La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

domingo, 11 de diciembre de 2016

La matanza de Filipinas y la "Guerra a la Droga"

Horrores modernos que quedarán en la memoria

Duterte reconoce haber matado a supuestos drogadictos y traficantes | Diario Público 14.12.2016
MANILA.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha reconocido que ha matado "personalmente" a supuestos drogadictos y traficantes de drogas. El pasado lunes, durante un discurso pronunciado en el un foro empresarial organizado en el palacio presidencial de Malacañang, en Manila, el mandatario informó que lo hizo mientras era alcalde de Davao, cargo en el que estuvo durante 22 años (1988-98, 2001-10 y 2013-16).

El jefe de Estado filipino también justificó la violenta campaña contra las drogas que ha lanzado desde que empezó su mandato, el 30 de junio pasado, y añadió que sólo un tercio de las 5.900 muertes que ha causado esta iniciativa fue en redadas policiales. "En Davao, lo solía hacer yo personalmente (matar). Quería enseñar a los policías que si lo hago yo, ¿por qué no van a poder hacerlo ellos?", manifestó el político de 71 años. "Daba vueltas por Davao en mi moto (...) y patrullaba las calles. Realmente estaba buscando jaleo", aseveró el dirigente.

Fuente- La matanza de Filipinas | Guerra Eterna 6.12.2016

Los periodistas de Reuters en Filipinas han examinado 51 tiroteos en los que ha intervenido la policía en la región de Manila de los que han informado los medios de comunicación y un organismo público de derechos humanos. Se trata de operaciones antidroga en las que casi todos los sospechosos fallecieron tiroteados. El resultado: cien acabaron muertos y tres salieron vivos (dos de ellos porque fingieron estar muertos).
Las declaraciones de algunos testigos confirman que la policía tiene órdenes de disparar a matar. No hacen ningún esfuerzo por detener a los presuntos delincuentes ni dejaron de utilizar sus armas por el hecho de que los sospechosos no fueran armados.
Según Jun Nalangan, un investigador del CHR (siglas de la Comisión de Derechos Humanos), el patrón revelado por las pruebas apunta a un asesinato. “El informe policial dice que que hubo un tiroteo”, dice. “En nuestras investigaciones, no aparece nada de eso. En vez de una operación antidrogas, están realizando asesinatos extrajudiciales”.
Un portavoz policial dijo a Reuters que la explicación a estas cifras es que los policías tienen buena puntería.

The Brutal Truth of the Philippines' war on drugs that's seen 300 killed in just 1 month [vídeo]

Es la aplicación estricta de la política adoptada por el presidente, Rodrigo Duterte, desde su elección en junio para acabar con el narcotráfico y la delincuencia. Desde entonces, la policía ha matado a 2.004 personas. Siempre en defensa propia.
La policía afirma que 17 agentes han muerto en operaciones antidroga en todo el país desde el 1 de julio. Eso significa que muere un policía por cada 118 sospechosos muertos. En Río de Janeiro, por cada agente muerto en 2015, 24,8 personas murieron a manos de la policía, una ratio que dobla la de Suráfrica y triplica la de EEUU, según un informe de Human Rights Watch.
La mayoría de las muertes son obra de agentes de paisano que entran en casas donde el sospechoso es separado del resto de individuos. Cuando se encuentra a solas con los agentes, invariablemente siempre acaba muerto a tiros.



Rodrigo Duterte, genocida, Socialdemócrata y coronel
Reuters da el caso más conocido, el del alcalde Rolando Espinosa, acusado de estar implicado en el narcotráfico. Fue detenido y encarcelado. Los policías fueron a su celda, supuestamente porque estaba en posesión de armas dentro de la prisión. Acabó muerto a tiros.
Según una investigación del Senado, los policías avisaron a la unidad forense del departamento, responsable de realizar las autopsias, 40 minutos antes de entrar en la prisión.
Dante Siosina es un fotógrafo que cubre en la calle estas noticias. En el caso que se puede ver en este vídeo, el muerto llevaba puestas una esposas. Su cuerpo fue trasladado rápidamente, sin que se hiciera una investigación en el lugar de los hechos. Como en todos los demás casos, la policía dijo que disparó en defensa propia. 
La guerra contra las drogas no es un juego de niños”, respondió un portavoz presidencial a Reuters.
Una encuesta de octubre revela que el 76% de los filipinos apoya a Duterte, un porcentaje que no es muy diferente al que tuvieron otros presidentes al poco de llegar al poder. La mayoría, en un 54%, dice estar muy satisfecha con su guerra contra las drogas, pero un un 71% cree que es muy importante que los sospechosos de narcotráfico sean detenidos vivos.

2 comentarios:

  1. La otra cara de la moneda es que el narcotráfico en Filipinas TAMBIÉN esta dirigido por la CIA y es esa la que le está dando publicidad a esto, porque es contra ella contra la que lucha el fascista este.

    Tiene todas las papeletas para que Filipinas sea "salvada" por los democráticos marines.
    Los camellos son uno de los peores enemigos del pueblo, así que de momento están limpiando la mierda de su país.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tontería lo que dices. Los medios filipinos achacan el tráfico a los chinos, así que son una puerta abierta a la intervención americana.
      Lo que parece que muchos no se dan cuenta es que el problema no se arregla matando pobres.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...