La tarcoteca

Vive despacio, muere cuando sea
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

martes, 1 de abril de 2014

Adolfo Suárez Criminal Fascista! Cómo olvidar un genocidio. Cambiarlo todo para que nada cambie


Adolfo Suárez fue uno de los muchos Criminales del Régimen Fascista encargados de ejecutar el cambio de régimen de modo que los Amos, los Privilegiados, La Casta, que todos sabemos quiénes son, conservase el Poder acumulado. Para ello necesitaban mantener las estructuras y encubrir tanto las atrocidades que se estaban cometiendo por el Terrorismo de Estado en aquellos mismos momentos, como por el genocidio sistemático perpetrado en el España durante 40 años. Tanto en el propio país como hacia el extranjero. Con los medios de Manipulación volcados la labor llegó la televisión en color, y la amnesia fue total. Nadie recuerda ya el Medio Millón de muertos ni dónde estaban las cunetas. 

Hasta los 70 Estados Unidos apoyó claramente el modelo de Dictadura Militar, la nueva monarquía, como el más apropiado para sus objetivos hegemonistas  en medio de la Guerra Fría. Los pueblos de España, Portugal, Grecia, Argentina, Chile, Brasil, Pakistan, Irán y un largo etc sufrieron las consecuencias de la codiciosa contienda. Al final de este periodo USA dio la órden estratégica a sus vasallos de representar un cambio de régimen, lavado de cara, de dictaduras a Democracias Autoritarias. La dura tarea de la Casta política de estos años, los privilegiados, los Amos, era ejecutar los mandatos de los jefes manteniendo su poder intacto. 


En España la respuesta fue inmediata: Cambiarlo todo para que no cambie nada. Eliminación de la resistencia política representada por la ejecución de Carrero Blanco y la matanza de la base social, sindicatos, nacionalista. La articulación política instrumentalizada mediante los Pactos de la Moncloa. La Justificación moral y social mediante una Constitución a medida. El reseteo de memoria mediante la represión y la Ley de Punto Final. Atado y bien atado.
____________
Suarez: Biografía de un fascista

Fuente Diario De Vurgos (Burgos) » Archivo del weblog » Adolfo Suárez, el olvido de un genocidio

Los firmantes de los Pactos de la Moncloa que condenaron a la clase 
trabajadora. De izquierda a derecha: Enrique Tierno Galván (PSP), 
Santiago Carrillo (PCE), Josep María Triginer (PSC), 
Joan Reventós (CSC),  Felipe González (PSOE),
 Juan Ajuriaguerra (PNV), Adolfo Suárez (UCD), Manuel Fraga (AP), 
Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD) y Miquel Roca (CiU).

El pasado 23 de marzo fallecía Adolfo Suarez, FRANQUISTA RECICLADO EN DEMOCRATA como tantos otros de los que abundan y en su momento abundaban en la joven “democracia”. 


Educado en el entorno franquista-fascista,  vinculado con sus estudios en la universidad complutense de Madrid y con gran influencia del Opus Dei ocupo cargos importantes en las cortes y finalmente como vicesecretario general del gobierno fascista, fructificando acuerdos económicos para la expansión del neo-liberalismo en el país, era el momento denominado en la historia como el aperturismo franquista, 

A  su vez el régimen se sabía acorralado, ante un nuevo horizonte político europeo e internacional, crisis económica y una enorme tensión social. Tras 40 años de dictadura que dejaron más de Medio Millón de asesinados y unas 400.000 personas en el exilio, permitiendo con total impunidad que para reforzar el país fuera necesario olvidar y cerrar las heridas del pasado, heridas irreconciliables para aquellos asesinos del pueblo, que pasaron de ser y ocupar puestos en el gobierno franquista a inventarse partidos políticos que se hacían llamar a si mismo democráticos, para seguir en posesión del poder, una TRAMPASICION perpetrada tras un concienzudo estudio al milímetro de los pasos necesarios para el desmantelamiento de la vieja dictadura y la renovación del nuevo estado español, ¿padre de la democracia o del olvido?, ¿héroe o villano?

Carrero Blanco el sucesor del caudillo muere en un atentado y este es sustituido por Arias Navarro, el cual no es capaz de frenar la crisis socio-económica del régimen, es en ese momento cuando el rey Juan Carlos decide nombrar tras numerosas reuniones y pactos de estado a Suárez como nuevo presidente del gobierno, tras un convulso periodo en el que la tensión social era enorme, manifestaciones, huelgas, enfrentamientos, grupos armados. 

Suárez, fundador de la U.C.D, decide emprender el reto encomendado por el rey (educado por el franquismo que como dijo alto y claro dejaba todo atado y bien atado); Suárez encamina y pone las piedras de esto que algunos continúan alardeando como Transición,  legalizaba el Partido Comunista, dejando al margen el resto de los agentes sociales y de los encarcelados que continuaban en pie de guerra. A través de los Pactos de la Moncloa, firmados por algunos de los partidos políticos y sindicatos junto con Alianza Popular partido del asesino Manuel Fraga también fallecido este ultimo año, elaborando un boceto de constitución que negaba la dignidad de las victimas asesinadas defendiendo la libertad, y establecía impunidad y la injusticia. Cambiando todo para que nada cambie.

Esta figura tan condecorada en estos días fue quien convoco las primeras “elecciones democráticas en el estado Español” todo un reto para que los idiotas podamos elegir quien queremos que nos explote, verde, azul, rojo o marrón, negando otras posibilidades u otras experiencias de autonomía y libertad que estaban en marcha en el estado, con el fin de reforzar la fe en la nación como garante de derechos y obligaciones, un patriota que ante todo puso los interés del estado por encima.

---------
LOS OTROS 113 MUERTOS DE LA ERA SUÁREZ Gara

Adolfo Suárez tomó el mando del Gobierno español el 3 de julio de 1976, cuatro meses después de la masacre de Gasteiz. Los cinco años siguientes fueron los más violentos de la época reciente: durante sus gobiernos se cuentan 262 muertos en atentados de ETA y 113 por el bando contrario, estos últimos prácticamente todos impunes.
---------

Son  más que evidentes las muestras de condolencia y de sufrimiento entre los mass-media, las instituciones, políticos, élites financieras y una generación que a través de los tres grupos mencionados anteriormente han convertido a este villano en héroe para la opinión pública, a la marioneta que el poder utilizo en ese momento.

Ensalzan a este héroe títere de la democracia Estados unidos que como todos no dudan en Afirmar: fue la pieza encargada de ejecutar la transición, la marioneta ¿neutra? que el poder necesita para asegurarse de que se cumplen sus objetivos, de hecho muchos no han dudado en asegurar en sus declaraciones que habría que inventar mas políticos como él, visto la que esta cayendo y la que ha caído este fin de semana en Madrid (Marchas de la Dignidad 22M), es normal que la democracia tenga que hacer distinción entre los buenos políticos frente a los malos, en los mass-media darnos lecciones morales de la transición y los buenos valores de nuestra democracia y sus padres.

Parece que cada vez esta mentira se la cree menos gente, las nuevas generaciones están rabiosas y descontentas con que nos gobiernen como recursos, está en juego la libertad no para elegir quien nos explota, si no para vivir sin explotación.

Calló uno de sus héroes que mantienen el poco orgullo patrio que sustenta la democracia, Juan Carlos y los partidos políticos están solos ante su reto la tarea de utilizar también ahora la muerte de Suárez como ejemplo que calme la guerra social abierta en el corazón de la sociedad desde hace ya algún tiempo.

Pikabea
____________

Nosotros no olvidamos. Nosotros no perdonamos. Nosotros no Pactamos.

7 comentarios:

  1. Espectáculo obsceno, propaganda descarada, ritual pomposo... Mucho botafumeiro y nula legitimidad. Se han quedado sin "héroes" y han tenido que echar mano, otra cansina vez más, de la momificada Transición. Pero, a pesar del enorme esfuerzo mediático, no cuela.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Pues por desgracia yo creo que cuela bastante, he leído en demasiados blogs de gente que consideraba "normal" como se han tragado a este "demócrata de toda la vida". Hay cosas que me resultan tan evidentes, que me sorprende que al resto del mundo no se lo parezca de igual modo.

    En fin, me queda el consuelo de pensar que quizás también se ahogara en su propia sangre como su adorado mentor, tras varios días de agonía prolongada para hacer útil la noticia de su muerte.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Cuela, cuela, parece que cuela... pero no cuela.
    Yo no estaba allí cuando la amnesia, estoy aquí cuando el recuerdo. Y en esa parte de la memoria colectiva es donde empezamos a picar y picar.
    Yo me lo imagino simplemente desenchufado mientras el hijo firmaba últimas voluntades y preparaba el próximo libro con el que forrarse a costa del cadaver. Fascistas, capitalistas, todos las misma mierda.
    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Los mass media hacen su labor de medios de formación de masas, para poner en todo lo alto a este chupaculos, el que fuera porteador hombros del ataud de aquel genocida asesino en su entierro. De eso no se ha dicho ni se dirá nada. La democracia necesita tíos como este para lavar el cerebro de la gente corriente y moliente, que les haga sentir la necesidad de personajes como éstos y también la necesidad de la democracia, al mismo tiempo, como única forma de organización posible. Tampoco nada se dirá que él era presidente cuando la policía armada mató a cuatro trabajadores encerrados en una iglesia en Vitoria, otros tres obreros en Valencia capital, los dos muertos de Montejurra y decenas de heridos de bala y los sucesos de Pamplona, el día ocho de julio de 1978 entrando en la plaza de toros a tiro limpio, hiriendo a más de una veintena de gente y posteriormente en los enfrentamientos matando a tiros a Germán Rodríguez miembro de LKI sindicato trostkista. Hay memoria para los asesinos convirtiéndolos en ejemplo, pero no hay memoria para los luchadores asesinados ni para los torturados y vejados por el régimen colgándoles el cartel poco menos que de terroristas. ¡muerte a la democracia!

    Viva el comunismo libertario, salud.

    Oskar

    ResponderEliminar
  5. Buen comentario, Oskar.
    Yo no estaba ahí cuando se inyectó la amnesia en la sociedad, aunque todo apunta a los Pactos de la Moncloa y el Café para Todos. Son los muertos los que todavía hablan.
    Los que diseñaron la democracia necesitan sus mitos, villanos y héroes. Carrillo, Fraga, Felipe.. También a los malos, como a Carrero, GAL y los Etarras. Manipulación constante y ubícua.
    El 23F ya fue el sumun de este Baile de sombras, un golpe de estado también de diseño. ¿Qué de lo que nos han contado ha sido real? Solo los muertos. Los muertos siguen hablando.
    Salud!

    ResponderEliminar
  6. Lamentable. Aquellos que desafiaron al franquismo cómo Adolfo Suárez o Gutiérrez Mellado lo hicieron de verdad. Hacer que un país pase de un régimen autoritario a una democracia garantista cómo la actual en seis años es realmente complicado. Los derechos y libertades que marcan la convivencia pacífica y democrática de una sociedad deben ser garantizados por la constitución, y a su vez esta constitución ser defendida por unas fuerzas de seguridad del estado. Que el ejército franquista pasara de defender un estado nacional-socialista a un estado de derecho de corte democrática y garantista fue realmente complejísimo y por tanto podemos suponer que ajusticiar como se merecían a los cilpables de la barbarie era practicamente tarea imposible. Podra gustar más o menos, pero no hay democracia si no hay un ejército dispuesto a defenderla. Den gracias al grupo tácito de su labor que aunque modesta permitió que ustedes vivan en uno de los países más libres y seguros del mundo que os permite expresaros libremente y que os garantiza que lo hagais de forma pacífica y sin ser incordiados por actos violentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la versión oficial, que es muy bonita pero pura mentira. Solo hay que fijarse en el desplazamiento de poder del ejército a las finanzas. El ejército nunca fue una opción de gobierno.
      El sistema neoliberal que impondría el IGBM en el 86 y el IBEX e el 2000 se fraguaba desde 1959, y era incompatible con la dictadura militar.
      El ejército, ya desposeído del poder económico en los 60, en los 70 tuvo que ceder el político a los oligarcas económicos como hizo en Chile Pinochet a los Chicago boys de Friedman.
      El secreto: cambiar todo para que nada cambie, cada facción renunciado a sus principios: fascismo, marxismo y leninismo. Constitución y Pactos de la Moncloa. Suarez, Mellado, Gonzalez y Fraga fueron algunos agentes del cambio.
      Convivencia Pacífica: Desde mediados de los 60 a pesar del aparato represivo se sucedían las huelgas y se organizaban los trabajadores. A quien se negó al cambio el mismo sistema lo eliminó. Recuento de cadáveres: Carrero blanco por la parte fascista, CNT caso Scala, Laboristas de Atocha, Sindicalistas de Vitoria, MIL... Terrorismo de izquierdas y de derechas, operación gladio, con intento de golpe en el 81. ETA, Grapo, Cristo Rey, GAL y más de 30 grupos terroristas. Literalmente miles de muertos políticos.
      Sufrimos 40 años de postfranquismo en que son reportados entre 500 y 1000 casos de torturas al año sin contar el exterminio carcelario y la impunidad generalizada. Si para ti esto es pacifico no quiero imaginarme que entiendes por conflicto.
      Salud y a dejar de leer el ABC!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...