La tarcoteca

Pablo Heraklio & Cols, PHkl/tctca. Contact at Tarcoteca@riseup.net

martes, 7 de mayo de 2019

De 'Rebelión Extinción' a 'Deseo de Rebelión ' - Autonomies

Duro e inquietante análisis de los compañeros de Autonomies al movimiento Extinction Rebellion, no por la crítica al movimiento en si, sino a la situación en que se desenvuelve.

Ofrece un nuevo enfoque tanto para el Ambientalismo como para el Revolucionarismo. Un enfoque al que no se quiere mirar por ser demasiado horrible. Tal vez haya un punto de unión entre ambos y sea posible que los dos se potencien para crear un mundo nuevo de estas nuestras ruinas. De nuevo la Revolución es posible.

Aunque para sustos el que se van a llevar el día que caigan del guindo y se den cuenta de que el problema no es la contaminación, ni los ecocidios, ni si quiera los residuos, que también; el problema de fondo, la causa última, es el capitalismo, una lógica de hacer las cosas depredadora por definición, incluso para con los suyos como estamos viviendo. O cuando se enteren de que se van a tener que leer "das Kapital", para enterarse de qué va la vaina.

Salud! PHkl/tctca
________________
Traducción tarcoteca -From extinction rebellion to desirous rebellion | Autonomies 28.4.2019 por Julius Gavroche vía anarchistnews.org
En el momento en que toda la humanidad vive bajo la amenaza de una posible aniquilación, por el hecho de que los medios mismos de esta aniquilación han dejado de ser ilusorios, todo lo real, todo al mismo tiempo, proviene de la ficción.
Marcel Mariën, Théorie de la révolution mondiale immédiate

Cuando llegue el Fin del Mundo, la gente saldrá de sus viviendas y se encontrará con sus vecinos por primera vez; compartirán comida, cuentos, compañerismo. Nadie tendrá que ir a trabajar ni a la lavandería; nadie se acordará de mirarse al espejo, o la balanza, o el email antes de salir de casa. Los artistas del grafiti surgirán en las calles; los extraños se abrazarán, llorarán y reirán. Cada momento poseerá una inmediatez antes distribuida en meses. Las cargas desaparecerán, la gente confesará sus secretos y concederá el perdón, las estrellas saldrán en la ciudad de Nueva York ... y nueve meses después, nacerá una nueva generación.
CrimethInc. Colectivo

Hay algo abrumadoramente simple en 'Rebelión Extinción' y sus movimientos de hermanos, 'Escolares en Huelga por el Clima' SS4C, 'Tierra en Huelga', 'Ofensiva Climática': su idealismo. Un idealismo que explica en parte su gran resonancia en la rápida multiplicación y expansión de las protestas.

Del movimiento aprendemos que estamos en medio de una emergencia ecológica. Si no vemos esto, es porque la verdad ha estado oculta para la mayoría. Sin embargo, la ciencia confirma el peor de los escenarios y sirve al movimiento para sacar la verdad a relucir, o para forzar a aquellos que sostienen el poder a verla.

Las demandas del movimiento:
  1. El gobierno debe decir la verdad declarando una emergencia climática y ecológica, trabajando con otras instituciones para comunicar la urgencia de un cambio.
  2. El gobierno debe actuar ahora para detener la pérdida de biodiversidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto para 2025.
  3. El gobierno debe crear y ser dirigido por las decisiones de una Asamblea de Ciudadanos sobre el clima y la justicia ecológica. (Demandas de Rebelión Extinción)
La ambición de crear “asambleas de ciudadanos”, la defensa de la Rebelión a la "apertura", al “poder de mitigación”, a la “autonomía” y “descentralización” (Principios y valores de la Rebelión Extinción) de la Rebelión son, al menos por escrito, notables.

Sin embargo, la apelación al gobierno como agente central del cambio -corresponde al gobierno declarar la "emergencia ecológica", le corresponde al gobierno legislar las medidas de protección- es tanto ingenua como peligrosa.

Ingenuidad
Ingenua, porque un gobierno, o el Estado, no es una fuerza neutral que media y gestiona intereses privados en conflicto por el bien común. Es un actor en sí mismo, con sus propios intereses, así como sujeto a los intereses de otros que buscan influenciar, controlar y dominar al Estado para promover y garantizar de sus propios intereses.

Si es pues la intención de la Rebelión a la Extinción influir en el gobierno por medio de la verdad, cae de nuevo en ingenuidad (p.e., la ingenuidad de un pacifismo de principios), por cuanto tiene que ver la verdad con la política o el poder, cuando es el poder de lo que permite definir lo que es verdad [socialmente aceptada].

Si, por otro lado, la ambición de la Rebelión a la Extinción es "forzar" o "tomar" el poder político "Establecemos nuestra misión en lo que es necesario: movilizar al 3.5% de la población para lograr un cambio de sistema, usando ideas como 'La organización guiada por el impulso' para lograr esto" (Principios y Valores de Rebelión Extinción), incluso si esto último es imaginado de una forma diferente a la actualmente establecida, Rebelión Extinción aparece como un vanguardismo político disfrazado.

Dejando de lado la cuestión de si la crisis ecológica se puede abordar sin cuestionar el capitalismo (que no puede ser, por eso se pide a los gobiernos capitalistas que reduzcan las emisiones de carbono a cero para el año 2025, o más en general, que promuevan  formas de hacer negocios "sostenibles", o "verdes", Ver: Frente Verde Anti-Capitalista), es ingenuo.

Peligrosidad
Más inmediatamente perturbador es quizás que el movimiento que se presenta como el heraldo de la Verdad, incontestable por científica, y afirmando como su objetivo la supervivencia de la especie humana.

Si la vida social humana actual es profundamente destructora de otras vidas, el mensaje del movimiento está impulsado por una política de miedo, miedo a la desaparición humana. Por eso el grito de crisis, de demanda de sacrificios y la exigencia de la acción gubernamental, a nivel nacional y global.

Crisis, supervivencia, miedo, sacrificio, el Estado-nación: este es un lenguaje que recuerda extrañamente al fascismo del siglo XX, y es un peligro que se esconda detrás de un movimiento que aparentemente se preocupa por el bienestar humano. Pero 'bienestar' no es equivalente a 'supervivencia', y si este es el objetivo, entonces se puede rogar, exigir, toda clase de sacrificios, especialmente aquellos a mano de los Estados con poderes de "estado de emergencia".

No es nuestra intención desprestigiar la Rebelión Extinción, ni llamar fascistas a sus protagonistas con indumentaria de oveja. Sin embargo, existe un deseo de hegemonía [sobre el resto de movimientos ecologistas] que late debajo de su superficie, un deseo que sería bueno desenmascarar.

La extinción ya ha ocurrido
Nuestro argumento no es que exista una 'emergencia', en forma de una amenaza inminente para la extinción humana. Nuestro argumento es que la extinción ya ha ocurrido; que ya es demasiado tarde; que nosotros o nuestros descendientes ya hemos dejado de ser capaces como humanos de proyectar futuros colectivos de deseos cumplidos.

Ya somos muertos vivientes: los niveles de carbono ya son demasiado altos, el desperdicio en todas sus formas envenena a todos los ecosistemas del planeta, la biodiversidad ha sido diezmada y la masacre continúa implacable, y los monstruos más terroríficos esperan, en forma de migraciones masivas de pueblos, guerras, violentos fenómenos climáticos, escasez de agua y alimentos, autoritarismos de pesadilla, residuos incontrolables y similares. Cualquier respuesta del Estado igual a la escala de la situación, entendida simplemente como una crisis más, solo puede ser igualmente violenta, y esa no es una respuesta aceptable en absoluto, o al menos ninguna respuesta que podamos defender.

Toda política contemporánea y radical debe comenzar desde el punto de partida de nuestra actual extinción, y no desde el temor a esta.

Y deberíamos reemplazar la metáfora de crisis -crisis implica separación, discriminación, discernimiento, juicios y, por lo tanto, jueces- con la de apocalipsis, es decir, descubrir, revelar, exponer. Por lo tanto no son los jueces los reclamados, sino idiotas, sin verdad, y aquellos capaces y deseosos de vivir, y de vivir libre e igualitariamente, incluso entre nuestros propios monstruos.

E incluso en el caso de que fracasemos, bueno, entonces buen viaje al resto de las especies, ya que lo que quede de vida en la Tierra estará mucho mejor en nuestra ausencia.

...

Durante más de una semana, desde el 15 de abril, Rebelión Extinción en Gran Bretaña ha llevado a cabo una serie de ocupaciones y protestas en espacios que movilizaron a muchos miles. A continuación compartimos dos vídeos de The Guardian, el primero que resume las protestas, mientras que el segundo es una serie de entrevistas con figuras organizadoras dentro del movimiento. Fue este último vídeo el que finalmente nos empujó a escribir este post.

https://www.youtube.com/watch?v=HDhNORiTtOU

https://www.youtube.com/watch?v=7ign9ERpNM4

 __________
Para Saber más
It’s Capitalism, Stupid: Extinction Rebellion Can’t Do it with Flowers. – Organise Magazine 18.4.2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario