La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

martes, 14 de julio de 2015

Avanza el giro autogestionario en Grecia: autogestión contra la pobreza


Continua el giro autogestionario en Grecia. No les queda otro remedio que recuperar su soberanía para poder sobrevivir. 

El autor continua confundiendo términos. Nada es gratuito. Los centros y organizaciones mencionados requieren de la cooperación, aportaciones y mucho trabajo de miembros y usuarios para mantener los servicios.

"Syriza no tiene el poder. Lo tienen los jueces y la policía, y como Syriza tiene una idea utópica del Estado". El Estado se contrae y se convierte en lo que es, un ejército que engorda a los banqueros. La policía confiere poder absoluto a quien la controla y la hace funcionar. Las monarquías como las de Arabia Saudí no lo esconden, y dictaduras como las de Egipto, Tailandia, Argelia lo muestran. Todo lo que rodea a un estado que no sean ejército o policía son extras de los que se puede prescindir. Hasta de los súbditos.

Ante tal panorama quedan claras las intenciones de los Gobiernos: mantener el suministro a de dinero a bancos, policía y ejército intentando salvar la red clientelar, lo que supone dar dinero a las empresas privatizadas.

También las estrategias del pueblo: un lento trabajo de disrupción y sustitución, ambos a la vez. Cortar dichos suministros a tales empresas desproveyendo al gobierno de servicios para que su mala gestión abra espacios a la autogestión. Empezando por atacar a los servicios periféricos que suministran al Estado, el eslabón más débil, es decir, a las empresas privatizadas ahora en manos de las oligarquía de modo que se corten tales servicios al estado, atacando a su red clientelar. A su vez se debe preparar una estructura autogestionada que realice dicho trabajo. Voluntarios en Grecia hay de sobra.

Desproveer al gobierno de los bienes es prácticamente imposible, ya que se producen en China y se compran con dinero Alemán. Es necesario desarrollar una fuente de comercio regional basada en la producción y redistribución equitativa, moneadas sociales. Hay otras maneras de conseguir tales bienes de forma masiva en los mercados internacionales y legales sin pasar por el euro, bancos ni el Estado, por ejemplo usando criptomonedas o plataformas de intercambio en oro. tctca
____
Varios centros sociales se organizan ante la falta de ayudas públicas y ofrecen servicios gratuitos Solidarios para luchar contra la marginación.

Son las diez de la noche en Atenas. Mientras en Bruselas se decide entre órdagos y faroles el futuro de Grecia, en el parque autogestionado de la calle Tsamidou un concierto benéfico recolecta dinero para pagar la operación de una niña de 3 años. No es fácil realizar una crónica social, en un momento y en un lugar como éste, sin caer en lo sentimental o incluso “panfletario”.

Sin embargo, caminar por las aceras de Atenas, y no sobre los impávidos datos macroeconómicos, forjan en uno la sensación de que la principal injusticia que se está cometiendo sobre el pueblo griego es, entre otras, la dialéctica. Presentar a Grecia como un ser inanimado.

El desamparo económico, o la posición ideológica, motiva que muchos autogestionen su presente ajenos al Estado. Visitamos algunos de esos centros.

Caminos alternativos

“Cada vez hay más drogadicción. Es un hecho incuestionable. La crisis ha supuesto que para muchos la droga haya supuesto un escape” afirma Angelos, un joven voluntario de OKANA, el mayor organismo contra las drogas de Grecia. Los datos de la organización, que ha visto reducido su presupuesto y multiplicado los centros de tratamiento, corroboran que en los últimos cuatro años los adictos a la heroína han pasado de 20.000 a 24.000 personas. La mayoría de ellas sin vivienda, y sin seguro médico.

“El mayor consumo de drogas conlleva mayores problemas sanitarios. Los casos de VIH o de otras enfermedades relacionadas con las drogas son cada vez más, y lo dramático es que los enfermos no tienen quien les atienda, más allá de OKANA u otros centros sociales”. Angelos se refiere a centros autogestionados como el Espacio Social de Salud Pikpa o el centro de salud del K-VOX, un espacio okupa de Exarhia. Dentistas, psicólogos, fisioterapeutas y un largo etcétera de profesionales de la salud atienden voluntariamente las necesidades médicas de quien se acerque, tenga o no seguro médico, provenga de donde provenga. “Los medios no son los idóneos, pero la Sanidad pública ni está mejor, ni cubre a todos”, denuncia.

El centro K-VOX, de ideología anarquista, lleva 3 años en funcionamiento, y además de proporcionar el servicio de salud ofrece a coste cero clases de idiomas, biblioteca o clases de “escuela libertaria”. “No queremos sustituir el papel que debería tener el Estado. Simplemente queremos algo autónomo que demuestre a la gente que puede organizarse” afirma un miembro del centro okupa. El lugar posee también un bar donde recaudan dinero para la cobertura legal de miembros detenidos o encarcelados, la mayoría por actos de “guerrilla urbana”.

Nuestro contacto del centro, que opta por el anonimato, asegura que sin embargo la presencia de Syriza al mando del país no ha mejorado las cosas. “Syriza no tiene el poder. Lo tienen los jueces y la policía, y como Syriza tiene una idea utópica del Estado (con separación de poderes) prefiere no meterse en esos asuntos”. Sobre una vuelta hipotética al Dracma, “no me importa la moneda que haya. Me importa la lucha de clases y una sociedad igualitaria”.

Para ello narra cómo en algunos barrios se han enfrentado con militantes de Amanecer Dorado, entre otras cosas, para defender los derechos de los inmigrantes. “Durante un tiempo hacíamos motopatrulla. Buscábamos por diferentes zonas de Atenas miembros de este partido político que estuvieran agrediendo a inmigrantes y actuábamos. Creemos que debemos intervenir contra estos fascistas”.

En febrero de este año dos miembros del partido neonazi Amanecer Dorado fueron detenidos por agredir físicamente a dos inmigrantes en la plaza ateniense de Omonia. No han sido las únicas de miembros de un partido que es tercera fuerza parlamentaria, y cuyo objetivo es “echar de Grecia a todos los inmigrantes”.

Inmigración y hambre

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, afirma que cerca de 45.000 personas han llegado a Grecia durante este año. Los refugiados, la mayoría provenientes de Siria, se ven obligados a dormir al aire libre mientras no estén registrados, privándoles de cualquier ayuda alimentaria o sanitaria. Gorka, un vasco voluntario en Tesalónica asegura que la situación de estos refugiados es “dramática”, llegando a tener que dormir en los parques de la ciudad.

En Atenas se encuentra Steki Metanaston, un espacio precisamente autogestionado por inmigrantes y oriundos. “Aquí encuentran apoyo legal. Muchos de ellos están solos, acaban de ser expulsados de centros de acogida, y no tienen herramientas para enfrentarse a la situación”, asegura Nikos, uno de los voluntarios del centro. El espacio ofrece además clases gratuitas de griego e inglés a quien lo desee, así como un comedor social durante los fines de semana que alimenta a más de cincuenta personas.

Según la OCDE, el 20% de los griegos no puede pagarse una comida completa y aunque no hay datos concretos, algún sindicato denuncia que cerca del 40% de los niños pasan hambre.

En Omonia, el Ayuntamiento realiza dos repartos de comida gratis al día, y varias iglesias ortodoxas hacen lo propio en diferentes días de la semana. Nikos afirma que esos ejemplos demuestran que la crisis ha traído lo peor, pero también lo mejor. “La solidaridad que se encuentra hoy en día en muchos lugares de Atenas era impensable hace unos años. Habíamos perdido humanidad, no nos mirábamos. Ahora, aunque sea por necesidad, nos miramos a la cara”. En NOSOTROS el verano ha reducido su actividad. El centro social con nombre en castellano, “nos gusta lo que significa y su sonoridad”, comenzó su andadura en 2005, con la idea de crear un espacio autosostenible y que fuera lugar de encuentro de diferentes conciencias políticas. Posee un edificio de tres plantas donde se imparten clases de fotografía, idiomas, informática e incluso música. “Creemos que el dinero no debe ser la herramienta del conocimiento. Queremos que este sea un espacio donde cualquier persona se sienta en casa y pueda aprender lo que quiera, sin tener que mirar si puede pagarlo o no”.

La noche se cierra. En Bruselas siguen reunidos. Muchos de los entrevistados afirman con desprecio que les da igual lo que allí ocurra. Ellos ya trabajan sobre la austeridad, sostenibilidad y generosidad, por lo que el Euro o el Dracma no variarán, aseguran, el estilo de vida de los centros. Es una Atenas preparada para lo que venga. Aunque en un parque colindante un concierto trate de costear la operación de una niña.

9 comentarios:

  1. Si fuéramos capaces de autogestionarnos, de evitar en la medida de lo posible los canales institucionales. Si tuviéramos la decidida voluntad de poner en práctica alternativas (¡que las hay!) a este insostenible e insoportable sistema... Bastaría con que un tercio de la población se posicionara con éxito al margen del sistema para que éste comenzara a derrumbarse sobre las sanguijuelas que lo regentan.
    “Syriza no tiene el poder". No es una mala noticia, siempre y cuando la gente sí lo tenga, o sea consciente de que puede tenerlo. Ningún gobierno, por bueno que pueda ser, tiene poder alguno si la gente no lo tiene, y si la gente, el pueblo, lo tiene, entonces no hace falta gobierno alguno. Estoy convencido de que hace falta un gran Fuenteovejuna si queremos parar al cada vez más poderoso y envalentonado fascismo euro-americano, nos va la vida en ello.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Syriza efectivamente no tiene el poder, como tampoco lo tiene Grecia. Lo tienen los militares y los banqueros. Y más arriba Alemania.
      Un tercio de la población autogestionándose suena bien, pero no se si sería suficiente para derrumbar al sistema. Habría que estudiar el nivel actual de autogestión, pero estoy seguro que no alcanza ni al 3%. El camino va a ser laaargo.
      Salud!

      Eliminar
  2. Desde mi punto de vista, el problema es que estas cosas (de forma generalizada) solo se ponen en marcha en situaciones extremas y lo que consiguen es ayudar, en la práctica, al sistema, pues donde los servicios estatales no llegan, llega la solidaridad (que menos mal), pero una vez recuperado mínimamente el poder de consumo anterior, las asociaciones solidarias se disuelven o disminuyen drásticamente.
    Hay que hacer todo eso, antes de que sea imprescindible, auto-gestionarse no para sobrevivir, sino para oponerse al sistema de explotación, para crear una alternativa,

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad está alienada. No hay manera humana de que ciertas personas/esclavos lleguen a la autogestión.
      Se aprende leyendo, hablando y haciendo. Propaganda por los hechos. Las organizaciones autogestionadas son escuelas, o deberían serlo. En en los malos momentos que mencionas participan gente que aborrece la autogestión. Si no han aprendido vuelven a lo de siempre.
      Salud y Autogestión!

      Eliminar
  3. Todo esto está muy bien, lo de la autogestión, pero muchas veces se habla mucho y se hace poco. Por otra parte, hacer centros sociales para dar clases de fotografía, escuela libertaria y tal, pues muy bonito pero de eso no se vive.
    Es decir, se nos llena la boca de autogestión pero a la hora de la verdad, cuando hay que desarrollar proyectos económicos no solo culturales, na de na.
    En Grecia desarrollan proyectos autogestionados culturales pero también económicos, esos son los más importantes, sin que por ello los otros no lo sean, porque sirven para crear comunidad y nuevos paradigmas sociales y culturales, pero está claro que una red de grupos de consumo por poner un ejemplo es más útil que hacer cursos de fotografía por poner otro.
    Yo que estuve en Grecia dentro del movimiento libertario y que conozco gente allí desarrollando el proyecto de la clínica autogestionada, veo que el proceso continua y se fortalece, pero puede pecar de asistencialismo si no rompemos con el sistema y no solo damos solidaridad sino que comenzamos a construir algo nuevo.
    Aquí estamos a años luz, y cuando se plantea la autogestión, todo el mundo está de acuerdo, pero cuando hay que ponerse manos a la obra, ya no es tan bonita la autogestión, ya implica tiempo y dinero y claro, implica vivir de ello y eso supone en muchos casos la autoexplotación, con jornadas laborales maratonianas para sacar los productos adelante y eso implica que tengas que compaginarlo con otras actividades económicas porque no llegan los talegos para vivir, así que lo dicho, la autogestión es muy bonita pero muy dura y solo lograremos paliar la dureza de la misma si creamos redes, pero de verdad, no solo en nuestra imaginación, y dejarnos de charletas del naturismo, antirepresivas e históricas y ponernos manos a la obra, dejando también por otro lado dogmatismos varios que ya sabemos algunos lo enquistados que están en el movimiento libertario de estas tierras, que en muchos casos son coartadas para no hacer nada, más que vivir en la queja permanente.
    Así que lo dicho menos hablar y más hacer, y vuelvo a repetir sin que charletas, revistas y cursos de fotografía, idiomas o temas culturales no sean importantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ejemplo de lo que dices lo tenemos aquí en Egpaña en las expropiaciones de tierras por jornaleros, hablar de autogestión, como dices no es talleres de marionetas, sino de modos de subsistencia. Una vez superado eso, lo demás.

      Eliminar
    2. Los centros sociales son lo que son, centros culturales, educativos y de ocio. Esas "chuminadas" son absolutamente necesarias, pero su función no es económica.
      No te quito razón: "Menos hablar y más hacer". Hay que pensar mucho y hablar mucho para hacer un buen proyecto. Si el proyecto está mal diseñado o se hace a lo loco sus miembros se queman y el proyecto muere. Varios son los problemas que los frenan: competencia en el mercado, creación de un mercado local y la viabilidad de las propias empresas. Las empresas anarquistas son un pozo de problemas. Al mínimo problema te tachan de autoritario, y si se corre la voz te boicotean los propios compañeros. Es muy difícil.
      Actualmente la autogestión económica es una cuenta pendiente en el anarquismo. Conozco tan solo un puñado de cooperativas. Después hay empresas pequeñitas autogestionadas, pero tampoco les interesa darse bombo, no sé por que.
      Los proyectos más avanza son las cooperativas integrales y las distintas organizaciones de monedas sociales, pero no son estrictamente anarquistas.
      - Interesante tu experiencia en Grecia. Te propongo que me envíes una crónica de la visita y te la cuelgo en el blog. Sin prisas.
      Un Saludo compañero!

      Eliminar
  4. Toda acción, personal o colectiva, es simultáneamente cultural y económica. Todo acto cultural es acto económico; todo acto económico es también cultural. La disección entre cultura y economía es de origen burgués-capitalista.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que cuando planteamos una acciona muchas veces nos enfocamos tanto en el objetivo principal que olvidamos un conjunto de factores que pueden y ayudan a su consecución. El problema es que cuando por ejemplo, en una actividad política destaca la actividad cultural se desvirtúa el propósito, y eso lo usan los falsimedia.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...