La tarcoteca

La IDEA: Organizarse sin jefes; Anarquía!
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

jueves, 9 de mayo de 2013

La red de Compraventa de bebés del franquismo actuaba también a Marruecos


La misma red que vendía los recién nacidos de prisioneras de numerosos penales y campos de concentración franquistas, que posteriormente traficó con los robados a madres de clases bajas, ahora acusada  de hacer negocios con neonatos marroquíes.

Hasta dónde puede llegar la degradación humana con tal de ganar dinero se lo podemos preguntar a las personas acusadas en la "Operación Oculta". Médicos, monjas, enfermeras, personal de administración entre otros, todos adscritos al régimen. Personas de gran valía y reconocimiento social.

Entre los escombros del genocidio fascista vemos la verdadera faz de lo que significa el Nazional Católicismo.

¡Normal que estén en contra del aborto!
Las redes de compraventa de bebés que operaron en España hasta 1990 no solo se aprovisionaban de recién nacidos en territorio nacional, también los importaban del extranjero. La Guardia Civil ha descubierto ahora la existencia de un entramado que captaba a parturientas en Marruecos y que, con base de operaciones en Melilla, abastecía a matrimonios españoles deseosos de ser padres. Buena parte de estos chiquillos fueron entregados a familias de la Comunidad Valenciana, una región que ya antes aparecía como destinataria de muchos de los recién nacidos robados.
La Guardia Civil ha detectado 28 casos de lactantes procedentes de Marruecos que fueron introducidos en Melilla y trasladados a la Península con documentación falsa, simulando que eran hijos biológicos de los adoptantes. Algunos de ellos habían nacido en Melilla y otros en Marruecos.
En algún caso, a estas parturientas, a las que alojaban en una especie de pisos-nido hasta el parto, “les despacharon dándoles 3.000 pesetas (menos de 20 euros)”, según un responsable de la investigación.
La Operación Oculta arrancó tras una denuncia general referida a 261 niños robados interpuesta en enero de 2011 por la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir). No obstante, el punto de partida del operativo fue una denuncia cursada el 25 de febrero de 2011 por el abogado Enrique Vila en representación de dos niñas (hoy ya mujeres), que fueron compradas por sendas familias de Ontinyent (Valencia).
A las 31 personas implicadas en la trama —entre ellas varios padres y madres adoptivos— se les imputan delitos como suposición de parto, alteración de la paternidad, detención ilegal o falsificación de documento. 12 de esas personas —entre las que hay un médico y dos comadronas— han fallecido, mientras que el resto son personas de edad avanzada.
Una de estas niñas, llamada María José, nació en Melilla y fue entregada a sus padres adoptivos en un bar, con restos de sangre y envuelta en una sábana. El matrimonio, de clase media, viajó desde Valencia a Melilla y pagó 200.000 pesetas por ella. La denuncia de esta mujer, que hoy tiene 33 años, fue clave en la Operación Oculta.
Médicos, monjas y padres traficaban con bebés comprados en Marruecos
 Para saber más:
http://www.podestaprensa.com/2012/03/la-monja-que-queria-muchos-bebes.html
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/24/actualidad/1359013050_505509.html

1 comentario:

  1. No es que la Iglesia esté podrida, es que la Iglesia ES la corrupción.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...