La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

lunes, 28 de julio de 2014

6000 mercenarios occidentales participan en la ofensiva israelí a Gaza

La Red Euro-Mediterránea de Derechos Humanos REMDH, ha revelado que unos 6.000 mercenarios occidentales ayudan al régimen de Israel a llevar a cabo la matanza de palestinos en la Franja de Gaza y en otras zonas palestinas. 

Las fuentes palestinas, citando a ese organismo, han precisado este lunes que elementos sicarios provenientes de Europa, EE.UU., Canadá y otros países occidentales, voluntariamente, se alistan a las filas del ejército israelí para ser cómplices de las atrocidades del régimen de Tel Aviv contra la nación palestina. 

Mientras que el ejército israelí confirmó la muerte de un mercenario francés de 22 años, la Cancillería de Estados Unidos corroboró la semana pasada la muerte de dos mercenarios norteamericanos en el enclave costero. 

Tras recordar que decenas de extranjeros habían luchado junto al régimen de Tel Aviv en 2008 y 2012 contra Gaza, REMDH ha pedido a los países, cuyos ciudadanos sirven al régimen israelí, poner fin a estas actividades. 

Unos 90 soldados israelíes han muerto desde el inicio de las ofensivas del régimen de Tel Aviv a Gaza, el 7 de julio, en los enfrentamientos con los combatientes palestinos, mientras que la agresión israelí ha dejado hasta el momento, al menos 1048 palestinos muertos y más de 6300 heridos, la mayoría civiles. HispanTV, Nexo Latino

_____________________
Los ejércitos convencionales no están de moda. Los Gobiernos emplean Ejércitos Mercenarios como chivos expiatorios de todos los males y crímenes de guerra, desviando las miradas de los verdaderos culpables de los Genocidios, los Políticos y empresarios.

Las Corporaciones Multinacionales criminales de contratistas, como Black Waters, G4S, Dyncorp, Defion, Aegis, nunca se fueron de la región. Los Contratistas, se venden al capital internacional y controlan el tráfico ilegal de mercancías, en este caso Gas y Opio.

La incorporación de Fascistas en las filas Israelíes es un hecho, tanto como la inclusión de Yihaidistas en las Hordas fascistas ucranianas. En el mundo capitalista solo hay una religión, el dinero.

Ejércitos privados: los grupos de mercenarios más importantes del mundo – RT

7 comentarios:

  1. A estos fascistas, hijos de la opulencia imperial, con mucho tiempo libre y una alarmante escasez de neuronas, no les basta con disparar sus armas en sus clubs de tiro de Texas, de Kansas o de Oklahoma, necesitan blancos reales donde satisfacer sus inclinaciones criminales. USA es el mayor productor mundial de psicópatas consumidores de armas, y claro, los exporta junto a ellas, como un complemento más.

    Yo diría que, en el mundo capitalista la religión es el mercado y el dinero su dios.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, cuando dices " hijos de la opulencia imperial" entiendo hijosdelagranputa!. Eres muy generoso.
      Si un descerebrado malnacido quiere ser parte de un ejército no tiene que esperar a que abran cupos el año que viene, con ir a ukrania hecho. Fusil y cartuchos en el mismo día. Bien venidos a la picadora.
      Lo de Israel parece un poco más profesional (si el asesinato se puede considerar profesión). Pero solo un poco. Son las grandes empresas mercenarias las que se encargan de la limpieza profunda.
      Los templos siempre fueron mercados, y los mercaderes contrataban sicarios, de ahí la estrecha relación entre curas y asesinos.
      Salud!

      Eliminar
  2. Hombre, tienen que ayudarles, hay algunas niñas que son muy peligrosas y ponen en grave peligro a los asesinos que las bombardean mientras están en el colegio o el hospital.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima son imbéciles porque claro, uno dispara y ellos se ponen en el medio. O mismamente van a los sitios que saben que van a ser bombardeados! A quién se le ocurre ir a un hospital. Cómo no van a morir?
      Las perores las niñas, por supuesto.
      Salud y tristeza!

      Eliminar
  3. Dándole un poco a la cabeza se me ocurre que ante el genocidio diario que comete el estado de Israel, éstas últimas semanas especialmente, corriendo auténticos ríos de sangre, superándose a ellos mismos, entran unas ganas de organizarse y tirar para allí a combatir contra esos asesinos inhumanos, para defender a esa pobre gente masacrada.
    La broma es que cuando hay situación de dominación tan atroz los malos siempre están allí todos, digo los malos en este caso los que están dispuestos a acabar con gente que no le ha echo nada, simplemente son sus objetivos al haber materia prima de gas en el territorio, por ello a ser sometidos con el miedo, con las armas, por mucho dinero asesinados en masa, por lo que los asesinos nada van tener que rendirle a nadie ni responsabilidad ni pena ninguna.

    Los buenos, la buena gente, la que responde, la gente que no hace falta que la llamen para que vaya. Esa gente como la que le dio por venir, a riesgo de perder su vida, seguramente con toda la miseria que había entonces una vida menos miserable que la nuestra, esa gente, sí, vino desde distintos rincones lejanos de este planeta en el año 1936 a luchar por la revolución social ¿dónde está clase, ese corte de gente? El compromiso por y con los demás, por parte de todos es la clave. En el momento que se consiga eso ya hemos entrado en la fase revolucionaria decisiva en la que ya no hay vuelta a tras, en la que ya no hay más que el desarrollo de la misma sin el poder definido de por medio. Tal compromiso común es el que acaba con el poder, necesario preciso y esencial. Sin él derrotados para siempre.

    La verdad me refiero a ésto por el tema que nos ocupa, pero es estrapolable a cualquier temática revolucionaria en la que se proyecta una iniciativa bien intencionada, pero que no llega a encontrar la respuesta que se necesita de verdad, por muy solidarias que sean las manifestaciones y campañas en favor que se desarroyen.
    (Ya perdonaréis, de verdad la contundencia.)

    Salud y revolución social.

    Oskar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que no la llama y va incluso en las filas facistas e Islámicas. Pero nosotros queremos "de los nuestros". Y después está el qué hacemos cuando lleguemos. Hacemos la Guerra o la Revolución? Lucharemos por el pueblo, que apoya una estructura jerarquizada igual a la sionista o seguiremos con nuestra estratégia?
      Hay muchas incógnitas y muchos momentos. Yo estoy moralmente desolado por la situación, de gaza y ucrania, y la encrucijada de que luches por quien luches al final acabas favoreciendo al capitalismo y el fascismo.
      Somos carnes de cañón, igual que nuestros hermanos palestinos y nuestros hermanos israelíes, que no judíos.
      Yo creo que ante la incertidumbre lo mejor que podemos hacer es dar apoyo a nuestros compañeros, intentar parar el apoyo de las estructuras internacionales y mass media al Gobierno de Israel y los sionistas y en ese camino fortalecer nuestras estructuras anarquistas organizándonos.
      Salud!

      Eliminar
  4. Centrémonos, tanto los fundamentalistas, integristas, fascistas, mercenarios y ortodoksos acuden porque se les llama, por su fe en dios, en el dinero que es lo mismo o no sé yo. Los nuestros van por una motivación humana que sale en contra del sometimiento genocida, en respuesta contra el holocausto carnicero que mantiene impasible al mundo entero, que solamente observa como los matan. El estado de Israel, que ninguna gente de bien tiene que reconocer como tal, es un poder que llama y junta a su ejercito, a sus seguidores religiosos fieles y a los mercenarios, también fieles, que paga muy bien para que siga la escabechina hasta que ellos quieran. Por eso ellos sí que los llaman a golpe de silbato y de talonario, que siguen sus órdenes juntando los tobillos con sus botas, siguiendo los dictados a rajatabla dispuestos a la barbarie inhumana. La gente de bien que vive en un estado opresor que se adueña del territorio que no le pertenece, que invade el territorio que supuestamentele había concedido a sus sometidos, que invade la vida también de sus sometidos asesinándolos, al igual que las familias obreras que son sometidas a la que les espera sufrir el horror sangriento del asesinato en masa, no pintan anda allí. El estado de Israel, el cuál nadie tiene porque reconocer, nada más que como un estado que practica aún mejor la aniqulación que la que sufrieran en Alemania, merece una respuesta internacional por parte de la gente de a pie, puesto que la respuesta de los estados nunca se va a dar al ser los jefes de todos los estados del mundo.



    Salud y revolución social.

    Oskar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...