciones nefastas sobre las consecuencias de una "guerra comercial" entre Estados Unidos y China. No hay guerra comercial. Una guerra comercial es cuando los países intentan proteger sus industrias al colocar barreras arancelarias a la importación de productos más baratos de países extranjeros. Pero la mitad o más de las importaciones procedentes de China son importaciones de empresas estadounidenses. Los aranceles de Trump, o una gran parte de ellos, recaen sobre corporaciones estadounidenses o consumidores estadounidenses.

Uno debe preguntarse si a caso no hay un solo economista en ningún lugar de la administración Trump, la Reserva Federal o cualquier otro lugar de Washington, capaz de comprender la situación y hacer comprender al presidente Trump.

Una consecuencia de la universal ignorancia económica de Washington es que los medios financieros han inventado la historia de que los "aranceles de Trump" no solo están llevando a los estadounidenses a la recesión, sino también a todo el mundo. De alguna manera, los aranceles a los Apple y los iPhones, al calzado Nike y a los jeans Levi están llevando al mundo a una recesión o algo peor. Esta es una conclusión económica extraordinaria, pero la capacidad de pensamiento prácticamente ha desaparecido en los Estados Unidos.

En los medios financieros, la pregunta que se hacen es: ¿Causarán los aranceles de Trump una recesión estadounidense/ mundial que le costará a Trump su reelección? Esta es una pregunta realmente estúpida. Estados Unidos ha estado en recesión durante dos o más décadas, ya que su capacidad de fabricación/ industrial/ ingeniera se ha transferido al extranjero. La recesión de los Estados Unidos ha sido muy buena para la parte asiática del mundo. De hecho, China debe su aumento más rápido de lo esperado como potencia mundial debido a la transferencia de empleos, capital, tecnología y conocimientos comerciales estadounidenses a China por el simple hecho de que los accionistas estadounidenses puedan recibir beneficios del capital y los ejecutivos estadounidenses puedan recibir comisiones extra por producir reduciendo los costos laborales.

Aparentemente, los economistas neoliberales, un oxímoron, no pueden comprender que si las corporaciones estadounidenses producen los bienes y servicios que comercializan a los estadounidenses en el extranjero, son las ubicaciones en el extranjero las que se benefician de la actividad económica.

La producción deslocalizada comenzó en serio con el colapso soviético, momento en que la India y China abrieron sus economías a Occidente. El globalismo significa que las corporaciones estadounidenses pueden ganar más dinero al deshacerse de su fuerza laboral estadounidense. Pero lo que es cierto para la compañía individual no es cierto para el agregado. ¿Por qué? La respuesta es que cuando muchas corporaciones trasladan su producción de  los mercados de EEUU a el extranjero, los estadounidenses, desempleados o empleados en trabajos con salarios más bajos, pierden el poder de comprar los bienes deslocalizados.

EEUU se ha descapitalizado

He avisado durante años que los empleos en EEUU ya no son empleos de clase media. Los trabajos han estado disminuyendo durante años en términos de valor añadido y remuneración. Con esta disminución, la demanda agregada disminuye. Tenemos las pruebas de esto en el hecho de que durante años las corporaciones estadounidenses han estado usando sus ganancias no para invertir en nuevas plantas y equipos, sino para recomprar sus propias acciones. Cualquier economista digno de ese nombre debería reconocer instantáneamente que cuando las corporaciones recompran sus acciones en lugar de invertir, no se ve demanda por aumentar las salidas. Por lo tanto, saquean sus corporaciones por comisiones, descapitalizando a las empresas en el proceso. Se sabe perfectamente que esto es lo que está sucediendo, y es totalmente inconsistente con una economía en crecimiento.

Así con la tasa de participación de la fuerza laboral en la demanda. Normalmente, el crecimiento económico da como resultado una tasa creciente de participación de la fuerza laboral a medida que las personas ingresan en la fuerza laboral para aprovechar los empleos. Pero a lo largo del supuesto auge económico, la tasa de participación ha estado disminuyendo, porque no hay empleos que se puedan tener [flexibilidad y precarización].

En el siglo XXI, EEUU se ha descapitalizado y el nivel de vida ha disminuido. Durante un tiempo, el proceso se detuvo gracias a la expansión de la deuda, pero el ingreso del consumidor no se sostuvo y la expansión de la deuda del consumidor alcanzó sus límites.

El "equipo de protección de caída" de la Fed/Tesoro [Working Group on Financial Markets WGFM] puede mantener el mercado de valores al alza comprando futuros de S&P. La Fed puede inyectar más dinero para aumentar los precios de los activos financieros. Pero el dinero no aumentar la producción, porque los trabajos y la actividad económica que representan los trabajos se han enviado al extranjero. Lo que hizo el globalismo fue transferir la economía estadounidense a China.

El análisis estadístico real, en contraste con la propaganda oficial, muestra que la imagen feliz de una economía en auge es una ilusión creada por engaño estadístico. La inflación está infravalorada, por lo que cuando el PIB nominal se desinfla el resultado es contar precios más altos y un aumento en la producción real; es decir, la inflación se transforma en un crecimiento económico real. Pero el desempleo no se está midiendo. Si no se ha buscado trabajo en las últimas 4 semanas, oficialmente no se forma parte de la fuerza laboral y no cuenta como desempleo. La forma en que el gobierno cuenta el desempleo es tan extraordinaria que me sorprende que Estados Unidos no tenga una tasa de desempleo cero.

¿Cómo se recupera un país cuando ha cedido su economía a un país extranjero que ahora demoniza como enemigo? ¿Qué mejor ejemplo hay de una clase dominante totalmente incompetente que una que envía su economía atada y amordazada a su enemigo para que sus amigos corporativos puedan acumular riquezas en el corto plazo?

No podemos culpar de esto a Trump. Él heredó el problema y no tiene asesores que puedan ayudarlo a comprender el problema y encontrar una solución. No existen tales asesores entre los economistas neoliberales. Solo se me ocurren cuatro economistas que podrían ayudar a Trump, y uno de ellos es un ruso.

La conclusión es que Estados Unidos está encerrado en un camino que conduce directamente al Tercer Mundo de hace 60 años. El presidente Trump no puede hacer nada al respecto.

jueves, 22 de agosto de 2019

Comunicado Revolucionario Unitario - Contracumbre G7EZ. #G7Biarritz. 24 a 26 Ago 2019 Biarriz



Fuente - [#G7Biarritz]: Comunicado Revolucionario Unitario | Alasbarricadas.org 19.8.2019

[#G7Biarritz]: Comunicado Revolucionario Unitario
Del 24 al 26 de agosto tendrá lugar en Biarritz la cumbre del G7. Siete de las mayores potencias capitalistas e imperialistas se unirán para defender los intereses de la clase burguesa. Estarán acompañados por una larga procesión de cabilderos y empresas, como cortesanos en la corte del rey. Durante el G7, la región se convertirá en una zona ultra militarizada, bunkerizada por las fuerzas represivas, lo que obstaculizará la libertad de ir y venir.

En respuesta a esta perturbación capitalista y de la seguridad, se está organizando una contracumbre en el País Vasco (19-26 de agosto) con una multitud de organizaciones de izquierda. Como activistas y libertarios, los temas discutidos, la forma de organización, las elecciones de lucha no corresponden a nuestra estrategia. Nuestra respuesta debe ser revolucionaria, fundamentalmente anticapitalista, internacionalista y autogestionaria. No creemos que la forma elegida para la contracumbre movilice a las clases dominadas o desencadene un amplio movimiento de protesta. Muchas cumbres internacionales, muchas contracumbres, pero pocos resultados…

Es hora de que las fuerzas revolucionarias cuestionen las respuestas que se darán durante tales eventos para ponerle fin. Estas reuniones de contracumbres son a menudo el lugar de encuentro e intercambio entre personas exclusivamente militantes. Creemos que esto no es suficiente, estas reuniones juntan a personas que ya están concienciadas sobre estos temas y durante ese tiempo nosotros, los activistas, estamos desconectados de las luchas.

Esta intersección nos aísla de la población. No respaldamos ni apoyamos oficialmente la organización de la contracumbre del G7. Sin embargo, no estamos allí para socavar el trabajo de los camaradas que organizan este anti-cumbre e incluso si no nos corresponde, nos gustaría expresar nuestra solidaridad con ellos y ellos. ¡Encontrémonos en las luchas! Es la libertad de los activistas determinar sus tácticas. No llamamos a cruzarse de brazos ni a permanecer en la crítica. Seamos numerosos en las luchas por los intereses de nuestros trabajadores. Privilegia la acción directa. Seamos numerosos para participar en las acciones de bloqueo, desobediencia civil y protestas que tendrán lugar durante el G7.

Firman: Colectivo anarquista del sur de Adour, Indar Beltza, IPEH Antifaxista, Sare Antifaxista, Unión Comunista Libertaria de Burdeos-Gironda.
__________
#G7Biarritz: en las últimas horas van llegando noticias sobre la organización de la contra-cumbre. Por ejemplo los compas de Rouen dans la Rue informan a través de su enviado especial de que la policía realiza rondas continuas por dentro de la zona de acampada, dato que se ha sumado a la sensación compartida por varios colectivos de que se está poniendo el peso de la carga sobre el devenir de las movilizaciones en la autocensura de quienes participen en manifestaciones "familiares" y "pacíficas" para protestar por la militarización en la práctica de todo un territorio por el capitalismo transnacional para sus negocietes (recordamos que se pueden visualizar todas las restricciones que tendrán lugar en un mapa temático). Por su interés traducimos y reproducimos los comunicados que nos van llegando de diversos colectivos.

Vía Sare Antifaxista:

miércoles, 21 de agosto de 2019

Llamamiento a la movilización contra el G7 y su mundo. 24 a 26 Ago 2019 Biarriz

¿Qué es el G7?

El G7 agrupa a las 7 potencias económicas occidentales (EEUU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá). Establece una jerarquía entre las grandes potencias, debidamente alineadas ideológicamente, y el resto de países. El G7 ha sido cuestionado desde su inicio, por carecer de legitimidad.

Apoyando el libre comercio, la desregulación y la austeridad presupuestaria, los estados del G7 han impulsado las desigualdades sociales hasta niveles a los que jamás habían llegado en los últimos cien años. Las cumbres del G7 son un símbolo de la supremacía de las grandes potencias occidentales, y se celebran al objeto de encauzar los mejores compromisos para los intereses del capitalismo. Las políticas económicas y financieras que se les imponen a los demás países se deciden en base a esos compromisos.

La próxima cumbre del G7 tiene la particularidad de que se va a celebrar en Euskal Herria, esto es, en un territorio en el que la solidaridad, la voluntad de construir un mundo distinto y la resistencia frente al capitalismo, el heteropatriarcado y el imperialismo están vivas y fuertemente enraizadas.

El mundo del G7

Durante mucho tiempo, el objetivo de las cumbres del G7 ha sido hacer frente a las continuas crisis del capitalismo, imponiéndole al mundo duras recetas neoliberales. Hoy en día, su necesidad más urgente es salvar al sistema de las consecuencias de las políticas que los propios países miembros del G7 han desarrollado en los últimos 40 años. Sin embargo, últimamente ha sido cuestionada incluso la supuesta eficacia de esas cumbres, debido a la inestabilidad internacional, a la combinación de diferentes crisis, a la fuerza de los intereses capitalistas y a medidas que no van a la raíz del problema. Por encima de todo, las cumbres del G7, que despilfarran enormes cantidades de dinero (500 millones de dólares en 2018), no son más que operaciones de comunicación.

La situación del mundo que tiene como símbolo el G7 es muy grave, y sus características son tan evidentes como indiscutibles:
  • cambio climático,
  • contaminación del medio ambiente y enorme pérdida de biodiversidad,
  • aumento de las desigualdades entre países y clases sociales,
  • guerras imperialistas, conflictos alimentados y empobrecimiento de millones de personas
  • migraciones forzadas y cierre de fronteras de países ricos,
  • expansión del autoritarismo, el fundamentalismo religioso y el racismo,
  • políticas neoliberales que impulsan el aumento de la violencia machista,
  • expropiación de personas, pueblos y territorios por parte de las transnacionales.
A una gran parte de la humanidad se le han negado los derechos fundamentales recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Algunos pueblos no son reconocidos y, además de verse violentamente oprimidos, todavía se les niega el derecho de autodeterminación, incluso en el mismo corazón de Europa. En los países ricos que integran el G7 las políticas de austeridad empeoran continuamente las condiciones de vida y trabajo.

Hoy en día el sistema atraviesa una crisis general y múltiple: social, política, medioambiental, de cuidados, geopolítica…. Es una crisis que cuestiona incluso las condiciones para la vida.

¿Cuáles serán los grandes temas de 2019?
Todos los años, queriendo hacer frente a las críticas sobre su legitimidad, el G7 adelanta temas de actualidad e invita al debate a los agentes de la sociedad civil. En realidad, quienes lideran el G7 nunca han cumplido sus promesas. Las declaraciones finales que siguen a cada cumbre recogen hermosos objetivos que nunca se traducen en medidas concretas. Los ejemplos son innumerables: ayudas al desarrollo (Escocia 2005); paraísos fiscales (Irlanda 2013); defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas pero, anteponiendo los intereses de los estados, endurecimiento del control de fronteras (Italia 2018).

¿Qué ocurre en los territorios donde se celebran cumbres del G7?
Durante el transcurso de las cumbres las libertades públicas se ven enormemente recortadas (libertad de circulación y derecho de manifestación, por ejemplo). Durante varios días se impone un verdadero estado de sitio y una asfixiante ocupación policial (se prevén 15.000 militares y policías).

¿Por qué tendríamos de admitir todo eso sin dar ninguna respuesta? Ya nadie cree en la eficacia del G7. Ya nadie lo acepta. Es un enorme despilfarro de dinero público, y la mejor salida es su disolución.
a
Creando otro mundo desde EH
Vamos a movilizarnos contra la cumbre del G7 que se va a celebrar en agosto de 2019 en Euskal Herria, porque urge cambiar radicalmente el mundo que simboliza. Crear otro mundo es posible, necesario y urgente, y desde Euskal Herria también tenemos que aportar en esa dirección. En los últimos años se están multiplicando las movilizaciones y proyectos por un cambio de modelo: contra el cambio climático, por el derecho a la movilidad, por los derechos de la clase trabajadora, desde el feminismo, por la diversidad cultural y lingüística, contra la guerra y a favor de la paz, así como diversas iniciativas autogestionadas.

En esa línea, además de rechazar la presencia del G7 queremos reivindicar con fuerza el cambio social.

Nos movilizaremos para defender otros modelos y construir otras salidas, por un mundo en el que la justicia social, la solidaridad y la igualdad se conviertan en una realidad concreta. Vamos a impulsar modelos que ya están en marcha en diferentes partes del mundo:
  • Para romper con la lógica capitalista basada en la explotación.
  • Para acabar con el patriarcado y con el reparto del trabajo en función del sexo.
  • Por una acción eficaz en contra del cambio climático y por un nuevo modo de vida que respete los ecosistemas.
  • Para crear un mundo basado en el antiimperialismo, el internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos. Por la desmilitarización de las relaciones internacionales.
  • Para decidir democráticamente todo lo relacionado con la organización de la vida común y para defender el derecho de autodeterminación de los pueblos.
  • Para garantizar la diversidad cultural y lingüística.
  • Para combatir todas las formas de racismo y luchar por el reconocimiento de todos los derechos para toda la población del planeta.
Invitamos a integrarse en la plataforma a todos los agentes que compartan este llamamiento. Llamamos a movilizarse a toda la población, tanto a la de aquí como a la de otros lugares. Aunemos todas las fuerzas posibles en contra de la cumbre del G7 de agosto de 2019.

G7 EZ !

EHtik beste mundu bat sortzen

Euskal Herriko plataforma

Fuente - Appel – G7 EZ! 2019

sábado, 17 de agosto de 2019

Cumbre G7EZ Biarritz! Lista de Bloqueos, Aciones y Movilizaciones

Fuente - Bloqueos, acciones y movilizaciones protesta G7 Biarritz | SARE ANTIFAXISTA 12.8.2019

Queda menos de 10 días para la cumbre G7 Biarritz, aquí están algunos de los llamamientos realizados por plataformas, organizaciones y colectivos

Acciones y movilizaciones organizadas por la plataforma G7 Ez!

19-24 de Agosto. Contracumbre (Urruna, Hendaia, Irun)
24 de Agosto Manifestación Irun-Hendaia
25 de Agosto. 7 concentraciones en siete puntos entre Angelu, Baiona y Biarritz contra la prohibición de manifestarse.

Acciones de bloqueo chalecos amarillos y organizaciones antikapitalistas 
19 al 25 agosto

A63 - D932 - D936 -D260 - D810 - D911
Aeroport - Tgv - Oui.sncf
Autoroute de la Côte Basque, Bayonne
Autoroute de la Côte Basque, Anglet
Rue Bassilour, Biarritz
Unnamed Road, Saint-Jean-de-Luz
Route de Souhara, Urrugne
Unnamed Road, Urrugne
Unnamed Road, Biriatou
Route de Béhobie
Péage de Biriatou

"Gilets Jaunes"
Dimanche 25 août à 12h : sept rassemblements "arc-en-ciel" autour de Biarritz à l'appel des plateformes, pour entourer le G7 et dénoncer l'interdiction de manifester.
Choisissez dès maintenant votre lieu et motivez vos potes :
- Sur le rond-point de la Cité de l’Océan de Biarritz
- Sur le rond-point Barroilhet de Bidart (sortie d’autoroute de Biarritz)
- Sur le rond-point de Maignon à Anglet
- A la mairie d’Anglet
- A la mairie de Bayonne
- Sur la place des Cinq cantons à Anglet
- A la plage de la Chambre d’Amour à Anglet

Contre le G7 et son monde Toutes les informations sur le Contre-G7 (Hendaye-Irun 19-26 août).
https://gjg7contresommet.wixsite.com/gjg7/post/contre-le-g7-et-son-monde-du-19-au-26-août

Contre-G7 (Hendaye-Irun 19-26 août)

G7 Ez! Gazte Gunea
Abuztuaren 21etik 23ra, G7 ez plataformak antolaturiko kontra-gailurrean Hendaian Hendaia,

"Ama Lurra"
Lurra eta Askatasuna
Abuztuaren 21, 22, 23
Topaketa intergalaktikoak
Hendaia (Lapurdi)
Biriatu, Behobia, Angelu, Miarritz, Baiona

Llamamiento de organizaciones Antikapitalistas a realizar bloqueos masivos
________
Para Saber más
Plataforma: G7 EZ! – No al G7, construyendo otro mundo desde EH
• info@g7ez.eus | para mas informaciones
• harremanak@g7ez.eus | para alludar
• prentsa@g7ez.eus | para los medios

viernes, 16 de agosto de 2019

¿Existe Gaia? He aquí la Prueba. Un Colapso Anunciado

Fuente - Camino a Gaia: ¡Gaia existe! He aquí la prueba 13.8.2019

A veces se habla de los ambientalistas como "adoradores de Gaia", un término que se supone insultante. Resulta un poco extraño porque la mayoría de las personas en este planeta adoran abiertamente a entidades inexistentes y eso normalmente no los convierte en blanco de insultos. Tal vez sea porque hay una diferencia importante: Gaia existe.

¿Pero quién o qué es Gaia, exactamente? El nombre pertenece a una antigua diosa, pero la versión moderna es algo diferente. Como probablemente sepan, el término fue propuesto por primera vez por James Lovelock en 1972 y desarrollado conjuntamente con Lynn Margulis. Como sucede con muchas ideas innovadoras, fue el resultado de una simple observación: si la intensidad de la radiación solar aumenta gradualmente a lo largo de los eones, ¿cómo es posible que la temperatura de la superficie de la Tierra haya permanecido dentro de los límites necesarios para mantener viva a la biosfera? Tiene que haber algo que lo mantenga así. Lovelock propuso que el mecanismo se basara en la regulación de la concentración de gases de efecto invernadero, principalmente CO2. Una idea que es el núcleo del debate actual sobre el cambio climático: trata de los mecanismos internos que hacen del clima de la Tierra lo que es y lo que puede llegar a ser en el futuro.

Por lo tanto, Gaia es poderosa pero no se supone que sea benevolente o misericordiosa, y ni siquiera es una Diosa: podríamos decir que Ella es lo que es. Pero, ¿realmente existe? No todos están de acuerdo en este punto.

El concepto se denomina a menudo "Hipótesis de Gaia" y se han escrito libros enteros para demostrar que no existe tal cosa como un mecanismo de control de la temperatura de la Tierra. De hecho, al principio, la idea era sobre todo cualitativa y no estaba probada. Lovelock propuso un modelo inteligente llamado "Mundo Margarita" que mostraba cómo una biosfera simplificada podía controlar la temperatura de un planeta. Pero la biosfera de la Tierra no sólo está hecha de margaritas sino de otras muchas cosas. Sin embargo, con el tiempo se han acumulado pruebas de que Gaia es mucho más que una hipótesis cualitativa (o un objeto de culto por parte de personas que creen en seres inexistentes).

Permítanme mostrarles algunos datos de un artículo de Foster, Royer y Lunt de 2017 que pueden ser vistos como prueba de la existencia de Gaia aunque nunca mencionen el término. No se trata de nuevos descubrimientos, sino que utiliza los datos disponibles para observar cómo la concentración de CO2 y la irradiación solar han variado en los últimos 400 millones de años, la mayoría de los eones que llamamos el "Fanerozoico". El documento es un tanto técnico, pero claramente escrito y se puede seguir el argumento incluso si no se es especialista en física atmosférica. Aquí están los principales resultados:

La figura superior (a) muestra el promedio de forzamiento de CO2 (línea roja), comparado con el forzamiento solar (línea amarilla). Por "forzamiento" se entiende el efecto térmico sobre la Tierra expresado como potencia por metro cuadrado (W/m2). Se llama forzamiento porque es un cambio de una condición previa. Un forzamiento positivo calienta la Tierra, un forzamiento negativo la enfría. Los valores del orden de unos pocos W/m2 pueden parecer pequeños, pero pueden cambiar la temperatura de la Tierra en algunos grados centígrados.

El sorprendente resultado que aparece en la figura muestra cómo los dos forzamientos, Sol y CO2, se equilibran entre sí casi exactamente. Podemos ver esto en el panel inferior de la figura: el forzamiento neto es la línea roja. Esto es realmente impresionante. Suponiendo un factor de sensibilidad de 0,3, se puede calcular que el forzamiento solar, por sí solo, debería haber aumentado la temperatura media de la Tierra de unos 2-3 grados en 400 millones de años. El aumento habría sido considerablemente mayor si se hubieran tenido en cuenta las reacciones (por ejemplo, el vapor de agua). Pero no vemos este aumento, en absoluto. He aquí algunos datos recientes de Mills et al.


Miremos la curva gris: muchas oscilaciones pero, en promedio, la temperatura ha permanecido constante durante los últimos 400 millones de años. Si hubiera aumentado tan sólo 2-3 grados centígrados, el efecto sería claramente detectable. Si retrocedemos el límite a tiempos más antiguos, a los orígenes de la vida en la Tierra, el efecto debería haber sido mucho mayor: la Tierra antigua debería haber sido al menos 20 grados más fría de lo que es hoy en día. Debería haber sido una bola de hielo. No lo era: sabemos que había agua líquida incluso en aquellos tiempos remotos.

Por lo tanto, los datos son claros: el aumento de la irradiación solar sobre la historia geológica de la Tierra ha sido compensado principalmente por una disminución de la concentración de CO2. Por supuesto, hay otros factores que afectan al clima: otros gases de efecto invernadero, cambios de albedo, corrientes oceánicas, nubes, partículas atmosféricas, oscilaciones orbitales y axiales. Pero parecen jugar un papel menor en la escala de tiempo de un eón. ¿Podemos creer que esta compensación casi perfecta ocurrió por casualidad? Sí, a veces las cosas suceden por casualidad, pero ¿puede la misma cosa seguir sucediendo por casualidad durante 400 millones de años?

¿Alguien dijo "Gaia"? Sonríe! La tenemos delante. Ella existe y tenemos la suerte de que Ella es lo que es, Sistema de la Tierra o metáfora poética. De lo contrario, la biosfera habría muerto hace mucho tiempo, quemada o congelada.

¿Qué mecanismo hace que la concentración de CO2 disminuya a medida que aumenta la radiación solar?

Pero, ¿qué mecanismo hace que la concentración de CO2 disminuya a medida que aumenta la radiación solar? ¿Y adónde va el CO2 eliminado? Lovelock había propuesto que era sólo la biosfera la que hacía el trabajo, ahora parece que necesitamos una estrecha relación entre la biosfera y la geosfera para obtener el efecto que vemos. En parte, el CO2 se elimina de la atmósfera por fotosíntesis y luego se transforma en la sustancia inerte llamada "kerógeno" (el precursor de los combustibles fósiles), y luego se entierra en la corteza. En parte, el CO2 reacciona con los silicatos en la corteza para formar carbonatos sólidos. Es una larga historia  [el ciclo del carbono] y no todo es conocido, pero las cosas empiezan a tener sentido. Lovelock tenía razón.

¿Son relevantes para nosotros los acontecimientos que han ocurrido durante cientos de millones de años?
Ahora bien, ¿son relevantes para nosotros los acontecimientos que han ocurrido durante cientos de millones de años? Absolutamente sí. La escala de tiempo puede cambiar, pero la física sigue siendo la misma. Lo impresionante es que aquí no se juega con modelos misteriosos. Se trata de datos experimentales combinados con principios físicos simples que se conocen y establecen desde hace al menos un siglo. Demuestran que el CO2 afecta al clima, algo que muchos adoradores de Dios o del progreso se niegan a aceptar.

Comparando la situación actual con el registro del Fanerozoico, podemos ver que la fuerza que estamos creando con nuestras emisiones de CO2 (en la actualidad alrededor de 3 W/m2, y aumentando) es del mismo orden de magnitud de los forzamientos del pasado que causaron que la Tierra alcanzara la condición de "invernadero de la Tierra", 10-20 grados más caliente de lo que es hoy en día -- ¡y eso incluso para una irradiación solar más pequeña! Si ha sucedido en el pasado, es muy posible que vuelva a suceder. Pero sería más fácil hoy porque el sol está más caliente. Así que, bien podríamos estar en un problema muy profundo.

¿Cómo de rápido podría ocurrir la transición a una Tierra inhabitable para el ser humano?

 En este punto, los datos del Fanerozoico nos ayudan poco: no tenemos la resolución que sería necesaria para detectar eventos rápidos como el increíble estallido de concentraciones de CO2 en la atmósfera que los humanos han creado durante los últimos siglos. Algunas personas dicen que los seres humanos se extinguirán en unas pocas décadas debido al desencadenamiento de la liberación de metano, otro poderoso gas de efecto invernadero del permafrost. Eso sería consistente con las varias extinciones masivas que tuvieron lugar durante el Fanerozoico: sabemos que Gaia no es ni benevolente ni misericordiosa, nos enfrenta a las consecuencias de lo que hacemos

Pero la extinción de la humanidad no es necesariamente la voluntad de ninguna diosa. El daño que hemos causado puede ser revertido, especialmente si colapsa el sistema económico mundial. Eso detendría la quema de combustibles fósiles y la Tierra podría volver a las condiciones anteriores sin la destrucción total prevista en algunos escenarios. Con el tiempo, seguramente lo hará, aunque eso puede llevar unos cuantos millones de años. Gaia puede no ser benevolente, pero seguramente es paciente.

NdT- Me he permitido traducir y adaptar un artículo de Hugo Bardi sobre la existencia de Gaia y las consecuencias del Cambio Climático, comentando un paper científico.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Militarizar el Espacio, la Nueva Mala Idea del Pentágono

La tecnología ballística se ha desarrollado lo suficiente como para convertir a las plataformas orbitales en obsoletas. Incluso la India dispone de tecnología antiorbital ASAT. Tanto es así que Rusia y China han renunciado formalmente a su desarrollo. Sin embargo Estados Unidos insiste. ¿Qué se esconde detrás de esta obstinación, ya catalogada como error estratégico?

Salud!
_________________
Traducción tarcoteca - Weaponizing Space Is the New Bad Idea Coming From Washington D.C. - Strategic Culture 1.8.2019 por Federico Pieraccini

Cuando se considera la posibilidad de un conflicto de grandes potencias en el futuro cercano, es difícil evitar ver al espacio como una de las principales áreas de enfoque estratégico para las grandes potencias. Estados Unidos, Rusia y China tienen programas de vanguardia para la militarización del espacio, aunque con una gran diferencia.

Estrategia Americana: Fuerza Espacial

El anuncio de Donald Trump de crear una "Fuerza Espacial" no es una idea nueva. Durante la presidencia de Reagan se propuso una idea similar con el famoso programa "Star Wars", conocido formalmente como la Iniciativa de Defensa Estratégica SDI. Su objetivo era anular el concepto de Destrucción Mutua Asegurada (MAD [derivado del hecho de que después de un ataque nuclear contra una potencia la respuesta de ésta sería un contraataque que destruiría al rival, quedando ambos países destruidos]) mediante la colocación de Misiles Anti-Balísticos (ABM) en baja órbita terrestre para que puedan interceptar fácilmente misiles balísticos durante su entrada en órbita y antes su fase de reentrada. Los costos y la tecnología en ese momento resultaron prohibitivos para el programa, pero los planificadores militares mantuvieron el sueño de anular el concepto de MAD a favor de Washington, especialmente con el comienzo de la era unipolar tras el colapso de la Unión Soviética.

Las decisiones tomadas en los años posteriores, como la retirada de Estados Unidos del Tratado ABM en 2002 durante la presidencia de Bush y del Tratado INF durante la presidencia de Trump, siguen a las de Reagan al tratar de invalidar la MAD, un equilibrio de terror que ha servido para mantener una estabilidad estratégica.

Esta esperanza de acabar con la Mutua Destrucción Asegurada para que lo impensable pueda volverse pensable ha guiado el desarrollo de misiles de Rusia y China, que a través del desarrollo de misiles hipersónicos tienen como objetivo anular los sistemas ABM de los EEUU y, por lo tanto, pensar en un primer ataque nuclear no correspondido de nuevo. Con los recientes éxitos de Rusia en la prueba de tecnologías hipersonantes y el rápido desarrollo de otras 'nuevas armas estratégicas' [misiles de crucero de alcance global y vehículos submarinos no tripulados] anunciadas por Putin hace menos de 12 meses, la estabilidad estratégica parece haberse restablecido a través de la postura de disuasión fortalecida de Rusia.

El uso de armas en el espacio es un aspecto menos conocido y comentado de los locos intentos de Washington de hacer que la destrucción mutuamente asegurada ya no sea mutua y, por lo tanto, planteable. Durante el pico del momento hegemónico unipolar, la idea del Pentágono y los lobbistas del complejo militar-industrial era desarrollar el llamado Sistema de Ataque Global Rápido, que preveía poder lanzar un ataque aéreo con armas convencionales en cualquier parte del mundo en el espacio de una hora. El sueño (o ilusión) de los Estados Unidos era tener la capacidad única de determinar el curso de los eventos en todo el mundo en una hora. Esas naves experimentales así como el Vehículo de prueba orbital parecen confirmar que se han realizado serios esfuerzos para lograr este objetivo.

Estrategia Sino-rusa: Tratado PAROS

Ni China ni Rusia se han quedado sentados de brazos cruzados esperando a ser golpeados indefensos. El desarrollo ruso de su sistema S-500 ha sido bastante oportuno. El sistema S-500 a menudo se considera una actualización del más conocido S-400, pero en realidad son sistemas diferentes con fines y objetivos diferentes. La tarea principal del S-500 ['Prometheus'] es atacar objetivos a larga distancia en órbita baja terrestre. Por lo tanto, estamos hablando de la capacidad de eliminar los satélites militares o cualquier futuro ABM como los concebidos originalmente con el programa "Star Wars" de Reagan.

A diferencia de Washington, Moscú y Beijing no parecen estar desarrollando armas con bases en el espacio; ciertamente no van a aumentar sus presupuestos militares para crear una fuerza espacial. Por el contrario, ambos países han estado trabajando durante más de una década en un tratado propuesto de Prevención de una Carrera Armamentista en el Espacio Ultraterrestre (PAROS) que busca prohibir el armamento del espacio.

Los objetivos se resumen de la siguiente manera:
<<Bajo el borrador del tratado presentado a la [Conferencia de Desarme] por Rusia en 2008, los Estados Parte tendrían que abstenerse de llevar tales armas y amenazar con usar objetos en el espacio exterior. Los Estados Partes también acordarán practicar las medidas acordadas de Fomento de Confianza.
Un tratado de PAROS complementaría y reafirmaría la importancia del Tratado del Espacio Exterior de 1967, cuyo objetivo es preservar el espacio para usos pacíficos al prohibir el uso de armas espaciales y tecnología relacionada con la "defensa antimisiles". El tratado evitaría que cualquier nación obtuviese una ventaja militar en el espacio exterior.>>

Las intenciones del proyecto de tratado claramente se oponen a los planes de Washington. Por lo tanto, no es sorprendente que Washington no tenga ninguna intención de adherirse al PAROS, y probablemente sea solo cuestión de tiempo que Washington se retire también del Tratado del Espacio Exterior de 1967.

Ideología detrás de la estrategía

Trump está mirando las cosas desde un punto de vista práctico. Quiere dar un gran impulso al complejo militar-industrial, que ya está salivando ante la perspectiva de ser regado con decenas o incluso cientos de miles de millones de dólares de los contribuyentes en búsqueda de armar el espacio.

Pero los estrategas de Washington y los grupos de expertos ven la militarización del espacio desde una perspectiva diferente. Lo miran desde el punto de vista de que Washington sigue siendo una superpotencia que debe buscar prolongar su poder unipolar mediante el uso de la fuerza, incluso desde el espacio. Si bien es una tontería delirante, sin embargo, ha sido la perspectiva predominante en Washington durante al menos los últimos 25 años.

La razón por la cual China y Rusia han propuesto y continúan discutiendo el PAROS radica en sus filosofías políticas y militares, que contrastan con las de los Estados Unidos. Como potencia imperial que sigue empeñada en la dominación global, Estados Unidos siempre está buscando formas de subyugar y dominar a sus subordinados. Mientras que Rusia y China actúan para contrarrestar y rebalancear la agresión estadounidense, lo que en el proceso aumenta la estabilidad global.

La propuesta para la no militarización del espacio es el último ejemplo de lo que une y guía la estrategia euroasiática de China y Rusia sin tener ninguna ilusión sobre las intenciones de Washington. El desarrollo del sistema SR-72 [transbordador espacial dron] parece confirmar que Washington también querrán cerrar la brecha con sus competidores euroasiáticos en el campo de la tecnología hipersónica, además de desear armar el espacio.

De manera realista, las potencias globales en un contexto multipolar buscarán defender su soberanía territorial y económica con todos los medios a su alcance. Del mismo modo, aquellos que buscan la hegemonía global intentarán explotar cualquier dominio existente para obtener una ventaja sobre sus rivales.

China y Rusia buscan convertir en armas la distancia y la velocidad para que cualquier posible ataque de EEUU contra ellos sea impracticable, tanto en términos de la logística requerida como del cálculo de costo-beneficio de la MAD. EEUU, por otro lado, está tratando de convertir en armas todos los dominios de conflicto imaginables por todos los medios posibles, con la esperanza de poder encontrar una grieta en la armadura de sus oponentes.

Conclusiones

Beijing y Moscú parecen haber estudiado ampliamente cómo responder. Los diversos sistemas defensivos producidos en los últimos años, desde misiles hipersónicos antibuque hasta sistemas de defensa de múltiples capas como el S-400, S-500 y A-135/ A-235, parecen haber cumplido su propósito.

Pekín teme la fuerza naval de EEUU, y mientras busca alcanzar la paridad y superar a los EEUU en un futuro, tiene como objetivo principal evitar el uso de portaaviones como plataformas de lanzamiento mediante el empleo de armas defensivas de negación de área. En este sentido, la velocidad (Mach 10) y la ampliación del alcance de los misiles antibuque chinos (DF-21) son fundamentales para el éxito de esta estrategia.

Del mismo modo, Moscú tiene la intención de sellar los cielos de Eurasia, y el S-500 parece ser el hallazgo final, capaz de proteger hasta 800 kilómetros sobre el nivel del mar.

La militarización del espacio es el último tema que Estados Unidos está explotando por diversos fines políticos. Sea como fuere, esto crea un ambiente de confrontación que obliga a los competidores pares de Estados Unidos a desarrollar armas capaces de contrarrestar la beligerancia de esta. En lugar de sentarse y definir los parámetros de interacción entre las grandes potencias para reducir la probabilidad de guerra, estamos presenciando una política intencional de Estados Unidos de perseguir una carrera armamentista en todos los dominios posibles de la guerra.