La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

viernes, 2 de enero de 2015

Los Presupuestos Generales del Estado 2015 y la descomposición del Estado de Bienestar. El Gobierno camufla el 75% del gasto militar

En unos PEG Presupuestos Generales del Estado cuyo 43% se dedica a pagar Pensiones, Deuda y Desempleo, gastos pasivos que no generan actividad y por definición negativos para la economía, poco se puede esperar. La previsión es que el país siga languideciendo y apagándose hasta que llegue el momento Misnky, en el cual haya que mal vender activos para financiarse, perdiendo así capacidad financiera y entrando en una espiral. Sin perspectivas de cambio de modelo ya podemos decir adiós al Estado de Bienestar tal cuál lo conocíamos.

Pero si a esto añadimos que el Gasto en Defensa, 5mm miles de millones, presupuestado y otros 17mm hasta los 23mm escondidos en el resto de partidas, un gasto que solo aporta beneficio a los militares ya que es un estamento aislado de la sociedad, vemos que un torpedo se dirige a la línea de flotación. Lejos de apretarse el cinturón se desabrochan el botón del pantalón después del festín, logrando camuflar el verdadero presupuesto a ojos de todos. Son unos maestros. Y es que el país sigue siendo suyo en el sentido estricto de la palabra. Su Cortijo. Estos camuflajes y manipulaciones solo acelerarán la descomposición del sistema de bienestar mientras llenan sus bolsillos de papeles sin valor.

El gasto prevé un incremento del 84% en financiación de los arruinados partidos políticos.

La situación de descrédito de la clase política es total, las privatizaciones continuarán, la deuda crecerá.Se están dando el atracón a sabiendas de que puede que pase tiempo sin probar bocado.

En un contexto internacional de crisis general sin solución a corto plazo, con la imposibilidad de cuadrar balance con exportaciones nos encontramos ante un bloqueo que amenaza nuestra supervivencia individual, como muestran los recortes en Sanidad y Dependencia. Gracias a la flexibilización cuantitativa y la expansión monetaria su dinero no vale nada. Gracias a las agresiones laborales su trabajo no vale nada. Gracias a sus trampas financieras su crédito no vale nada, sus bienes inmuebles no valen nada, porque no se pueden comprar. Es imprescindible el cambio de modelo a una economía sostenible y de equilibrio, lejos de las gestiones de sátrapas. Ellos ya han declarado muerto el anterior sistema de bienestar y quieren otro basado en corporaciones.

Si queremos seguir recibiendo los Bienes y Servicios los tendremos que volver a montar, porque los han desmontado. Pero deberán se fuertes y robustos para soportar el envite de las tribulaciones económicas. Y esto significa ser independietes del Estado y las empresas. Sociales de verdad. Necesitamos Un nuevo modelo distinto a los basados en el dinero fiat y los créditos bancarios. Guiado por la Autogestión el Cooperativismo y los grupos libremente asociado. Esto es posible y ya se está haciendo, pero tendrá que ser extensivo. Ya quedó atrás el tiempo de ir del trabajo a casa y morir como una vaca. En los nuevos tiempos el que no sea parte activa y siga esperando las benevolencias del Estado criminal acabará en el gueto. Se lo prometen.
____________________
https://www.diagonalperiodico.net/global/25211-gobierno-camufla-75-del-gasto-militar.html
A finales de septiembre, las noticias hablaban para 2015 del primer aumento del gasto militar en siete años, concretamente un discreto 0,4%. Sin embargo, diversos colectivos antimilitaristas llevan años denunciando los diversos métodos contables que sirven para encubrir el alcance de los gastos militares en los presupuestos generales del Estado.
El Ministerio de Defensa prevé gastar 5.767 millones de euros en 2105. Sin embargo,un informe del Colectivo Utopía Contagiosa, apoyado por organizaciones como Ecologistas en Acción o el Grupo Antimilitarista Tortuga, denuncia que estas cifras esconden sólo una pequeña parte del gasto militar del Estado, que ascenderá, según afirman, a 23.373 millones de euros.
Estas cifras esconden sólo una pequeña parte del gasto militar del Estado, que ascenderá a 23.373 millones de euros
Estos colectivos denuncian que el 75,32% del gasto militar de 2015 “permanece deliberadamente oculto a la sociedad mediante la estrategia de falseamiento de los presupuestos llevada a cabo por los sucesivos gobiernos”.  Según los autores del informe, la magia presupuestaria permite “camuflar” en 12 ministerios, la Casa Real, Centros Universitarios de la Defensa y otros tipos de gastos nada menos que 17.606 millones de euros.
El discurso oficial que habla de una continua reducción del gasto militar, denuncia el Colectivo Utopía Contagiosa, no sólo esconde los gastos militares ocultos en otros ministerios sino también un crecimiento de la desviación entre lo presupuestado y lo finalmente gastado. Si esta diferencia se había mantenido por debajo del 15% hasta el 2011 (1.144 millones de euros de diferencia), en el primer año de la llegada del Gobierno del PP, el abismo entre lo previsto y lo realmente pagado a final de año había trepado hasta el 45% (2.826 millones de euros de diferencia).
Mientras que el declarado oficialmente como gasto militar se destina fundamentalmente a pagar al personal militar del Ejército, el “disfrazado” se utiliza en materias tan diversas como las subvenciones a la industria militar, la adquisición de amas, los presupuestos de la Guardia Civil, los pagos de compromisos con la OTAN y con la política militar de la UE, los satélites espía, los viajes de militares al exterior, tropas y materiales desplazados a los conflictos internacionales, vigilancia marítima, “sin olvidar el grave capítulo de endeudamiento para la adquisición de sofisticados e innecesarios programas especiales de armamento”, señalan en el informe.
Ahora bien, si sumamos el gasto militar oculto y declarado al resto de partidas que en el informe denominan de “control social” integradas en el Ministerio del Interior, como pueden ser las cárceles, la cifra destinada a la llamada “seguridad”, tanto interna como externa, asciende a 28.066 millones de euros, o lo que es lo mismo, 603 euros al año por cada persona habitante.
Todas estas cifras son especialmente graves en un “contexto de gasto restrictivo”, afirman, sobre todo cuando según los documentos de planeamiento militar vigentes“España no tiene enemigos”. Para los autores, todos estos datos dejan entrever “un condicionamiento de la política general por la prevalencia otorgada al control social y al militarismo”.

2 comentarios:

  1. Es que la cuarta guerra mundial está colgando de un hilo y eso, los que están en el ajo, lo saben bastante bien, por eso este gasto está más que justificado (para el estado, por supuesto).

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Na, es el cuento de siempre, ya escondían presupuestos de Guerra cuando Franco. Lo que pasa es que ahora que estamos a dieta se nota. Vaya. El día que estalle la guerra como los milicos no disparen pelotas de golf no sé que harán. La única guerra que tienen es contra nosotros, y la gana la policía.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...