La TARCOTECA Contrainfo

Para ver lo que otros no ven hay que mirar donde otros no miran.
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

miércoles, 15 de febrero de 2017

Entrevista con la Secretaría de Exteriores de la CNT: "Más allá de la AIT" (1 de 2) - Noticias Amor y Rabia

Fuente- Noticias Amor y Rabia: Más allá de la AIT (1ª parte) 25.12.2016
tctca translation to english 16.2.2017

Discretamente, casi podría decirse en silencio, está teniendo lugar un acontecimiento que tendrá serias consecuencias para el futuro del Movimiento libertario internacional: la reorganización del anarcosindicalismo a nivel internacional, a iniciativa de la CNT. 

Siguiendo lo acordado en su XI Congreso de diciembre de 2015, la CNT ha organizado junto con la FAU alemana y la USI italiana una Conferencia Internacional de organizaciones anarquistas y anarcosindicalistas (26-27 de noviembre de 2016, Bilbao). Para conocer los objetivos de esta conferencia hemos entrevistado a integrantes del equipo de trabajo de la Secretaría de Exteriores en una conversación que pretende ir al fondo de la cuestión, sin dogmatismos ni mitos.

LA CONFERENCIA DE BILBAO Y UNA POLÍTICA DE COMUNICACIÓN DESASTROSA


AMOR Y RABIA: Para quienes llevamos décadas en la organización es una sorpresa la decisión de la CNT de relanzar la AIT, y más aún la forma de hacerlo: se asume que es imposible cambiarla mediante un acuerdo consensuado pero, en lugar de darse de baja e intentar crear una nueva organización, se hace un llamamiento a una “refundación de la AIT” fuera de los cauces orgánicos. El cambio en la estrategia internacional de la CNT es un acuerdo tomado en el XI Congreso, pero a lo largo de casi todo un año no se ha oído nada, la información ha brillado por su ausencia.

Este silencio contrasta enormemente con la actividad informativa del Secretariado de la AIT, que emplea internet para acusar de escisionistas a la CNT, la FAU y la USI (el 90% de la militancia de la AIT), y a quienes no se informa de donde celebrará la AIT su próximo Congreso en diciembre… ¿A qué se debe esta política de comunicación, rayana con el secretismo y que hace las delicias de cualquier conspiracionista? ¿Por qué se llevan las cosas a cabo de esta forma, dando argumentos al Secretariado de la AIT para actuar contra organizaciones que forman la inmensa mayoría de la militancia de la AIT?

Secretaría de Exteriores de CNT: Puede que esto sea el resultado de ser el blanco de la actividad única, y por tanto fácilmente frenética, del Secretariado de la AIT y de algunas de sus secciones. Por el contrario, desde CNT nos hemos resistido a entrar en la dinámica de perder el tiempo respondiendo a “trolls” en foros de Internet y hemos preferido concentrarnos en sacar adelante nuestro proyecto. De hecho, el desarrollo de los acuerdos alcanzados en el XI Congreso de la CNT en materia de la AIT y el internacionalismo ha supuesto un trabajo arduo de contacto con sindicatos de otros países, asistencia a Congresos de sindicatos hermanos como son la FAU y la USI, entre otros, así como una intensa colaboración con estas dos últimas organizaciones en esta materia. 

Hemos llegado a asumir que no valía la pena robarle tiempo a las numerosas actividades constructivas de la CNT para enfangarnos en contestar acusaciones que la mayor parte de las veces no tienen más fundamento que el generar un ruido suficiente como para que se pierda la perspectiva de lo que está pasando, y la lógica pase a un segundo plano. Esto no es de ahora, un montón de cosas que se han estado haciendo en los últimos años y se han hecho visibles han sido difamadas y rodeadas de mentiras, respondiendo a una actitud determinada de algunas de las secciones de la AIT y de su secretariado. De hecho, buena parte de los problemas de la AIT provienen de esta actitud vigilante y censora, que lleva a algunas secciones carentes de actividad real a tener una existencia exclusivamente digital, centrada en la difamación de los desarrollos positivos de otras secciones sindicalmente activas. 

CUMPLIENDO LOS ACUERDOS DEL XI CONGRESO DE CNT: La Conferencia
Internacional Anarcosindicalista de Barakaldo (26-27 de noviembre de 2016)


Llegados a este momento y viendo el efecto que tienen en las redes sociales las mentiras que se repiten mil veces con el ánimo de convertirlas en verdad, es posible que nuestra discreción haya sido uno de los varios errores que hemos cometido en este asunto. Compañeros y compañeras de varios países nos lo han comunicado así. Somos conscientes de ello y tal vez no le hayamos dado la importancia suficiente. No obstante, insistimos, la nuestra es una apuesta por el mundo real, de luchas sindicales en los centros de trabajo y no en foros de discusión o redes sociales. En fin, no es éste el ámbito para entrar a discutir el impacto de Internet en el desarrollo reciente del movimiento libertario y anarcosindical, pero baste decir que, muchas veces, hay un supuesto purismo que sólo subsiste en la urna de cristal que es el mundo digital, sin existencia ni relevancia en el mundo real.

En ocasiones se ha pretendido comparar con la escisión que dio lugar a CGT, pero es algo que  rechazamos completamente. En aquél caso sí había elementos de disonancia con las ideas que no hay aquí. Es decir, CGT apostaba por un modelo que renunciaba al anarcosindicalismo, mientras que ahora se trata de una situación de parálisis que impide el desarrollo práctico a nivel internacional de un modelo de implantación y crecimiento verdaderamente anarcosindicalista. El problema no es de diferencias ideológicas, sino de actitud y talante. Lo lamentable es que esta situación haya escalado, debido precisamente a la actitud vigilante y censora de la que hablábamos antes y a la injerencias del secretariado en los asuntos internos de las secciones, hasta llegar a una situación de ruptura como la que tenemos.

EL NOMBRE AIT

AMOR Y RABIA: El acuerdo tomado en el XI Congreso de la CNT se habla de la “refundación de una internacional del anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario” y de una “nueva AIT”, así como de preparar “una serie de conferencias y contactos con aquellas secciones de la AIT interesadas en un proceso de refundación de la Internacional”. No obstante, la convocatoria de la Conferencia de Bilbao acaba con un ¡Viva la AIT!, a pesar de la evidente intención de abandonar esta organización y crear una nueva. ¿A qué se debe ese fetichismo de las siglas, especialmente cuando el acuerdo del XI Congreso califica a la AIT de “inoperante”? ¿No habría sido mejor empezar de cero, con un nuevo nombre, en lugar de arrastrar un costoso proceso de enfrentamiento? ¿Tiene la pérdida del apellido consecuencias legales para la CNT, o tan solo sentimentales? 


Secretaría de Exteriores de CNT: Es posible que sea así, pero es algo que todavía no se ha decidido y que tendrá que aclararse en el Congreso que se convoque este año que viene. Los alardes no representan demasiado bien la voluntad de los militantes. Hay gente que piensa que las siglas son solo un fetiche prescindible y otros lo tienen como un símbolo del internacionalismo histórico al que no quieren renunciar solo porque un puñado de personas en algunos países europeos hayan decidido aprovecharse torticeramente de los resquicios de la normativa para imponer su voluntad destructiva. Y decimos destructiva porque parece que para ellos construir nuestra alternativa y luchar contra el capitalismo, las iglesias y los Estados es mucho más ingrato.






Desde luego, si mantenemos las siglas AIT o nos dotamos de otras no tendrá mucho que ver con ninguna consecuencia legal para la CNT. Nuestras siglas y nuestra identidad están aseguradas, independientemente de la vinculación o no a la AIT. Pero como se dice en la pregunta, el acuerdo del Congreso no es definitivo en este sentido y ésta es por lo tanto una cuestión abierta que decidirá la afiliación de CNT en un Pleno Confederal y que se concretará en el Congreso de refundación, porque debemos contar también con la opinión de las otras organizaciones que participan en el proceso.


LA SECCIÒN ESCISIONISTA DE LA AIT

AMOR Y RABIA: La decisión de la CNT de replantearse su estrategia internacional y la convocatoria de la Conferencia de Bilbao han tenido como consecuencia la convocatoria inmediata de una “Conferencia Nacional de Sindicatos para la Re-Estructuración de la CNT-AIT (25, 26 de junio)” e incluso de su “Congreso CNT-AIT” en Benissa el 5 y 6 de noviembre pasados. Actualmente, tras varias desfederaciones (voluntarias o expulsiones) hay grupos anarcosindicalistas por toda la península críticos con el actual rumbo de la CNT, especialmente en Galicia, Murcia y Levante. Por eso, el reciente “Congreso” de Benissa parece más bien un intento de unificación de diversos sindicatos expulsados o salidos voluntariamente de la CNT que pretenden crear una nueva organización que pudiera ser reconocida como la nueva sección española de la AIT. 

De esta forma, luchar por la reestructuración del anarcosindicalismo internacional tiene como consecuencia directa el riesgo de una nueva lucha por las siglas. Además, la decisión de refundar la AIT se tomó por una ligera mayoría, y hay sindicatos dentro de CNT que no están de acuerdo con ella, como Granada, Puerto Real(estos no están en CNT), Oviedo o Tarragona (estos están a punto de desfederarse solos porque no pagan desde hace meses), por nombrar algunas. Puerto Real sin ir más lejos realizó el pasado 10 de noviembre una Asamblea general de Afiliados monográfica titulada “En defensa de la AIT”. ¿Cómo se pretende reaccionar a un hipotético nuevo conflicto por las siglas? ¿No existe el peligro de una nueva ruptura interna en la CNT por el tema de la AIT?

Secretaría de Exteriores de CNT: Habría que empezar poniendo en contexto todas esas afirmaciones para llegar a entender la contestación a las preguntas finales. Ninguno de los sindicatos citados (de los que siguen en CNT) fue al Congreso de Zaragoza ni envió posicionamientos, por lo que su desacuerdo tiene todavía menos peso que los de los Sindicatos que sí asistieron y votaron en contra, sin que ello haya supuesto su marcha ni mucho menos. Además hay que añadir que tanto el voto mayoritario como el voto particular salidos de la comisión de internacional que se dio en el XI Congreso sólo diferían en una cuestión, cuando poner en marcha todo el proceso de "refundación de la AIT". 


EL "CONGRESO" PARA CREAR DE LA NADA UNA NUEVA "CNT-AIT": La reunión de un puñado de desfederados celebrado en Benissa (4, 5 y 6 de noviembre de 2016) fué una cortina de humo, ya que ni tomó decisiones, ni creó una nueva organización con sus propios estatutos. 


Es curioso también cómo hace un par de años aproximadamente se hizo circular un documento con ese nombre precisamente (“En defensa de la AIT”) con la intención de buscar adherentes y que lo único que consiguió fue hacer el ridículo. Entre los argumentos para decir que la CNT se autodestruía estaba el decir que Noam Chomsky (entre otros) era uno de los líderes intelectuales responsables de nuestra deriva “reformista”. Anécdotas aparte, estamos hablando de muy poca gente en unos cuantos sitios, eso sí, hablando de forma rimbombante. Nada más. Ni realidad sindical, ni social, sino más bien virtual porque lo de la pantalla del ordenador es lo que mejor se les da. Nuestra reacción ante cualquiera que pretenda usurpar las siglas que llevamos con orgullo no va a ser una amenaza sino una respuesta contundente, como en su día hicimos con la CGT.


Estos grupos llevan tiempo intentado jugar la baza de un falso purismo ideológico, a falta de realizaciones sindicales propias, para criticar los desarrollos del modelo anarcosindicalista que ha planteado CNT en los últimos años. No es de extrañar que su afiliación y su número mengüe con el paso del tiempo. Ante su nula realidad, han querido jugar la carta del reconocimiento por la AIT para asegurar su subsistencia, ya que su capacidad de actuación es inexistente y saben que el tiempo juega en su contra. De hecho, hay que interpretar el encuentro de Benissa a la luz de esta apuesta. No es de extrañar que hayan tenido que celebrar su supuesto congreso en dos partes. 


LAS MAYORÌAS ARTIFICIALES: El XXVI Congreso de la AIT (Varsovia, 2 al 4 de diciembre de 2016): 6 organizaciones recientemente creadas con un total aproximado de 325 afiliados, algunas microscópicas, expulsan a 4 las organizaciones que ayudaron a fundar la AIT, con 7.100 afiliados

Ante la ausencia de preparativos y propuestas concretas, y ante la inminencia del Congreso de la AIT en Varsovia, se ha celebrado un esperpento de encuentro sin más finalidad que la de poder tener un esqueleto de organización que presentar a la AIT, aunque carezca por completo de contenido, más allá de algunas declaraciones altisonantes sobre la supuesta deriva reformista de CNT, como las que llevamos oyendo hace muchos años, sin que se hayan substanciado nunca en algo concreto. Tras la expulsión de CNT de la AIT en el Congreso de Varsovia, ésta es la nueva sección española de la AIT, una organización que ni siquiera se ha acabado de constituir, que carece de estatutos, normativa orgánica, etc. No cabe duda de que es un triste resultado final para la AIT.

No obstante, este desarrollo, más que importante para CNT, ya que carece de recorrido por completo, es relevante para entender cómo se ha llegado a la situación actual en la AIT. Desde hace tiempo, la actitud del actual secretariado y de algunas secciones de la AIT (sobre todo, KRAS, de Rusia) ha sido la de jalear y fomentar la formación de este amago de escisión. No en vano KRAS ha sacado varios comunicados en los que saluda y celebra este desarrollo, mientras que la secretaria de la AIT se ha mantenido en contacto directo con los desfederados de Levante, de los que parte la iniciativa de Benissa, llegando incluso a circular sus documentos al resto de secciones de la AIT a través de la lista de correo. Todo esto mientras CNT seguía siendo la sección española de la AIT. Esta injerencia en los asuntos internos de una sección constituye una flagrante violación del pacto asociativo más básico, en vista de la cual, cualquier llamado a respetar los acuerdos carece de fundamento y verosimilitud, máxime cuando la situación de toma de decisiones en la AIT es la que ya se ha comentado. En vista de todo esto, no debe extrañarnos que se haya llegado a una situación de ruptura total en el seno de la AIT.     


RELACIÒN CON LA AIT

AMOR Y RABIA: Pase lo que pase en el futuro, lo cierto es que la CNT, la FAU y la USI han pasado el Rubicón, y la ruptura de la AIT es un hecho. Un escenario de futuro bastante probable es que la SF (Solidarity Federation) británica pase a convertirse en la sección más importante de la AIT mientras que el peso en la toma de decisiones se desplazaría al este de Europa, donde se concentra un gran número de secciones con derecho a voto en los congresos pero carentes de la menor influencia social.

Un ejemplo de la situación a la que tendría que hacer frente la AIT en el futuro es la financiación de las actividades del secretariado, que hoy día tan solo en fotocopias gasta 1.000€ anuales; la ZSP, la sección polaca actualmente a cargo del secretariado, tan solo paga 100€ anuales de cuota pese a ser la sección más grande de la AIT en el este de Europa. Tan solo la marcha de la CNT significa para la AIT la pérdida de unos ingresos anuales de 30.000€, por lo que la marcha del 90% de la militancia actual convertirá a la AIT en una organización meramente testimonial y completamente inoperante, al carecer de una fuente de financiación para su propaganda y actividades internacionales.

Esta situación será sin duda el origen de crecientes tensiones entre una SF marginada en la toma de decisiones pero responsable de cargar con el peso de financiar lo que quedase de la AIT, y el resto de secciones. Es posible incluso imaginarse que tanto la SF como alguna otra sección se replanteen su estrategia internacional, por lo que mantener un canal de comunicación sería crucial para el futuro. Por desgracia, por la experiencia de la escisión CNT/CGT es fácil adivinar que el corte de relaciones entre los sectores ahora enfrentados en la AIT podría ser total. ¿Se ha discutido sobre la relación de la nueva internacional que pretenden lanzar la CNT, la FAU y la USI con la actual AIT? ¿Se buscará mantener el contacto con el secretariado de la AIT y sus secciones?


Secretaría de Exteriores de CNT: No es que el peso de las decisiones se vaya a desplazar al este, sino que esa ha sido la realidad de los últimos años que nos ha llevado a la situación en la que estamos. Desde luego la pelota está ahora en el tejado de la SF y ellos sabrán si están dispuestos a aguantar lo que hemos aguantado nosotros. Pero con la situación a la que se ha llegado creemos que la actitud del Secretariado polaco, o de aquél que le sustituya en la misma línea, sea vetar cualquier posible relación de una sección de su internacional (si sobrevive) con la nuestra. Nosotros en principio no tenemos ningún problema en trabajar conjuntamente con un sindicato de otro país para ganar los conflictos que se nos planteen en el ámbito de la empresa o de la represión estatal, puesto que no perdemos de vista que nuestro enemigo no son los trabajadores con los que mantengamos las mayores discrepancias, sino los capitalistas y sus lacayos burócratas.


ESQUIZOFRENIA: Uno de los asistentes al Congreso de la AIT de Varsovia afirma haber atacado  el local de la CNT de Barakaldo por haber cumplido un acuerdo del XI Congreso de CNT junto con otros "delegados" pro-AIT, y a continuación dice que hay que respetar la normativa orgánica.

En todo caso, el verdadero riesgo que amenaza a la AIT en el futuro próximo tiene más que ver con su deriva interna que con la financiación, ya que gracias a las cuotas que han venido pagando las secciones expulsadas durante años, la Internacional cuenta con un estado financiero más que saneado. En ausencia de actividad en el mundo real, la ilusión de purismo solo se puede mantener viviendo en una permanente caza de brujas, por eso las organizaciones de todos los ámbitos que apuestan por esta línea acaban devorándose a sí mismas. En este sentido, volviendo a la pregunta, el objetivo evidente de los supuestos puristas será SF, ya que, al haberse negado a constituirse como sindicato, todos sus militantes cuentan con doble afiliación a sindicatos oficiales mayoritarios, llegando a ser representantes de estos en los centros de  trabajo (lo que por otra parte dice mucho de los motivos de los supuestos puristas, que han preferido ignorar este hecho y centrarse en un conflicto con CNT, basándose en acusaciones ficticias). Podemos aventurar que la caza de brujas no tardará mucho en centrarse en aspectos como éste, lo que puede hacer que la permanencia de SF en la AIT se vuelva, efectivamente, muy incómoda.    


RIESGO DE FRACASO

AMOR Y RABIA: La decisión de la CNT de proponer reorganizar el anarcosindicalismo internacional es la respuesta a una serie de conflictos interminables en el seno de la AIT. El acuerdo mismo del XI Congreso dice textualmente que la refundación de la AIT se lleva a cabo porque esta “es inoperante” y debido a su “importante crisis interna, que estalló con la expulsión de la sección alemana, la FAU”. Esto es una ironía de la historia, ya que la expulsión de la FAU se debió en buena parte a iniciativas de la CNT y muy especialmente de García Rúa, antiguo secretario general de la CNT y de la AIT, como hemos expuesto en un amplio artículo en el número anterior de Prisma (primera partesegunda parte))

Sin embargo, en lugar de llamar a la prudencia, para subsanar los errores del pasado se ha decidido “cortar por lo sano”. De hecho, el acuerdo de la CNT parece más una reacción para hacer frente a un problema que una acción para impulsar el anarcosindicalismo. La parálisis de la AIT era fruto de la falta de acuerdo sobre las diversas estrategias adoptadas por la CNT, la FAU y la USI para llevar a cabo una estrategia de acción sindical de corte anarcosindicalista adaptada a sus respectivos radios de acción. Estos debates provocaron enfrentamientos entre las diversas secciones y han dado lugar a la actual desestabilización de la AIT, al aceptarse que secciones sin existencia real tuviesen un peso decisivo sobre la marcha de la organización. 

Por tanto, el cambio organizativo que se pretende llevar a cabo ahora acaba con una toma de decisiones que deformaba la realidad al ser tomadas por una minoría diminuta de la organización, pero no cambia el problema de fondo: el necesario equilibrio entre la independencia de las secciones y su obligación de respetar los principios, tácticas y finalidades que definan el pacto federal de la nueva organización. ¿Se ha tratado este tema entre la CNT, la FAU y la USI a la hora de definir como reorganizar el anarcosindicalismo internacional? ¿Qué consecuencias tendría si se fracasara en crear una nueva Internacional?

Secretaría de Exteriores de CNT: Desde luego hay que reconocer que el paso que se ha dado ha sido evidentemente una reacción a un estrangulamiento de las secciones con la inmensa mayoría de la afiliación, pero también obedece a una estrategia de impulso del anarcosindicalismo a escala internacional. Llegó un momento en que era evidente que la realidad de la internacional hacía imposible esa necesaria promoción de la visión libertaria para combatir la explotación y el primer paso para relanzar el anarcosindicalismo globalmente era romper con la inercia que hemos arrastrado durante años basada en muchos casos en mitos. La dedicación casi exclusiva al control ajeno y el sermón constante de un puñado de secciones hacía imposible generar el clima adecuado para volver a hablar de la cada vez más necesaria solidaridad internacional y de los retos que los trabajadores afrontamos en un panorama global donde se vuelven a oír los viejos cantos de sirena del fascismo. 





A pesar de que es algo recurrente en esta entrevista creo que se ha dejado claro pocas veces, y es que estamos hablando de que KRAS (Rusia) o Eslovaquia cotizando por menos de 10 afiliados, tienen cada uno la misma representación en la internacional que la CNT española con los cerca de 5000 afiliados que tenemos. Ni por el tamaño del país, ni en términos relativos a la población, ni por la represión, ni por la tradición anarquista del lugar se justifica (como han hecho en ocasiones) que durante más de 20 años estén en esas condiciones si no es por la actitud de quienes se aferran a las siglas de la internacional en esos países, algunos viejos conocidos. Con la posición compartida de 6 países con realidades similares la mayoría en la toma de decisiones de la internacional ha estado en sus manos. Estas realidades contrastan con quienes se han visto siempre en el punto de mira como ha sido USI, FAU y la CNT con más afiliados que el resto del mundo junto. Por decirlo de otro modo, estamos hablando de que Secciones con un número de afiliados 20 veces más grande que las Secciones de 6 países, algunos de ellos de países más pequeños y otro que abarca dos continentes, se ve supeditada a las decisiones, el control y la amenaza de estos. 

Respecto a los principios, tácticas y finalidades creo que la gente tiene mucho más respeto a los acuerdos que acepta de lo que pueda parecer en un principio. El problema de las faltas en este sentido viene cuando se está siendo consciente de que lo que parece una organización seria es una broma de mal gusto porque tú eres el objeto de la risa. Ha habido muchas faltas a los acuerdos, hasta el punto de que podemos considerar que el actual secretariado y algunas secciones rompieron de forma efectiva el pacto asociativo hace tiempo. Como ya se ha dicho y sin ir más lejos, hay secciones que antes de que se haya producido la expulsión de la CNT de la AIT ya han reconocido a otros grupos como sección española de la AIT públicamente. Posiblemente podríamos tirar hacia atrás de la cadena de irregularidades y llegaríamos a encontrarnos con la época del Secretariado de Rúa advirtiendo de internacionales paralelas con la SAC y la CGT, que nunca se dieron, y el aprovechamiento de este discurso para arremeter contra la FAU y la USI. 

En ese sentido, es cierto que la situación interna actual de la AIT deriva en buena medida de los errores cometidos por la CNT hace años, pero también lo es que dada la situación en que se encontraba nuestra organización en ese momento, es comprensible que se produjesen estos. Precisamente, el cambio de enfoque de CNT, de una estrategia defensiva y cerrada sobre sí misma, sin proyecto más allá de la denuncia del modelo sindical imperante, a la actual, en la que encaramos una etapa de crecimiento y apertura, con un modelo sindical propio eficaz, explica en buena medida por qué CNT necesita una coordinación internacional de otro tipo, que no se puede dar en la actual AIT. Con todo esto quiero decir que cuando a la gente se le tiene en cuenta, se le respeta, se crean condiciones de trabajo y se enfocan los esfuerzos en el verdadero enemigo mirando hacia afuera más que hacia adentro, los conflictos con las normas internas tienden a ser menores o incluso a desaparecer.


CUMPLIENDO LOS ACUERDOS DEL XI CONGRESO DE CNT: El máximo órgano de toma de decisiones de la CNT, un Congreso, decidió organizar una Conferencia Internacional para impulsar el relanzamiento de la AIT 
Las consecuencias del fracaso no pueden ser muy graves porque partimos de cero, es decir, la internacional de facto no existe. Si la ponemos en relación a las sociedades en las que vivimos, la influencia o incluso la existencia de la AIT desaparece, cuando dejamos de leer ciertos foros de Internet. Para que seamos alguna vez tenidos en cuenta como una realidad útil en la defensa de los intereses de los trabajadores explotados internacionalmente tenemos que intentar salir de la trampa en la que nos encontramos, y eso precisamente es lo que estamos haciendo sin que tenga ningún sentido tener miedo al fracaso. La situación actual es el fracaso.

No obstante, es cierto que perfilar una organización internacional que evite todos los errores del pasado, al mismo tiempo que consigue un funcionamiento sin fricciones, no es sencillo. Va a requerir una buena dosis de trabajo y voluntad. En última instancia va a depender mucho de que las organizaciones participantes sepamos dotarla de contenido práctico, de proyectos comunes, que aseguren una solidaridad efectiva. De este modo se desplazará el debate de aspectos formales y orgánicos a asuntos prácticos, en los que es mucho menos probable que surjan enfrentamientos infundados, a pesar de las diferencias que pueden darse, desde luego. Pero por eso, porque queremos hacerlo bien, CNT, USI y FAU hemos decidido manejar tiempos amplios y no entrar en competiciones sin sentido con nadie. Existe, no cabe duda, el riesgo de repetir errores pasados, pero también la firme voluntad de evitarlo.

SIGUE... (SEGUNDA PARTE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...