La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

martes, 17 de marzo de 2015

Por qué estamos en contra de los Comités de Empresa y a favor de las Secciones Sindicales

¿Que por qué estamos en contra de los comités de empresa?

La Organización mediante comités de empresa o delegados/as de personal

Surgen de las elecciones sindicales, similar de las elecciones políticas. Se presentan diferentes candidaturas y los/as trabajadores/as las votan para elegir a sus representantes los próximos 4 años.

L@s trabajadores deberían saber que haciendo esto renuncian a su opción de participar en las decisiones diarias de tipo laboral-sindical en la empresa, ya que para eso está el comité. Lo que deberían saber es que este comité o los Delegados de Personal pueden firmar y/o negociar con la empresa lo que quieran sin consultar a los trabajadores/as, que para eso los han votado. Lo que queremos decir en un lenguaje llano es que votando se delega en ellos las decisiones sindicales de la empresa.

También deberían saber que los miembros de estos Comités y/o los/as Delegados/as de Personal, tienen una serie de derechos sobre el resto de trabajadores/as:

-No pueden ser despedidos durante 5 años (los 4 de mandato y el siguiente)
-No pueden ser incluidos en los EREs (que ellos negocian y firman), algo intolerable
-Tienen posibilidad de réplica en una sanción que se les imponga (tú y yo no).
-Tienen 15 horas al mes para cuestiones sindicales (se vayan a hacer algo del sindicato realmente o a tomar el sol a la playa) en la mayoría de los casos tienen el mes completo
-Tienen preferencia para hacer cursillos de toda índole
Ser Delegado de Personal o miembro de un comité de empresa puede servir para escaquearse y vivir sin dar un palo al agua. Para la dirección de la empresa es más fácil “corromper” a 5 que a toda la empresa. Son de sobras conocidos casos donde los representantes sindicales se llevan mejor con los directores o gerentes de turno que con sus compañeros/as de trabajo, aunque éstos hayan confiado su voto en ellos/as.

La realidad diaria de este país donde existen comités de empresa es ésta, por eso la mayoría de los/as trabajadores/as no votan ni participan en las elecciones sindicales, saben que son unos vendidos y unos interesados (para ellos/as mismos/as). El poder corrompe, y las elecciones sindicales y tener privilegios da cierto poder. Por eso creemos firmemente que hay que rechazarlo en todo momento.

Muchos sindicatos sin afiliación en las empresas intentan convencer a los trabajadores para que se presenten por su candidatura sin ser afiliado/a, es legal, se puede hacer. Yo mismo he sido testigo de como UGT y la CTC (sindicato catalanista) lo intentaron en mi empresa.

¿Y qué ganan las cúpulas sindicales con todo esto? Subvenciones de Papá Estado, entre UGT y CCOO se llevan 156 millones de euros, en plena crisis económica.

Nuestra alternativa: las Secciones Sindicales de CNT

En ellas puede figurar cualquier trabajador/a que esté afiliado/a, aunque se dan casos de gente que colabora y trabaja con ellas sin ser afiliado del sindicato.

Se organizan desde abajo de forma asamblearia y horizontal, el Delegado de la Sección es elegido por sus miembros y es un mero portavoz de cara a la empresa, no tiene ningún poder de decisión, sin pasar por la asamblea, que es la que decide SIEMPRE.

Bastante más democrático que los comités o delegados de personal, que aunque haya quien diga que también hacen asambleas, hay centenares y centenares de casos detallados y denunciados donde estos comités o delegados de personal han hecho lo contrario a lo votado por la asamblea de trabajadores. La mayoría de veces por intereses propios o por decisión de las direcciones de sus federaciones sindicales (los jefazos de cada sector), que también negocian los convenios, etc. Son éstos los que mandan de verdad, si algún comité se sale de la linea, tirón de orejas.

Volviendo a las secciones sindicales, decir que no tienen casi derechos. Los contemplados en la LOLS (Ley Orgánica de Libertad Sindical) o los que se arrancan en la Acción Sindical diaria a las empresas o por sentencias. La creación de nuestras secciones no tiene ninguna obligación de ser comunicada a la dirección de la empresa, algo importante para poder sobrevivir en los inicios, ya que la respuesta de la empresa es la del despido habitualmente, tampoco tiene ningún derecho la empresa para decir sin son legales o no (algo habitual), tienen que soportar su existencia y su Acción Sindical. La patronal conoce muy bien a la CNT y lo que representa en una empresa: HONESTIDAD Y LUCHA.

La CNT ofrece un modelo donde la gente participa libremente, la efectividad depende de las posibilidades que hayan y del empeño que metan sus militantes, a parte que se potencia la implicación y el debate para llegar a acuerdos. Si tocan a uno/a nos tocan a todos/as.

Se potencian valores como el Apoyo Mutuo y Solidaridad. Las cosas se han logrado sólo con la lucha y para poder luchar hace falta unidad y que las decisiones emanen de la gente en asamblea, participando: no existen los héroes, ni los mártires, ni los milagros.

Hay que aprender también a ser más listos/as que ellos/as, los empresarios suelen tener chivatos/as y gente dispuesta a traicionarte por mantener su puesto de trabajo, como también tienen experiencia en cometer atropellos impunemente, así que tampoco hay que coger confianza. Estar en una sección sindical no te hace totalmente intocable. Hay que actuar con estrategia y acierto, y aprendiendo, pues el camino se hace caminando.

No sirve de nada llorar en la barra del bar, ni hablar de los vendidos de vuestra empresa (los del comité). Debemos organizarnos horizontal y activamente, sin injerencias externas. Desde la CNT somos conscientes que tú eres responsable de tus actos, de tu vida, de las consecuencias de tus acciones. Aquí la decisión es tuya, de tus compañeros/as en asamblea, si en tu puesto de trabajo todavía no tienes una sección sindical, ¿a qué esperas?

No creemos en las subvenciones sindicales, sino en la autonomía obrera y sindical, de acción, sin más limitaciones que las que se quieran o tengan que asumir. No pediremos nunca el voto, queremos que la lucha sea conjunta, de todas y todos los trabajadores, sin importar raza, edad, sexo o profesión.

Sec. Jurídica CNT-AIT Cornella

2 comentarios:

  1. En la práctica se pueden incluso compaginar las dos opciones, te presentas por un sindicato post-franquista pero tras crear una sección sindical, así te proteges mínimamente y a la hora de la verdad lo que acatas es la horizontalidad. El inconveniente es ayudar sin querer a los otros sindicatos y que solo afecta a un trabajador.
    No digo que sea lo ideal, lo que digo es que es una opción, si por ejemplo se necesita protección ante el despido (porque seas un follonero, por ejemplo).

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que so posturas mutuamente excluyentes. El modelo sindical tradicional es en sí una trampa. La estrategia que mencionas es la que sigue CGT, USO, SAS...: se presentan a elecciones pero siguen con las secciones. El problema es que las secciones no siguen, se relajan, delegan, y acaban adoptando el modelo tradicional. Volvieron a picar. Y a chupar del bote.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...