La tarcoteca

La IDEA: Organizarse sin jefes; Anarquía!
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

domingo, 8 de abril de 2012

Se busca a dos guardias civiles: Carlos Sánchez Villaverde y Rafael Picaso Marco

MÁXIMA DIFUSIÓN
Noticia extraída de Solidaridad Obrera 8/4/2012:  http://soliobrera.cnt.es/secciones/presxs-gantirepresiva/876-se-busca-a-dos-guardias-civiles-carlos-sanchez-villaverde-y-rafael-picaso-marco.html ver más abajo ACTUALIZACIÓN 14.6.2016

Por su importancia la exponemos íntegra y pedimos la máxima difusión a todos los colectivos e individualidades.
"Mataron a un detenido pateándolo en la cabeza, no le trasladaron al hospital, falsificaron las diligencias y fueron absueltos porque no se determinó de quien de los dos era la patada que lo reventó. ¿Donde están y qué hacen ahora?
Los agentes de la Guardia Civil Carlos Sánchez Villaverde y Rafael Picaso Marco han sido absueltos por un tribunal de la Audiencia de Barcelona del homicidio de Jorge Xurigué, un joven al que detuvieron en la localidad barcelonesa de Castellar del Vallès. La sentencia considera probado que Xurigué recibió golpes y patadas de los agentes cuando le conducían al cuartel de la Guardia Civil después de ser detenido. Como autor material, el fiscal dirigió la acusación contra el agente Sánchez, para el que pidió 27 años de cárcel, y consideró a Picaso encubridor.Aunque los jueces dan por sentado que el fallecido recibió varias patadas, una de ellas en la cabeza, el tribunal argumenta que no hay prueba de que los agentes tuvieran la intención de matar al detenido, por lo que admite que podrían haber sido considerados culpables de un delito de lesiones. Pero tampoco lo consideran alegando que no tienen claro cuál de los dos agentes golpeó al fallecido. "En consecuencia", concluyen, "no se puede condenar a Sánchez ni a título de falta. Tampoco puede hacerse respecto del otro procesado pues no media la oportuna acusación". En resumen, libre absolución para los dos.
La Audiencia Provincial de Barcelona absolvió, en noviembre de 1996, a los agentes de la Guardia Civil RAFAEL PICASSO MARCO y CARLOS SÁNCHEZ VILLAVERDE que habían sido acusados por el Fiscal como responsables de un delito de tortura con resultado de muerte en la persona de JORGE XIRUGUÉ el 19 de agosto de 1994. Igualmente les absolvió del delito de falsedad en documento publico del que igualmente era acusados tras haber alterado el atestado en que daban cuenta de la detención de esta persona.
El Fiscal solicitó penas de 21 años de prisión para Carlos Sánchez, y de 9 años de cárcel para Rafael Picasso, por los delitos de homicidio y falsedad en documento oficial, el Tribunal absolvió a los agentes, aún reconociendo que habían golpeado a Jorge Xurigue. La sentencia ha sido apelada tanto por el Fiscal como por la acusación particular.
La muerte de Jorge Xirugué se produjo después de que fuese detenido en compañía de otra persona, por los agentes acusados, como autor de un robo en una gasolinera. Cuando eran conducidos esposados al cuartel, Jorge Xirugué fue golpeado por uno de los agentes en la cabeza, a consecuencia de lo cual murió poco después. Según la versión de la Guardia Civil, cuando eran conducidos detenidos, Jorge Xirugué intentó huir corriendo, pero cayó poco después golpeándose en la cabeza y produciéndose las lesiones que le causaron la muerte.
Sin embargo, el informe de la autopsia practicada, asegura que el golpe recibido por Xirugué fue propinado con un objeto contundente como era la bota de los agentes y no fue consecuencia de una caída. En el mes de abril de 1995, el Juzgado de Instrucción nº 8 de Sabadell (Barcelona) decretaba el ingreso en prisión de los dos agentes de la Guardia Civil del cuartel de Castellar del Valles (Barcelona) por su implicación en la muerte de un detenido Xurigué. Un mes después, los agentes quedaron posteriormente en libertad al prestar la fianza señalada por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial barcelonesa.
El tribunal de la Audiencia de Barcelona que a dos guardias civiles había sido recusado por el fiscal durante la instrucción del caso. El motivo de la recusación fue la argumentación de los magistrados al ordenar la libertad de los dos guardias civiles. El fiscal entendió que los jueces ya tenían hecha una valoración y predeterminaban que la sentencia sería absolutoria. La postura del fiscal no prosperó y la misma sala dictó la absolución."
El Rastro 
14.6.2016
Carlos Sanchez Villaverde
Policía judicial de la Coruña: carlos sanchez villaverde | LinkedIn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...