La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

jueves, 24 de marzo de 2016

La insurgencia climática ha comenzado - Convocatoria Internacional "Libérate de los combustibles fósiles". 4 a 15 de Mayo

La sociedad civil americana parece encontrar en su degradación ambiental un punto de unión común, una situación insostenible que podría articular a los movimientos sociales. Y no es solo apariencia, las acciones se multiplican y ganan fuerza. Tal vez si la sociedad más individualista del mundo logra unirse alguno de sus vasallos sigamos su ejemplo. Ejemplo de esta unión incipiente es la convocatoria "Libérate de los combustibles fósiles" del 4 a 15 de Mayo 2016.

Es de notar que el objetivo común son las actividades corporaciones, no las corporaciones en sí. Para algunas personas el espejismo ha desaparecido y entiende que aunque Monsanto, General-Electrics, Ford, Microsoft, sean de origen americano, una transnacional no se casa con países y no dudarán en sacrificarles si ello le reporta beneficios. No es exageración. Aún así Corporación-Estado-Banca funcionan como uno solo. ¿Podrán las Organizaciones de la sociedad civil OSCs y ONGs oponerse a sus corporaciones sin oponerse a su Estado?

Aprovechamos la convocatoria para criticar la visión del autor sobre cómo debería ser la sociedad y la lucha, legalista y sumisa a los poderes del Estado, propia del viejo mundo. También a su estrategia "flip the scrip" promovida por la filosofía de la no-violencia. A pesar de que la desobediencia civil ha existido desde el principio de los tiempos la propaganda no-violenta atiende a unos intereses muy concretos: es fuente de autoincriminación, victimización y fractura entre los grupos sociales. La defensa del concepto de "Public trust" usado por los ambientalistas en los juicios para justificar la "propiedad responsable" no se sostiene más allá de los tribunales, tampoco el de la propiedad de la tierra por parte del Estado. No así el de "Defensa necesaria" similar a nuestra legítima defensa. El origen del poder del Estado también es erróneamente achacado en nuestra opinión, otro espejismo, ya que el autor lo hace residir en el poder del Pueblo, cuando es aceptado que el Estado de derecho es un cuerpo coercitivo que se mantiene por la fuerza de las armas entregadas a sus ejércitos de paz y de guerra.

A pesar de todos los peros, la convocatoria es legítima por la gravedad del problema. La situación de degradación ambiental y social, producida por la actividad expoliadora de millones de empresas, capitalistas actuando sin control, con la connivencia de Estados e Instituciones de todo el mundo, nos lleva publicar esta nueva convocatoria de disidencia controlada, sabiendo quienes la convocan.  Algún día se darán cuenta de para quién trabajan. O puede que ya lo sepan pero no les importe.

Salud y Defendamos Gaia!
PHkl/tctca
_________________
Traducción Parcial de: "The Climate Insurgency Has Begun – Get Ready to Break Free From Fossil Fuels". por Jeremy Brecher, escritor de Global Insurgency. Ver Ndt.

Versión original íntegra: http://www.occupy.com/article/climate-insurgency-has-begun-%E2%80%93-get-ready-break-free-fossil-fuels

Uno de cada seis estadounidenses dice que llevaría a cabo personalmente actos de desobediencia civil no violenta contra las actividades corporativas o gubernamentales que hacen que el calentamiento global empeore [según un estudio de la Universidad Ultracoservadora de Yale 2013]. Eso son cerca de 40 millones de adultos. El destino de la tierra puede depender de ellos y otros como ellos de todo el mundo.

Tales acciones están a punto de dar un salto cualitativo tanto en número como en coordinación global. A partir del 4 al 15 de Mayo 350.org [plataforma de coordinación, filial de Green peace], Greenpeace [disidencia controlada] y muchas otras organizaciones - en particular las organizaciones de base de todos los continentes - llevarán a cabo una semana mundial de acciones llamada "Liberarse de los Combustibles fósiles" [http://breakfree2016.org/]. Se prevé que decenas de miles de personas en todo el mundo se movilicen para exigir una rápida transición a la energía renovable. Los eventos incluirán acciones directas no violentas dirigidas a los lugares de extracción o de infraestructura; presión sobre los objetivos políticos para cambiar las políticas en torno al desarrollo de combustibles fósiles; y el apoyo a alternativas de energía limpia.

Acciones masivas en Australia, Brasil, Canadá, Alemania, Indonesia, Israel/ Palestina, Nigeria, Filipinas, Sudáfrica, Turquía y los Estados Unidos se centrarán en proyectos de combustibles fósiles y en apoyar grandes soluciones. Antes y durante la semana de acción, se esperan acciones adicionales iniciadas localmente en muchos otros lugares alrededor del mundo.

En los Estados Unidos habrá acciones en California, el Noroeste, Montaña del Oeste, el Medio Oeste, Washington, DC, y el Nordeste. Incluirán el apoyo a una moratoria de la subasta de tierras públicas para el desarrollo de combustibles fósiles; invasiones masivas a lugares de fractura hidráulica; bloqueos por tierra y mar de refinerías; acciones en las instalaciones de las compañías de oleoductos; y el bloqueo de los trenes que transportan petróleo de fractura.

En cada caso como aliados se incluyen no sólo las organizaciones nacionales e internacionales ambientales, sino también docenas de grupos comunitarios, indígenas, de justicia climática, de trabajadores, de acción ciudadana, religiosos y otros grupos que durante mucho tiempo han estado haciendo campañas a nivel local en contra de estos objetivos.

Intercambio de guiones

Los participantes en "Rompe con los combustibles fósiles" se definen a sí mismos con el movimiento, el público y los tribunales, no como delincuentes, sino como agentes de la ley que tratan de hacer valer los derechos legales y detener a los gobiernos y corporaciones de cometer el Crimen Más Grande en la historia humana [la propia destrucción del mundo].

Los principios fundamentales definidos en las leyes y constituciones de países de todo el mundo proporcionan una base sólida para estas afirmaciones. Los derechos humanos y constitucionales básicos incluyen los derechos inalienables a la vida, la libertad y a la propiedad - incluyendo la propiedad que no sólo nos pertenece a nosotros sino a las futuras generaciones de la humanidad. Y de conformidad con  la doctrina de la "confianza pública" son los gobiernos los administradores de los recursos naturales vitales de los que el bienestar humano depende; tienen un "deber fiduciario" en su gestión para el beneficio de todas las generaciones presentes y futuras. Los gobiernos no tienen derecho a autorizar la destrucción de los recursos de hoy en detrimento de las generaciones futuras y los derechos constitucionales a la vida, libertad y propiedad.

"El Gobierno Federal ha estado tomando decisiones en el interés de las Corporaciones multinacionales y sus beneficios, pero no en interés de mi generación y las venideras", dijo el director de Juventudes Guardianes de la Tierra Xiuhtezcatl Martínez, uno de los líderes juveniles personado en la demanda climática federal pendiente en el Tribunal de Distrito de Oregón. "En lugar de cambiar su modelo de negocio para cumplir con la realidad científica del cambio climático, estas empresas están exigiendo que seamos nosotros los que nos adaptemos al mundo inhabitable que promueve sus beneficios. Cuando se comparan los dos, creo que es evidente que nuestro derecho al aire limpio y un ambiente saludable es más importante que su "necesidad" de hacer dinero por medio de la destrucción de nuestro futuro".

En un giro sorprendente de los acontecimientos ocurrió el noviembre pasado, la American Fuel & Petrochemical Manufacturers, American Petroleum Institute, y la National Association of Manufacturers - [lobbies] que representa casi toda la industria de los combustibles fósiles - presentaron una moción para "intervenir" y aunar fuerzas con el gobierno contra los jóvenes que interpusieron la demanda ante el trust Federal Constitutional and Public Trust lawsuit of Our Children’s. Argumentaban que "si los demandantes tienen éxito en este tribunal que ordena el consumo de combustible y procesos de fabricación convencionales que emiten gases de efecto invernadero más allá de las regulaciones federales y otras existentes, los miembros de cada una de las corporaciones acusadas ​​se verían dañados [amenaza velada de cierres y despidos]."

De acuerdo con la directora ejecutiva de Our Children’s Trust y abogada principal para la juventud Julia Olson:
 "La industria de los combustibles fósiles no querría estar en los juzgados a menos que entendiera el verdadero significado de nuestro caso. Este litigio es una amenaza trascendental para estas compañías de combustibles fósiles. Están decididas a unirse al gobierno federal para derrotar a las reclamaciones constitucionales reconocidas para estos jóvenes demandantes. La industria de los combustibles fósiles y el gobierno federal se están alineando contra 21 jóvenes ciudadanos lo que muestra lo que está en juego aquí".
El 15 de enero, el juez federal Thomas Coffin de la Corte Federal de Distrito en Oregon aceptó el recurso de las industrias de fabricación de combustibles fósiles de intervenir para oponerse a la demanda.

Las afirmaciones de que las acciones del gobierno son ilegales e inconstitucionales han jugado un papel importante en el desarrollo de los movimientos sociales a lo largo de la historia. Refuerzan a los participantes dándoles la clara sensación de que no están promoviendo las opiniones personales por medios delictivos, sino más bien que realización de una función pública. Y refuerzan el atractivo de un movimiento para la sociedad en general mediante la presentación de que la acción no es una flagrante violación de la ley, sino un esfuerzo por rectificar las acciones de gobiernos e instituciones que son en sí mismas una violación de la ley.

[...]

Ha comenzado: Hitos

Cuando los manifestantes bloquean trenes de combustible u ocupan edificios gubernamentales, normalmente se llama a la policía y los manifestantes son detenidos y juzgados como infractores de la ley. Pero un goteo de casos climáticos recientes ha comenzado a erosionar la expectativa de que la ley apoye el derecho de los propietarios a utilizar sus propiedades para destruir el clima.

En el Día de la Tierra de 2013, Alec Johnson (también denominado "Clima Hawk") se encerró a una excavadora de construcción en Tushka, Oklahoma, como parte de la campaña de la Resistencia de las Grandes Llanuras contra las Arenas de Alquitrán para detener el oleoducto Keystone XL. Johnson basa explícitamente su defensa en la doctrina de la Confianza Pública: "Cuando se trata de nuestros bienes comunes, de nuestra propiedad pública, las personas tenemos derechos en confiar en lo público" [que lo público sea usado con garantías]. La doctrina de la confianza pública, continuó, "nos asegura que tenemos derechos en lo concerniente a cómo nuestros bienes públicos comunes son administrados por cualquier fiduciario que se haga cargo de ellos". La gente estamos "armado" por dicha doctrina legal. Ahora "Reclamamos a nuestras instituciones y agencias ambientales que reconozcan sus responsabilidades como administradores y ejerzan su responsabilidad fiduciaria de actuar con 'el más alto deber para el cuidado, "y para asegurar la abundancia de recursos sostenido necesario para la resistencia de la sociedad".

En una declaración que preparó para el jurado, Alec Johnson argumentó que su bloqueo a la construcción del oleoducto Keystone XL era necesario porque amenaza nuestra confianza pública atmosférica, y los gobiernos estatales y nacionales están fallando en protegernos de esa amenaza. Proclamó sobre la base del principio de la confianza del público, "yo no estaba rompiendo la ley ese día -. Estaba haciéndola cumplir". A pesar de que Johnson podría haber sido condenado a un máximo de dos años en la cárcel del condado de Atoka, solo recibió una multa de poco más de $ 1.000.

En 2013, Jay O'Hara y Ken Ward, utilizan un pequeño barco pesquero llamado Henry David T para bloquear la descarga de un buque de 40.000 toneladas de carbón en la central de Brayton Point, Massachusetts. Los fiscales los acusaron de alterar el orden, conspiración, no actuar para evitar una colisión, y la operación negligente de un vehículo de motor. O'Hara y Ward argumentaron que la amenaza inminente del cambio climático global no les dejó otra opción que actuar como lo hicieron. El día fijado para comenzar el juicio se fijó, el fiscal de distrito del condado de Bristol anunció que estaba reduciendo los cargos y pedía modesta una multa, que se invertiría en ayudar a costear los gastos municipales. Luego se emitió un comunicado en apoyo a la protesta de O'Hara y Ward: "El cambio climático es una de las crisis más graves a las que nuestro planeta se ha enfrentado. En mi humilde opinión, el liderazgo político en este tema ha sido gravemente deficiente ". El acto seguido se reunió con los acusados ​​y les dijo que se uniría a ellos en la próxima Marcha Climática Popular de marzo.

El 2 de septiembre de 2014, cinco activistas bloquearon un tren usado para transportar petróleo Bakken en un recinto de los ferrocarriles BNSF-Delta en Everett, Washington. Entre ellos se incluía un consultor de negocios de clima, un asistente escolar, el propietario de una cafetería, un profesor de música jubilado, y el propietario de un pequeño negocio de carpintería y pintura. En sus documentos de la corte, los "Delta 5" argumentaron que "para abordar seriamente la crisis climática, tenemos que apagar nuestras infraestructura de combustibles fósiles y mantener ese petróleo en el suelo". Sobre esa base sostuvieron que el bloqueo era "moralmente - y legalmente - justificable teniendo en cuenta los imperativos de la crisis climática" los riesgos del calentamiento global son una emergencia, y requieren reducciones urgentes y rápidas de las emisiones de CO2 a la atmósfera si se quiere mantener un clima sostenible. Los bloqueadores pidieron que se vieran sus acciones, "no como un crimen, sino como un acto razonable de conciencia, necesario por la naturaleza extrema de la emergencia y por el hecho de que es el propio gobierno el que está violando de la ley." Abby Brockway, un anciano pintor de casas y presbiteriano, presentó una defensa adicional basada en la amenaza que los trenes de petróleo presentan para los trabajadores ferroviarios y las comunidades por las que pasan.

Inicialmente, el juez se negó a admitir la "defensa necesaria". Pero poco antes del juicio se retractó. Como resultado, por primera vez en la historia de EEUU un juez permitió que un jurado escuchara el testimonio de que los manifestantes del clima no deben ser declarados culpables de violar la ley debido a que sus acciones eran necesarias para evitar un daño mayor - la destrucción del clima de la Tierra.

Una vez finalizada la declaración, sin embargo, el juez ordenó al jurado que no tuviera en cuenta la defensa necesidad, principalmente sobre la base de que no habían demostrado que todas las vías legales se habían agotado. Sin embargo, el jurado ya había oído los motivos de los Delta 5 y por qué hicieron lo que hicieron - y la declaración de expertos sobre la amenaza que representa el cambio climático y los trenes de petróleo. El jurado los absolvió del cargo principal y de obstrucción de un tren y los encontró culpables solamente de la culpables de allanamiento. Al final del juicio tres de los miembros del jurado se reunieron con los acusados en el pasillo, los abrazaron y acordaron unirse a ellos el próximo día de reivindicación climática. Si no fuera por las firmes instrucciones del juez, dijeron que habrían votado para absolverlos. Los Delta 5 están apelando la decisión.

Una especie de "desobediencia climática municipal" también está surgiendo. En Deerfield, Massachusetts, este mes de febrero 2016, la empresa Kinder Morgan, con sede en Texas, solicitó al Departamento de Servicios Públicos de Massachusetts DPU forzar a los más de 400 dueños de propiedades a lo largo de la ruta de su gasoducto de gas natural Kinder Morgan para que permitiesen a los inspectores de la empresa operar en su tierra. En respuesta, la ciudad de Deerfield escribió al DPU que su Consejo de Salud ha prohibido todas las actividades de Kinder Morgan en la ciudad. La junta de salud había dicho que "una corporación condenada por delitos resultantes en la trágica muerte de cinco personas presenta un riesgo ilógico para la salud y la vida de los residentes de Deerfield si tales delitos se cometieron para permitir construir un gigantesco conducto de gas de fracturación a través de la ciudad".

El ayuntamiento de la localidad advirtió que cualquier persona que entrara en propiedades privadas sin el permiso de los dueños para las actividades relacionadas con el gasoducto sería arrestado por entrar ilegalmente - incluso teniendo una orden de la DPU-. Un abogado que representa a la ciudad, dijo que Deerfield está "preparada para reemplazar a cualquier autoridad estatal y tienen oficiales de policía con ódenes de detener a cualquier persona que entre a la propiedad privada como parte del proyecto del oleoducto." Kinder Morgan afirma que la Ley Federal de Seguridad de Oleoductos tiene preferencia sobre cualquier autoridad del estado en regular la seguridad de las tuberías y que algunas leyes estatales truncan las órdenes de la ciudad.

Mientras que nadie debería cometer actos de desobediencia civil con la expectativa de ser absuelto por razones constitucionales o de confianza pública, estos casos anteriores muestran que podemos esperar que una proporción cada vez mayor de nuestros vecinos y conciudadanos - incluyendo algunos que trabajan como jueces y jurados - reconozcan que el cambio climático debe ser detenido por todos los medios necesarios y que nuestras acciones pueden acelerar ese resultado.

Una insurgencia climática?

"Rompe con los Combustibles Fósiles" puede ser el presagio de una insurgencia climática global no violenta. Está coordinado a nivel mundial, con principios comunes, estrategia, planificación y la propaganda. Se está utilizando la acción directa no violenta no sólo como un testimonio moral individual, sino también para expresar y movilizar el poder del pueblo del que todo el gobierno depende en última instancia. Presenta la protección del clima no sólo como una moral, sino como un derecho y un deber legal, necesario para proteger la Constitución y la confianza del público, para nosotros y para nuestra posteridad. Representa una insurgencia porque niega el derecho de los poderes y principados existentes - ya sean corporativas o gubernamentales - para usar la autoridad de la ley para justificar su destrucción del clima de la tierra.
________________
NdT: No hemos traducido tres párrafos ilegibles llenos de berborrea legal humanamente incomprensibles, intentando que no se alterase el mensaje, muy a nuestro pesar, lo sentimos. Dejamos un enlace a la versión original para curiosxs.

Publicado 24.3.2016, última edición 25.3.2016

2 comentarios:

  1. Hola Pablo & Tarc. Aquí os dejo este enlace por si os interesa.

    https://www.rt.com/usa/336948-fbi-israel-crack-iphone/

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante artículo. Los smartphones son muy útiles pero tremendamende peligrosos, tienen muchos programas y muchas puertas traseras. Es un escándalo previsible. Si no esta compañía otra.
      Si hay un lugar donde la línea entre Seguridad y Pirateo es más evidente es en estas empresas de seguridad informática, mira lo que pasó en el caso Macedonia.
      Encriptar, encriptar, encriptar.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...