La tarcoteca

La IDEA: Organizarse sin jefes; Anarquía!
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

lunes, 18 de agosto de 2014

Los ataques periódicos a Gaza, motor de la industria bélica de Israel


El mundo supo en 1986 que Israel llevaba dos décadas fabricando bombas atómicas en el desierto de Neguev. Durante aquellos 20 años, el país se había enfrascado en una carrera armamentística imparable, con EEUU como principal cliente, que le convirtió en una de las primeras potencias bélicas del mundo y que aún hoy continúa: el presupuesto oficial de Israel en Defensa fue de 11.214 millones de euros en 2013, que se sumaron a los más de 2.000 millones que aporta EEUU cada año y que en su mayoría tienen fines militares.
Durante la última operación de bombardeo contra Gaza, Margen Protector, la empresa estatal –en proceso de privatización– Israel Military Industries (IMI) ha funcionado en Nazaret las 24 horas del día, con turnos organizados de trabajadores, para asegurar así la munición y otros componentes bélicos al ejército.
Sin embargo, no es la venta directa al ejército el mayor negocio de esta industria, tal y como contaba un reportaje publicado en el periódico israelí Haaretz hace unos días. Toda la tecnología desarrollada por el IMI, que incluye bombas “super-inteligentes” y otros sofisticados dispositivos, se prueba en cada una de las operaciones contra la Franja de Gaza, que se transforma así en un campo de prácticas y en un auténtico escaparate. Las empresas de armas israelíes ven las agresiones a los palestinos como una pieza clave para el marketing. No en vano, la etiqueta “probado en combate” se considera una ventaja competitiva en el sector.
Un ejemplo es la empresa Meprolight que, pese a que venden la mayoría de su producción a otros países, considera al ejército israelí su mejor cliente. Así lo explica Eli Gold, CEO de la empresa, en declaraciones recogidas por Haaretz: “Después de cada campaña como la que se está desarrollando en Gaza en estos momentos, vemos un incremento de clientes en el extranjero”. Durante y después de las operaciones, son muchas las delegaciones de otros países que se acercan a Israel a interesarse por su tecnología militar.
Otra declaración interesante es la de Amir Rapaport, editor de Israel Defense y veterano periodista de temas militares: 
“Desde el punto de vista del negocio, la operación fue algo excepcional para la industria de Defensa. Hay dos razones principales. En primer lugar, el conjunto de recortes presupuestarios y cancelaciones de proyectos se han levantado. Pienso que después de la operación, el presupuesto de Defensa en Israel se incrementará y los proyectos que estaban congelados se retomarán. En segundo lugar, durante las semanas de guerra, se introdujeron nuevos productos en el uso del ejército. La guerra es una oportunidad para acabar con la burocracia. Los sistemas de armas que han estado mucho tiempo bajo desarrollo de pronto se vuelven operacionales durante el transcurso de la lucha”.
De hecho, en la operación Margen Protector se han estrenado varios sistemas de armas y tecnologías que llevaban en desarrollo desde 2006. También habrá que reponer el inventario gastado, perdido o inutilizado durante la misma. Y la máquina no se detiene, previendo la siguiente agresión: cada intervención militar da pie a nuevas exigencias, nuevos proyectos y nuevas oportunidades de negocio. Así se lo explica el general Danny Yatom al periodista de Haaretz
“En esta guerra hemos visto que el ejército tiene nuevas necesidades, especialmente en lo que respecta a los túneles. En mi opinión, habrá ahora un proceso acelerado para ellos. Hay iniciativa económica tanto para los desarrolladores como para los fabricantes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...