La tarcoteca

La élite sabe bien que la “izquierda” pone el intermitente a la izquierda pero gira a la derecha.
Pablo Heraklio & Cols, PHkl/tctca. C' mon, Contact at Tarcoteca @ riseup.net

lunes, 16 de julio de 2018

Rusiagate2: Nuevo Montaje del Director del FBI Mueller para Acusar de Espionaje a Rusia. Pánico en el Deep State por la Cumbre Trump-Putin

Traducción tarcotecaFBI Chief Mueller Drops Indictments against Russia Intel Ops. as Deep State Panics Over Trump-Putin Summit | Global Research 15.7.2018 por Helen Buyniski

En la víspera de la histórica Cumbre de Donald Trump con Vladimir Putin - con las relaciones entre Rusia y Estados Unidos en su peor momento desde la caída de la URSS - el "Gran Inquisidor" Robert Mueller dictó 12 cargos contra agentes de inteligencia rusos acusados ​​de participar en el hackeo en 2016 del Democratic National Committee DNC , del Democratic Central Committee DCC y de la Campaña Presidencial de Hillary Clinton. Así sucedió, y esto es lo que se supone que debemos pensar. La prueba que todos hemos estado esperando, de que Rusia hubiera pirateado las elecciones, no es exactamente el santo grial de los complots, pero es carne fresca para los hambrientos creyentes. Ahora es el turno de que los escépticos les limpiemos los cristales de las gafas. ¿No?

La primera acusación del Russiagate
"Los tribunales estadounidenses encausarían hasta a un sandwich de jamón", dice el proverbio. Robert Mueller [director del FBI] acusó a 13 rusos vinculados con la denominada "granja de trolls"  Agencia de Investigación de Internet [1]  en febrero, con la esperanza de que no se molestarían ni en comparecer ante los tribunales, al no estar sujetos a las leyes de EEUU o no tener nada que ganar participando en su juicio. Pero algunos implicados enviaron a sus abogados [2] y exigieron el descubrimiento de pruebas [3], lo que obligó a Mueller a revelar las evidencias que tenía contra ellos. Al encontrar sus propias acusaciones plagadas de errores, p.e. una de las compañías nombradas ni siquiera existía [4] en el momento de las elecciones, Mueller dio marcha atrás silenciosamente. Un tanto para los rusos.

Segunda acusación del Russiagate
Pero esta vez tiene pruebas irrefutables, ¿verdad? Seguramente Mueller no volvería a cometer el mismo error dos veces. ¡Y esta vez se acusa a operativos militares rusos, no a trolls de dos bits! El auto [ver Aquí] les acusa de spear-phishin [5] [estafas de robo de claves por email] a miembros del personal demócrata, de utilizar sus claves para acceder a los servidores del partido, robar los documentos famosos y filtrarlos al público a través de Wikileaks y DCLeaks (aunque no están seguros de si DCLeaks es una persona o un sitio web). ¿No es esto lo que todos estábamos esperando?

Tal vez pudiera ser, si el FBI hubiera encontrado los servidores manipulados. Los investigadores del gobierno, tanto del FBI como del Departamento del Interior DHS, que también querían participar en el montaje [6], ni si quiera habían reparado en los servidores "pirateados" pertenecientes al DNC y DCCC, en vez de ello confiaron la investigación a una empresa de seguridad informática encabezada por un ruso expatriado siempre dispuesto a despotricar contra su anterior gobierno. CrowdStrike [7] de Dmitri Alperovitch es una empresa especializada en atribuir ataques de malware a actores estatales, algo totalmente inapropiado en la industria de la seguridad informática, trabajo que le fue desaconsejado por su ex empleador McAfee (cuyo fundador se ha comprometido personalmente en demostrar la falta de pruebas [8] que implican a Rusia en el hackeo del DNC). Alperovitch lanzó CrowdStrike para ofrecer sus servicios a clientes como el gobierno de los EEUU, que podrían estar más interesados en poder culpar a un gobierno de un hackear que en encontrar la manera de protegerse contra tales intrusiones en primer lugar.

El DNC contrató a CrowdStrike para encontrar evidencias de que Rusia estaba detrás del hackeo de sus servidores. CrowdStrike diligentemente encontró (produjo, embelleció) esa evidencia. Cuando el FBI llamó a la puerta, los demócratas no estaban interesados ​​en obtener una segunda opinión sobre quién había estado hurgando en su cajón de ropa sucia digital, y Alperovitch ciertamente no quería que un advenedizo experto en seguridad revelara que su modelo de negocios era terriblemente defectuoso. [Una de las conclusiones extraídas de la investigación fue que el malware supuestamente usado por los rusos fue el Grizzly Steppe. ¡Pero este no es ruso, sino que proviene de Ucrania! ¿Cómo no se percató Crowdstrike cuando su único oficio es saberlo?] [19]. Afortunadamente, el preocupado agente del FBI de James Comey que simpatizaba con los demócratas consideró que la evaluación de CrowdStrike era una prueba legal válida [9], como si sus propios agentes hubiesen investigado esos servidores.

Si esta dudosa información [10] [El informe de DNI falsificó fuentes] [El informe DNI usó información obtenida de autoidentificados neo-nazis ucranianos (miembros de Pravy Sektor)], proveniente de terceros [11], que nunca ha rendido cuentas bajo juramento y con muchas razones para mentir [12] o al menos inducir a error, se usó como base de prueba para una acusación, esa acusación no es apta para presentarse ante los tribunales. Los fundamentos del caso de Mueller se caen por sí solos incluso ante el escrutinio más superficial [13] (ESTE artículo se refiere a las 13 acusaciones originales, pero a menos que se utilizara una cadena de pruebas sólida para generar las últimas 12, sus conclusiones siguen siendo aplicables).

CrowdStrike ofrece conclusiones geopolíticamente congruentes envueltas en la jerga técnica suficiente para disuadir a los observadores de mirar demasiado de cerca. Es una pareja de baile perfecta para los halcones del Deep State [19, COG] que quieren una guerra con Rusia, ya sean 50 años más de guerra fría o (y esto es lo que hace que se masturben por la noche) una guerra nuclear sexy y caliente, una Tercera Guerra Mundial, algo que pudieran contarle a sus niños (si no se hubiera vaporizado a toda la humanidad del planeta).

Alternativa la Rusiagate
Una nota al margen sobre todo el asunto - quien quiera que "pirateó" el DNC y el DCCC simplemente filtró información segura y comunicaciones internas que revelaron la extensión de la corrupción del Partido Demócrata, muy distinto de la noción de "piratear las elecciones", un nombre inapropiado ya que las máquinas de votar no fueron manipuladas; seguro, hubiera sido mejor tener una visión bipartidista, con la ropa sucia del Partido Republicano colgada para que todos la vieran, pero exponer los crímenes de otros no es lo mismo que cometerlos uno mismo. De hecho, una explicación alternativa [14] sobre los hackeos del DNC es que un trabajador descontento del partido filtró los documentos él mismo, frustrado por el trato injusto que estaba recibiendo Bernie Sanders a manos de los secuaces de Hillary Clinton dentro del partido.

Autorización del uso del Arsenal Nuclear y la 3GM
El Congreso está en proceso de otorgar la autorización a Trump para desplegar "armas nucleares utilizables" [15] en un teatro de guerra que se expande rápidamente para abarcar todo el mundo (y ahora el espacio, porque cuando estás imprimiendo dinero sin una base real, el cielo es literalmente el límite). No hay ninguna razón para usar armas nucleares en Afganistán, el país más pobre de Asia, ni siquiera en Irán, ya que está demasiado cerca de Israel como para arriesgarse a décadas de lluvia radiactiva y enfermedad por radiación para los tipos que mantienen todo el conflicto regional. Las armas nucleares son para Rusia, para cuando se produzca el próximo "ataque químico" de bandera falsa  en Siria (del cuál la inteligencia rusa ya nos está advirtiendo [16], si realmente los escuchamos esta vez en lugar de continuar financiando a los terroristas responsables de la última [17]) inevitablemente toca una guerra abierta con Rusia.

Reunión de Trump-Putin
La reunión de Trump con Putin tiene el potencial de devolver al genio de la 3GM a la botella, de quitar los dedos de los gatillos de ambos bandos. Rusia ha estado desarrollando nuevas armas a un ritmo nunca antes visto desde los años soviéticos, mientras que Estados Unidos ha estado metiendo el dedo en el ojo geopolítico de Rusia durante 4 años en Ucrania, pero Estados Unidos no puede permitirse una carrera armamentista prolongada -ya estamos lanzando más de la mitad de cada dólar de los impuestos en el Pentágono solo para mantener la envejecida infraestructura de armas que tenemos-. La mayor parte de ese dinero se destinará a librar las destructivas y estratégicamente contraproducentes no-guerras de Afganistán, Siria, Iraq, Yemen, Libia, y pagar a los contratistas que los militares deben contratar a medida que se agotan los indigentes jóvenes dispuestos a arriesgar sus vidas para pagarse la universidad y pertrechar a los monstruosamente derrochadores portaaviones que se han convertido en poco más que patos tras los avances de Rusia y China en tecnología de misiles [18]. La reunión de Trump con Putin podría volver a colocar a los dos países en una senda pacífica. Esto es inaceptable para la máquina de guerra.

El Deep State y los Media
Los estadounidenses están hartos del Rusiagate, pero tiempos desesperados requieren medidas desesperadas. No hay nada nuevo en la información que condujo a estas acusaciones. Mueller perdió la esperanza de presentar pruebas reales de que los rusos "piratearon" las elecciones de 2016, de ahí sus engaños más recientes sobre las finanzas personales de Trump y Cohen, las bragas de Stormy Daniels y el negociaciones financieras bizantinas de Trump Inc.

Pero solo machacando histéricamente con la narrativa de Rusia-Hackea-Nuestra-Democracia puede el aparato esperar aumentar la oposición popular a la cumbre Trump-Putin. Los demócratas, tomando un descanso en sus lloros de lágrimas de cocodrilo por las familias migrantes separadas, han exigido a Trump suspender la reunión hasta que Putin diga que está muy, muy apesadumbrado y que no volverá a hacerlo. Los medios dominantes se han desentendido de las normas periodísticas más básicas. El Nueva York [nymag.com] publicó esta semana una historia de portada afirmando que la KGB ha estado "indudablemente siguiendo" a Trump durante décadas, incluso después de que la KGB dejó de existir cuando cayó la Unión Soviética antes de 1991 y Trump era una pequeña patata. Arrojó una infografía muy confusa en la que salen juntos y en la que por ejemplo no se puede distinguir si una mujer es la hija de Putin, o si Wendi Deng salió con él en algún momento, pero vamos a tomar como cierta su palabra sobre todo el asunto Trump-KGB, ¿de acuerdo? El pánico reina cuando la paz amenaza con estallar.

La reunión [La Cumbre de Helsinky] de Trump con Putin podría volver a colocar a los dos países en el camino hacia la paz y la sensatez, o irrevocablemente en el camino a la guerra por el que el complejo de inteligencia militar-industrial está salivando. El aparato mediático ha sabido por mucho tiempo que la vulnerabilidad fundamental de Trump es su descomunal ego, y usan acusaciones de que los rusos le están usando como títere para manipularlo y hostigar al país con el que había hecho campaña para relajar las relaciones. Una espera que ahora, después de dos años de contenciones sobrehumanas por parte de Rusia debido a que las repugnantes e ilegales aventuras militares de Estados Unidos en Siria provocaron víctimas rusas, Trump podría estar más dispuesto a asumir un diálogo con el presidente ruso. Ciertamente, lo que les podría unir es su demonización en la prensa estadounidense.

____

Helen Buyniski es periodista y fotógrafa con sede en Nueva York. Cubre política, sociología y otros fenómenos antropológicos/ culturales. Tiene una licenciatura en periodismo por la New School University y también estudió en la Universidad de Columbia y la Universidad de Nueva York. Encuentre más de su trabajo en http://www.helenofdestroy.com y http://medium.com/@helen.buyniski

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...