La tarcoteca

La élite sabe bien que la “izquierda” pone el intermitente a la izquierda pero gira a la derecha.
Pablo Heraklio & Cols, PHkl/tctca. C' mon, Contact at Tarcoteca @ riseup.net

domingo, 22 de julio de 2018

Recolonización de América: la toma de Nicaragua. ONGs y la Guerra de IV Generación

Nicaragua es el nuevo objetivo del ya clásico estilo de las "revoluciones de color", la aplicación de las tácticas de guerra en el SXXI: financiadas por holdings internacionales en que se mezclan bancos, corporaciones, mercenarios y ejércitos, usando actores políticos y fascistas locales llamados simplemente "opositores", apoyándolos con equipos profesionales de última generación y disponiendo toda la maquinaria mediática mundial. Se desestabiliza el país y se predispone a la opinión pública internacional para la intervención extranjera. El objetivo: establecer un territorio en que las facciones enfrentadas consigan disminuir precios por el establecimiento de la violencia.

¿Cuantas veces lo hemos visto ya desde el 2000? Ucrania, Siria o Libia. También en territorios de México, Colombia, Bolivia, Afganistán, Irak, Nigeria. Lo intentaron Argelia, lo intentaron en Marruecos, Venezuela, Argelia, Egipto.... Las listas son muy largas, pero los métodos, científicamente estudiados y practicados, son básicamente los mismos. Solo hay que revisar el desarrollo de los últimos conflictos y nos daremos cuenta de las pautas.

La contienda está gestionada al interno del país por una miríada de ONGs escurridizas y poderosas que escapan a cualquier tipo de control, sobre todo del económico. Dos son los maestros titiriteros: NED y USAID. Pero la verdadera novedad en nicaragua es el uso de la iglesia católica como ariete, y el peso que esta está tomando en la contienda. Al igual que las iglesias islámicas en el medio oriente, o los nacionalismos en europa, ésta es utilizada por el fanatismo y ceguera de sus miembros para ejecutar las órdenes asignadas por sus amos en norteamérica.

Otra novedad es el uso de "grupos de ultraizquierda". La histórica guerrilla comunista del M19 es muy controvertida. A pesar de ser comunista, con varias denuncias por parte de USA desde los 80, ésta ha recurrido a los propios Estados Unidos para denunciar ante la comunidad internacional al presidente de su país, Ortega. Se dice que son ellos los que están armando a los escuadrones de la muerte que participan en el conflicto. Una de estas tácticas es el asesinato a los propios integrantes de las manifestaciones, como el la "Manisfestación de las Flores" con el fin de victimizarse y reclamar una interveción internacional, táctica muy usada en Ucrania o Venezuela.

Como en el caso de Venezuela o Brasil somos conscientes de que los gobiernos ineptos usurpan el poder del pueblo en beneficio de unas élites locales que no son mejores ni más generosas que las élites extranjeras dejando tan solo migajas. Su único interés es la explotación y el saqueo, a pesar de la retórica. Pero como en estos mismos casos las ingerencias imperialistas, extractivistas, neocoloniales y en definitiva criminales de la potencia en decadencia y su jauría de vasallos/hienas no plantéa un escenario de inestabilidad sino guerra abierta, destrucción y cautividad del pueblo Nicaragüense. Un escenario inaceptable. Si examinamos sus actores nos encontramos con la llamada por sus medios y sin criterio "Oposición", el mazo del imperio. No seremos nosotros quienes defendamos al gobierno de Daniel Ortega, pero sin dudar lo haremos al pueblo nicaragüense.

Por el pueblo, por su autodeterminación, su autogobierno, su soberanía y la Revolución Social.

Salud! PHkl/tctca
_______
Fuente - LA GUERRA CONTRAINSURGENTE: NICARAGUA EN LA MIRA - LVDS 12.7.2018 Stella Calloni vía elarrezafe

Si la oposición más seria al presidente Daniel Ortega en Nicaragua no se diferencia de los mercenarios, que siguen cometiendo crímenes atroces, mediante torturas y flagelación pública contra decenas de sandinistas por apoyar al gobierno, como lo muestran los vídeos filmados por periodistas y si además no se separan de organizaciones que reciben fondos de Estados Unidos y las derechas europeas, quedarán en la historia como verdaderos traidores a la patria.

No hay eufemismo posible para decirlo de otra manera, ni “academicismos” que los amparen ante sus acciones, cuando precisamente Estados Unidos avanza en su proyecto recolonizador con una despiadada guerra contrainsurgente, de Baja Intensidad y de Cuarta Generación para controlar directamente a Nuestra América, dentro de lo cual se enmarca el golpe “blando” o suave, disfrazado de “rebelión antidictatorial”.

Lo que comenzó el 18 de abril pasado en Nicaragua, desde un inicio fue relatado por la corporación mediática falseando la verdad, manipulando en forma criminal los hechos y no sólo lo hicieron los medios del poder hegemónico, que son mayoría en el mundo, sino los escasos que sobreviven a esta supeditación, ocultando una tragedia de dimensiones aún no valoradas, como sucedió con Irak, Libia, Siria, Afganistán, como sucede en Yemen y en otros lugares y más cercanamente en Honduras, en Colombia, México y Guatemala.

Muchos periodistas, incluso intelectuales, identificados como progresistas o de izquierda, tan diversa en Nuestra América, sin conocer nada de la actual realidad nicaragüense sólo dieron voz a los supuestos “rebeldes” contra la también supuesta dictadura, un espejo de lo que fueron los comienzos de las guerras coloniales de ocupación en Oriente Medio.

Entre los que desafiaron el discurso Jorge Capelán, desde Nicaragua habló del “golpismo tóxico que se ceba con saña contra el pueblo nicaragüense” y recordó el viaje de 16 representantes del Movimiento “Renovador Sandinista”(MRS) a Washington para reclamar en el llamado Foro de la Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) que tomara la decisión de enviar cascos azules a Nicaragua, entre otros graves hechos. Es decir pedían una intervención.

La actitud del gobierno ante la primera manifestación de protesta el 18 de abril fue derogar ley previsional- que se supone desató la tormenta golpista- y llamó al diálogo. Pero no era el diálogo lo que esperaba Washington que había preparado el golpe en el esquema de la guerra contrainsurgente que está aplicando, cuando la estrategia de dispersión del Comando Sur, les ha permitido la instalación de Bases y establecimientos de control militar en varios países, elegidos también estratégicamente.

La Contrarrevolución de las ONGs

Por otra parte la región está invadida desde mediados de los años 80 por una red de Fundaciones como la National Endowment for Democracy (NED), o la USAID (Agencia Internacional para el Desarrollo) de tan larga y oscura historia en el continente, entre otras que mantienen una red de Oganizaciones No Gubernamentales mediante las cuales reparten generosas partidas de dinero a sus cómplices internos, sus aliados naturales, las derechas regionales, Esto les permitió infiltrar no sólo las estructuras judiciales en los países de la región y la prensa , sino todos los sectores de la sociedad, creando verdaderos monopolios para la manipulación informativa, la desconcientización y desculturización de los pueblos.

Años trabajaron en forma encubierta esas Fundaciones de la CIA, complicadas en cada intento o golpe de Estado que se produjo en la región en este siglo, desde Venezuela en el 2002 hasta la actualidad.

Nicaragua tiene decenas de ONG dependientes de las Fundaciones y en este caso colaboran activamente los grupos terroristas cubano-americanos de Miami, que tienen representantes republicanos en el Congreso estadounidense como Ileana Ros-Lehtinen y Marco Rubio, Ted Cruz y otros. Rubio, devenido en “asesor” del presidente Donald Trump para América Latina, es intermediario entre este y la derechas recalcitrantes de América Latina.

La corporación mediática internacional e imperial que maneja el 95 por ciento de las noticias que circulan por el mundo, originadas nada menos que en el Pentágono, es clave para la guerra de Cuarta Generación o guerra psicológica, un arma tan importante como los misiles.

No hubo nada espontáneo en las protestas de Nicaragua, como tampoco puede ser espontánea la presencia de mercenarios que se dedicaron a secuestrar sandinistas a los que sometían a brutales castigos y torturas, desnudados y varios de ellos flagelados públicamente, asesinados y luego quemados como en los tiempos de la Guardia Nacional de Anastasio Somoza. Esto está comprobado y filmado, lo que se ha convertido en una prueba del horror.

A lo largo de estos de casi tres meses quemaron escuelas, centros de salud, oficinas que se ocupaban en su mayoría de los temas sociales, cooperativas, “el Banco de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA). las Radios “Ya” y Nicaragua. Quemaron la Caja Rural Nacional, un banco cooperativo con los récords de cientos de miles de socios, y el mismo día quemaron la sede del ministerio de Economía Familiar y Comunitaria y una cantidad de edificios de funcionarios gubernamentales, casas escuelas, centros de salud, hospitales.

La lista de crímenes y destrucción es extensa, pero casi tres meses después el pueblo sandinista está en las calles, y el ejército logró recuperar varias poblaciones tomadas por los mercenarios y se va conociendo el verdadero alcance del golpismo con los millones de pérdidas en la destrucción criminal que afectará a todo el pueblo.

Denuncias Desde EEUU

Las investigaciones del periodista estadounidense Max Blumenthal, pusieron al descubierto el rol de entidades como la (USAID), Freedom House, y la NED en el financiamiento de ONG’s nicaragüenses, que llamaron al derrocamiento del Presidente Ortega del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

De acuerdo a Blumenthal la USAID, destinó para Nicaragua en 2017 la suma de 5,2 millones de dólares, “con la mayoría de los fondos destinados a la capacitación de la sociedad civil y las organizaciones de medios de comunicación”. También destacó que en junio, los dirigentes del M19, el grupo estudiantil que comenzó las protestas antigubernamentales viajaron a Washington a reunirse con la ultra derecha de EEUU, con figuras como Rubio, Ted Cruz y Ross Lehtinen. De la misma manera se reunieron con Mark Green, director del USAID, quien manifestó su apoyo contra el gobierno sandinista. El viaje fue pagado por Freedom House”.

Se destaca que el M19 no es espontáneo ni fruto del “descontento” contra Ortega sino que uno de sus organizadores Félix Madariaga está al frente del ·Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, y es uno de los principales voceros contra el Sandinismo, que recibió 260,000 dólares de la NED. on la mayoría de los fondos destinados a la capacitación de la sociedad civil y las organizaciones de medios.

Hay referencias a fundación “Hagamos Democracia”, de Luciano García, reconocido opositor al sandinismo, quien recibió también 525,000 dólares de la NED desde 2014 y se constituyó en otro instrumento de intervención en Nicaragua, entregando en 2017 un millón de dólares a diversas organizaciones de la llamada “sociedad civil” que exigen la renuncia del Presidente Ortega.

Entre ellas la Comisión de DDHH de Nicaragua (111,000 dólares), Centro para la Empresa Privada (239,000 dólares), Instituto Republicano Internacional (150,000 dólares), Fundación Iberoamericana de Culturas ($79,000 dólares), Fundación Desarrollo Económico Social (40,000 dólares); entre otras. (Fuente: NED digital) También la NED destinó 305,000 dólares en 2017 a grupos anónimos de Nicaragua, para lo que ellos llaman “promoción de la democracia”, entiéndase, la organización de la contrarrevolución y la subversión antisandinista” destacando el papel que cumplen en la Guerra de Cuarta generación en América Latina.

La NED citada por Max Blumenthal, fue creada en 1983 por la administración de Ronald Reagan y desde entonces colaboró activamente en la Guerra encubierta de Estados Unidos contra Nicaragua en los años 80-90, apoyó y financió a los medios y la oposición antisandinista en ese país y fue clave preparando la invasión de EE.UU a Panamá en diciembre de 1989.

Asimismo como la USAID es responsable como parte y máscara que es de la CIA, de los miles de nicaragüenses muertos durante la guerra encubierta de los años 80 para lo cual inventaron el llamado contra-gate, llevando droga desde el Comando Sur en la zona del Canal de Panamá a Miami de donde salían armas para los mercenarios de la “contra”. Nada nuevo en la historia de EE:UU en Vietnam y en la actualidad para armar los mercenarios que usó y usa la OTAN en las actuales guerras coloniales de Medio oriente , el Norte de Africa y en Asia.

Un mes antes de las reuniones del M19 con legisladores ultraconservadores en Washington, la NED “afirmó sin rodeos que las organizaciones respaldadas por ellos han pasado años recibiendo millones de dólares sentando las bases para la insurrección” en Nicaragua, como lo señala el sitio web de noticias enfocado en América Latina, Global Americans, escrito por el académico estadounidense Benjamin Waddell , director académico de la Escuela de Capacitación Internacional en Nicaragua!(…) Después de la publicación de este artículo, Global Americans reemplazó el término “insurrección” con la palabra más inocua “cambio”. Sin embargo, el título original aún se puede ver en la URL del artículo.

Lo cierto es “La prensa internacional describió la rápida escalada de disturbios civiles en Nicaragua como una explosión espontánea de descontento colectivo” escribió Waddell y agregó que “la participación actual de la NED en nutrir a los grupos de la sociedad civil en Nicaragua arroja luz sobre el poder del financiamiento transnacional para influir en los resultados políticos en el siglo XXI”. “Mucho de lo que hacemos hoy fue hecho encubiertamente hace 25 años por la CIA”, comentó por su parte Allen Weinstein, fundador de la NED.

"Las caras más visibles del movimiento anti Ortega no han sido los jubilados afectados por las reformas de la seguridad social, sino los estudiantes urbanos, políticamente no afiliados, que buscan una victoria total. Han forjado una alianza con los opositores a la derecha." Mientras tanto, hombres enmascarados con morteros y armas de fuego han formado la primera línea de los bloqueos viales que ya han drenado la economía de Nicaragua de unos $ 250 millones en ingresos.

Es tan obvia la acción de Estados Unidos en Nicaragua, que asombra por un lado que figuras importantes de este país, surgidas del sandinismo, cuya oposición a Ortega se basa en diferencias internas, y que por supuesto no nos corresponde juzgar, hayan hecho silencio en estas circunstancias y con ese silencio haber permitido este desangre del país con apoyo público de EE:UU, verdugo de Nicaragua desde el siglo XIX es un hecho que se debe analizar dentro del comportamiento de una buena parte de la llamada izquierda en este período histórico.

De la derecha o de un sector de la Iglesia o de las organizaciones de bonitos nombres “democráticos” sostenidas por los dineros de la CIA, no podríamos haber esperado otro tipo de conducta. Pero el silencio sobre los crímenes aberrantes y el terror sembrado en las poblaciones más humildes e indefensas, es un caso de complicidad extrema, donde algunos sacerdotes parecieron desafiar al Vaticano actual con su conducta.

Se Intenta derrocar a un gobierno que en Centroamérica no permitió el ingreso de las maras, que se destacaba en medio de la violencia en Centroamérica, que logró avances sociales únicos en esa región reconocidos por organismos internacionales y que permanece en el ALBA, contra todas las presiones de Washington, ese organismo integrador que tanto ayudó a los pueblos más necesitados. En momentos en que el gobierno de Trump amenaza con invadir Venezuela, Nicaragua es estratégica.

Nadie puede confundirse en un escenario como el actual en América Latina, donde ha quedado evidenciado que la Doctrina Monroe regresó con un imperio en decadencia y cada día más brutal, que intenta apropiarse directamente de lo que considera su ”patio trasero” y coloca a la Patria Grande en la disyuntiva: recolonización o independencia.

4 comentarios:

  1. En la era de las fake news y la sobrecarga de la información, ¿Cómo reconocer una falsa rebelión popular en el discurso noticioso? En esta nota, algunas claves.

    1.- Una falsa rebelión popular siembra el terror y la devastación, y destruye activos nacionales.

    El pueblo movilizado no atenta contra los recursos de su país, ni se ensaña con sus vecinos, ni apela a la tortura y el asesinato.

    Una falsa rebelión popular asesina policías y ciudadanos por igual, secuestra poblaciones, incendia edificios gubernamentales y emisoras de radio, destruye caminos y fuentes de energía. Intenta sembrar el terror y paralizar la actividad económica.

    2- Una falsa rebelión popular es promocionada en la prensa como “un reclamo ciudadano por la libertad”.

    Cualquier protesta popular, en general, es ignorada, relativizada o estigmatizada sobre la base de falsas premisas.

    En una falsa rebelión popular, los comunicadores se entusiasman con su accionar, elogian o justifican a sus líderes y culpan automáticamente al gobierno por el saldo de heridos y víctimas. Y si el Gobierno responde endureciendo las medidas para combatir la violencia, se lo acusa de "totalitario".

    3- Una falsa rebelión popular habla un lenguaje de odio, acusa sin pruebas y carece de programa político.

    Una auténtica movilización popular tiene un programa de demandas, utiliza petitorios y apelaciones a la ley, y pone el acento en los procesos colectivos.

    Una falsa rebelión popular repite eslóganes vacíos (“abajo la dictadura”, “libertad de expresión”), convoca acciones militares externas y promueve el odio contra ciertas personas, grupos étnicos o funcionarios de gobierno. También, sin pruebas, acusa de crímenes horribles a sus rivales políticos.

    4- Una falsa rebelión popular usa armas largas, explosivos y pertrechos militares.

    Una protesta popular carece de armamento militar. En los casos en que los ciudadanos empuñan palos o antorchas, son presentado por los medios como peligrosos e irracionales.

    Una falsa rebelión popular muestra sujetos encapuchados empuñando armas largas, convoyes de vehículos de alta gama y tecnologías de comunicación que no llaman la atención de los periodistas.

    5- Una falsa rebelión popular es acompañada por sanciones diplomáticas y económicas de las metrópolis imperiales.

    Toda protesta popular, por definición, es ignorada por los poderes globales por su alcance local, por indiferencia o por respeto a los “asuntos internos de cada país”.

    Una falsa rebelión popular, en cambio, moviliza todos los recursos de la diplomacia internacional: se imponen sanciones económicas, se bloquean cuentas en el exterior o se aísla al “régimen represor” por todos los medios posibles.

    Cuando se produce una sinergia de elementos, es la evidencia más palmaria de que detrás de las protestas, por legítimas que puedan ser en algunos aspectos, hay intereses foráneos que las potencian.

    La prensa negativa, cuando va acompañada de sanciones y bloqueos internacionales, revela una sugestiva coordinación de intereses.

    https://www.telesurtv.net/opinion/como-reconocer-falsas-rebeliones-populares-20180720-0027.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=39
    ____________________________________________________________________

    A lo cual yo añadiría. Es de resaltar que estas dos "insurgencias" que están teniendo lugar en Venezuela y en Nicaragua, surjan en ambos casos de la clase media alta, del empresariado, de la Iglesia y del sector estudiantil más privilegiado (no hay más que ver sus ropas y complementos de marca (cara) y escuchar su insustancial discurso). Las protestas en Argentina, en Chile y en Brasil son de otra índole. En esos países, donde de un modo u otro el golpe de estado ha triunfado (Macri, Piñera, Temer) las huelgas y protestas tienen como protagonistas a las clases más puteadas, sin embargo los medios de incomunicación las machacan o las ignoran.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los primeros años las tácticas americanas lograron confundir, pero después del conflicto sirio se les pilla en todas.
      En el caso de Chile y Argentina las protestas están siendo ninguneadas por ser populares. Pero en Brasil el fenómeno de la derecha con el golpe de estado judicial a Lula tiene todos los ingredientes de una "falsa rebelión".
      Salud!

      Eliminar
  2. Me parece un analisis muy fundamentado con hechos que son del dominio publico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noel, gracias por participar.
      En la tarcoteca intentamos traer solo información de fuentes fiables. Si la info es buena el análisis es cuestión de unir puntos.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...