La tarcoteca

La IDEA: Organizarse sin jefes; Anarquía!
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

lunes, 9 de mayo de 2011

Disgregación de la Unión Europea o de cómo Alemania hizo emerger y sumergirse a un continente.

Era curioso observar cómo Alemania y Francia tiraban del      carro de la Unión Europea con cantidades ingentes de dinero para fondos de reestructuración e infraestructuras en europa. En 1992 todos pensabamos, inocentes, que estaban como cabras ¿Quién iba a invertir en españa dinero y para qué? ¿Para meter fábricas cuando ya se estaban deslocalizando? ¿Qué querían que produjésemos que no hicieran ellos mejor? En aquel entonces quedaba en españa un poco de agricultura, un poco de industria de segunda y mucho turismo. Pensamos "el dinero es suyo, que hagan con él lo que quieran".
Breve historia:
En 1955 españa entra en la ONU y finaliza su aislamiento internacional. En el 86 entramos en la OTAN, lo cuál nos colocaba en europa según algunos. En el 91 cae la URRS, se anula el pacto de varsovia y poco a poco se amplia el mercado europeo. En el 92 nos hicieron miembros de la Unión Económica Europea UEE. Con tanta infraestructuras, autovías y autopistas, puertos y aeropuertos nos deslumbramos. Europa se nos habría de piernas. Se  cerraba el capítulo transición y se habría el capítulo desarrollo. No más "semos diferentes" sino el "aquí estamos".
La primera oreja del lobo la vimos con la lucha por las cuotas de producción europeas. Se reestructuró el campo para hacerlo competitivo y se consiguó que se depoblase, siendo los pocos terratenientes que quedaron latifundistas y dependientes del estado. Se cedió en pesca. Se restructuró la industria cerrandose, al igual que las minas. Pero se invirtió en servicios, construyeron hoteles y discotecas, eso si. Europa ya tenía un lugar de ocio. A nadie le importaba que los paises del norte mantuviesen sus fábricas. Incluso alguno les llamó estúpidos por no moverlas a paises más pobres acusándoles de ceder por ello a las protestas de sus obreros. El país quedaba realmente desestructurado, sin estructuras productivas, y dependiente de los suministros más básicos. Pero la rueda giraba. De todos modos no terminamos de creer nuestra buena suerte. España crecía, seguían llegando subvenciones.
En el 2001 la UEE, ya siendo la Unión Europea UE, con parlamento y otras zarandajas, está segura de que es lo suficientemente madura como para intentar unirse políticamente. Y lo intenta por medio de la economía, creando la moneda comunitaria, "euro". Se nos pusieron los ojos como platos !Pero qué gran idea¡ Nadie suponía una crisis en europa "¡pero si las cosas van bien!". Y se le vio la otra oreja al lobo. Alemania comienza a invertir en el extranjero, Turquía, Siria, China y demás países emergentes. Nadie puede puede frenarla, despuntando como potencia regional.
El día que se acabaron en españa las subvenciones europeas se construían casas como si se hicieran tortillas. El ladrillo tiraba del carro económico y el sector servicios empleaba a la mayoría de la gente, como estaba previsto.
Actualidad:
Pero llegó el lobo. Subyacían problemas gordos: la economía estaba inflada y las empresas habían crecido a expensas de la inversión del estado. Años de especulación provocaron que los precios se hinchasen hasta el punto de que las deudas acumuladas fueron impagables. Se revisó el castillo de naipes y sin pegamento se cayó solo. El interés del crédito volvió a la usura. Los bancos sin dinero recurrieron al estado y este les asistió. Las instituciones asfixiada recortaron los gastos y la mayoría de empresas, dependientes del empleo público, no cobraron, se quedaron en el paro= ERES= paro endémico= pobreza.
Y entonces los tontos vimos el cuadro: Alemánia era la segunda nación más exportadora del mundo, más industrializada y casi de mayor renta !Chapó (el chapeau francés) para Alemania! Guardandose para sí la cuota de industria e invirtiendo en infraestructuras por doquier había conseguido  montar un sistema capaz mover más de la mitad de sus mercancias en la unión europea, incapaces sus miembros de generarlos por sí mismos y menos de competir con su calidad y precios. Habían creado una situación de dependencia.
En otras circunstancias un país devalúa su moneda para aumentar las exportaciones y que entre dinerín, pero el cerrojo de la moneda única, controlado por quien ponía el dinero, Alemania, no se abriría. Y qué productos se venderán y a quién, si en todas partes hay otros mil veces más baratos. No hay mercados que acepten estos productos ¿Habrá que volver a montar las industrias? ¿Y todo el dinero que los estados deben al Banco Central Europeo (y por ende a Alemania), generador primero de moneda? El capital exige que cada céntimo se devuelva, o sino se procederá al embargo del país. Desestructurados y sin dinero " a demás de pobres tontos". !Corta vida a los paises sumergentes!
El golpe final vino cuando dispusieron de los "fondos de rescate", más dinero alemán. Alemania acavaba de hacerse con la despojada europa y acabó tutelando a los paises rescatados, incapaces de devolver lo debían: grecia, irlanda y portugal eran suyos. En breves españa. Ahora que sus socios europeos no podían comprarles más mercancías se apoyaron en los paises donde anteriormente invirtieron fuera de la UE. Maquiavélico y efectivo. Lógico.
Que por qué se permitió que se diesen las circunstancias, que a quién le benefició, que si fue este o aquel o aquello. Todo esto es secundario. Con este panorama los paises intervenidos no podrán levantar cabeza en la unión europea. Pero su verdadero impacto es y será siempre sobre la población empobrecida. Se abre de nuevo la puerta de europa, esta vez de salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...